sanidad

La responsable de críticos de La Candelaria: “Nos llegan a la UCI jóvenes sanos, sin patología previa”

La responsable de críticos de La Candelaria afirma que “en nada se nos ha llenado las camas de menores de 45, veinteañeros y embarazadas”
Tenerife presenta 31 pacientes en UCI y 176 hospitalizados. DA

El aumento de los contagios en Tenerife, con 10 jornadas superando los 200 contagios y algunos los 300, mantiene a todos los servicios hospitalarios en tensión a la espera de un previsible repunte asistencial. En las últimas 24 horas ya habían registrados 31 pacientes en la UCI y 176 hospitalizados en planta, pero se espera un aumento significativo.


La responsable de la UVI del Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria, Mar Martín Velasco, reconoce que ahora atienden a “personas de 35 años e incluso veinteañeros, así como embarazadas”.


Cuestionado por estos abrumadores registros de contagios en los últimos 10 días, Martín destacó que “vemos con preocupación el futuro, ya que hemos visto anteriormente los efectos de los aumentos de los contagios. En nada se nos ha llenado la UCI”. En la mañana del sábado ya habían ingresados 14 personas.


Lo que más le preocupa a Mar Martín es el nuevo perfil de los ingresos UCI. “Ahora es un paciente joven, primero de unos 45 años y ha bajando la media a 35 años, veinteañeros o de 18 años, pero también nos preocupa la llegada de varias embarazadas. Son pacientes sin patologías previas, y alguno llega muy malito, directamente sube a la UVI para intubarlo”, destacó. Todos “no se habían vacunado contra el coronavirus, y, además, hay que recordar que la inmunidad tarda un mes en tenerse”.

“Me preocupa ver a la gente en la calle, haciendo vida normal. Los jóvenes pensamos que si nos enfermamos lo superaremos, pero no sabes cómo va a responder tu sistema inmunitario ante el coronavirus. El pasado miércoles vi una placa horrorosa de los pulmones de un paciente de 45 años. ¡Dios mío no puedo creer que estemos otra vez así!”, exclamó con rabia.


La responsable de la UVI de La Candelaria recuerda que “la gente que supera la COVID se queda muy tocada, muy cansada y los que ingresaron en una UVI con la enfermedad grave tardarán meses en recuperarse y rehabilitarse de las secuelas que les quedarán”.


Martín recordó que “estamos muy cansados, ya que si atender a un paciente en la UVI es muy duro, los COVID son muy complejos, necesitan cuidados muy especializados. Además, los profesionales de enfermería y médicos intensivistas necesitan descansar y coger vacaciones o van a morir extenuados”.

TE RECOMENDAMOS