educaciÓn

Talento y futuro entre las jóvenes con mejor nota de la EBAU en Tenerife

Lía, María, Silvia, Natalia y Oriana han obtenido las mejores calificaciones en la provincia tinerfeña; estudiarán lo que querían, están contentas y se sienten orgullosas
Imagen de un aula de la ULL en los exámenes de la EBAU. Fran Pallero

Acaba de terminar el curso escolar. El segundo marcado por la pandemia de la COVID-19 y los alumnos que han culminado la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad, la EBAU, 5.000 en la provincia tinerfeña, disfrutan del verano pensando en su futuro más próximo, la vuelta a las clases y la incorporación a su destino académico. Este año han sido cinco chicas, cinco jóvenes, las que han obtenido las mejores notas en estas pruebas. Tres de Tenerife, una de La Palma y una de La Gomera.

DIARIO DE AVISOS se ha puesto en contacto con ellas para hablar, saber sus inquietudes y conocer el futuro académico al que se enfrentan ahora.


Comenzamos hablando con Silvia Mendoza, del IES San Sebastián de La Gomera, la estudiante con mejor nota de la EBAU de la provincia tinerfeña. Estudió la modalidad de Ciencias. Esta joven siempre ha tenido claro cuál es su vocación: la medicina. Por eso sabía que tenía que aprovechar las semanas previas a la EBAU para obtener la mayor nota posible.

“Mi objetivo era sacar más de un 13,5 para entrar en las primeras listas y al final lo conseguí”. Con una nota de 13,975 se va a la Universidad Complutense de Madrid a estudiar Medicina.

A Silvia le gustó estudiar para estas pruebas. “Repetiría la experiencia de la EBAU. Me encantó vivirla, al igual que las semanas de estudio previas. Me puse nerviosa a final de curso porque necesitaba una nota muy alta y, a veces, pensaba si sería capaz”, pero tras el primer examen se dio cuenta de que se trataba de una prueba más y que los profesores les habían “preparado muy bien”.
Se siente muy satisfecha y dice que está “disfrutando el verano al máximo” antes de viajar a Madrid, a principio de septiembre.

Lía Castillo, del IES Luis Cobiella Cuevas, de La Palma. Lía estudió la modalidad de Ciencias. Obtuvo un 13,936 Le pedían un 12,9 para entrar en el Grado en Física e Instrumentación Espacial. Una carrera que le abrirá las puertas “para trabajar en el Instituto de Astrofísica de Canarias o en una estación espacial”.

“No sabía qué estudiar y lo decidí unos días antes de que acabara el plazo para presentar la solicitud. Estuve superindecisa durante todo el curso, sin saber qué hacer y me dije: mejor me centro en hacer la EBAU, me aseguro, saco buena nota para no cerrarme puertas, y luego me decido”.

Y así fue. Se presentó a los exámenes de la EBAU, “menos nerviosa de lo que esperaba en un principio”, y obtuvo el mejor de los resultados. Está muy contenta, al igual que su familia y sus amigos, que se han mostrado “fascinados con sus resultados”.

Ha optado por cursar este grado en Madrid, en la Universidad de Alcalá de Henares. Tiene mucha ilusión.


María Hernández es otra de las jóvenes con mayor puntuación de esta promoción. Estudió el Bachillerato de Humanidades y Ciencias Sociales en el IES Viera y Clavijo, en Tenerife. Esta joven tinerfeña asegura que lo pasó “bastante mal” durante los exámenes por los nervios. Sintió “mucha presión” porque necesitaba una nota muy alta para las carreras que le gustaban, pero reconoce que eran “nervios normales”, porque sabía que se la jugaba mucho.

A María le gustaba el grado de Derecho y Economía, Derecho y ADE, y ADE y Derechos Internacionales, pero “no quería quedarme fuera de ninguna opción por la nota”.

Una vez supo su calificación, un 13,91, se decantó por Derecho y Economía. Finalmente estudiará en la Universidad de Sevilla. “Esto ha sido cerrar el año, porque en marzo gané las Olimpiadas de Economía de la Universidad de La Laguna. Mis padres están muy orgullosos”, señala. Se siente “algo asustada” por los cambios, pero asegura que ya “lo tiene todo preparado” para irse a Andalucía.

Natalia Riobo, del IES Luis Diego Cuscoy, en Tenerife, cursó la modalidad de Ciencias. Natalia cuenta que la EBAU “era un reto y que había que saber afrontarlo. Había que tener calma porque no deja de ser un examen más”. Estudió, pero asegura que “menos de lo que le hubiera gustado”. Aun así, obtuvo un 13,95.

“No pensé sacar tan buena nota. No soy conformista. Esperaba buena nota, pero no una calificación tan alta con la que tuviera un abanico de posibilidades tan abierto. De hecho, sacar tan buena nota me lo complicó todo un poco, porque además de Farmacia, que siempre había sido mi primera opción, me planteé otras carreras”.

Finalmente, se decantó por Farmacia porque asegura que, a pesar de los consejos, “siempre hay que hacer lo que a uno le gusta y siente”. Ha sentido mucho apoyo, que ha sido clave y que lo agradece.
Este verano se ha propuesto sacar el carné de conducir y aprender a cocinar. Se ríe y dice que es “un poco desganada con la comida, que no se ha aplicado nunca” y que ahora que vivirá en La Laguna, le va a hacer falta. También quiere aprovechar para hacer deporte y “estar preparada para la vida universitaria”.

Por último, Oriana Alves, del IES Canarias Cabrera Pinto, en Tenerife, se presentó a la EBAU por la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales. Dice que estudió bastante, que se preparó el examen con tres semanas de antelación. Sintió nervios en la primera prueba, pero después se relajó.

“Me di cuenta de que realmente era como ir al instituto a hacer un examen normal. No lo pasé mal”, confiesa Oriana Alves. Le pedían un 12,9 para entrar en Traducción e Interpretación de inglés, la carrera que quería estudiar. “Lo sabía desde antes del Bachillerato. Me lo propuse y lo logré. Saqué un 13,935 y me voy a Granada”, explica en una charla con este periódico.

Oriana no conoce la ciudad andaluza, pero cuenta que “quería elegir italiano de segunda lengua y esta universidad es de las pocas que lo ofertan”. También detalla que “la facultad tiene muy buena fama y que la ciudad”, de Granada por lo que ha visto y le han dicho, “es muy bonita”.
Oriana está “emocionada y con muchas ganas de vivir esta nueva experiencia”. Ahora está aprovechando el verano para estar con su familia y sus amigos. También “para descansar todo lo que no lo he hecho durante el año”.

TE RECOMENDAMOS