MARCAS

“El 99% de los estudiantes de TECH Universidad tiene trabajo antes de un año”

El centro con sede en Santa Cruz de Tenerife destaca que la formación de posgrado toma fuerza como factor clave para aumentar la empleabilidad en el actual mercado laboral

CAMPUS VIRTUAL TECH UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA
La amplia oferta educativa de TECH Universidad Tecnológica es cien por cien ‘online’. DA

En un mercado laboral que evoluciona con gran rapidez, y cada vez más marcado por la digitalización, la formación continua se ha convertido en la herramienta clave para la empleabilidad. Muchos profesionales necesitan poner al día conocimientos y habilidades, o incluso reinventarse por completo si lo que buscan es cambiar de sector para aumentar sus posibilidades.

Los estudios de posgrado, especialmente los másteres, están ganando cada vez más peso como instrumento clave para afrontar este nuevo contexto, sobre todo por la flexibilidad que ofrecen y por su cercanía con la realidad empresarial. La apuesta por la especialización es un elemento diferenciador cada vez más valorado por las empresas, convirtiéndose en un plus de empleabilidad a la hora de encontrar trabajo o de impulsar la carrera profesional.

«El 99% de nuestros estudiantes consigue trabajo antes de un año tras finalizar sus estudios, y la cifra es similar respecto a los estudiantes que mejoran en su carrera profesional, ya sea dentro de su empresa actual o gracias a una mejor oferta en otra compañía», explican desde el grupo educativo TECH, propietario de la mayor universidad online del mundo en español, TECH Universidad Tecnológica, y especializados en el posgrado de alta cualificación cien por cien online, una modalidad cuya demanda no ha dejado de crecer en los últimos años, especialmente desde el inicio de la pandemia.

Crece la demanda de posgrado

El grupo educativo, que tiene su sede principal en Tenerife, oferta un catálogo de más de 8.100 programas formativos, todos ellos cien por cien online. Su experiencia de éxito internacional, con presencia en los 24 países de habla hispana y más de 500.000 egresados internacionales, les ha permitido observar cómo aumenta año tras año el interés por la formación continua y de posgrado, con la empleabilidad como concepto clave a la hora de decantarse por un programa formativo.

«Para elegir un programa, una de las claves está en definir con claridad hacia dónde se quiere orientar la carrera profesional. Los seleccionadores valoran a los candidatos en su totalidad, teniendo en cuenta su trayectoria, aptitudes y formación. Todo suma y, en este caso, los estudios de posgrado pueden convertirse en un factor decisivo entre dos candidatos con características similares», señalan desde TECH Universidad Tecnológica, considerada por Forbes como «la mejor universidad digital del mundo en español» gracias a «su influencia» y «un método de aprendizaje innovador orientado a formar a los profesionales del futuro».

No van desencaminados. El último informe sobre oferta y demanda de empleo en España realizado por Infoempleo y Adecco, señala que se ha duplicado el número de ofertas de empleo que incluyen entre sus requisitos la necesidad de contar con estudios de posgrado. Y no solo afectaría a la empleabilidad. La formación influye también en la retribución económica, con unos datos que señalan que un trabajador con máster puede cobrar de media unos 12.000 euros anuales más que uno con Bachillerato, y cerca de 16.000 euros anuales más que un trabajador con estudios de Secundaria. 

Tarea pendiente en España

La formación continua y de posgrado se convierte así en un plus a la hora de encontrar trabajo, mejorar el actual o impulsar un salto adelante en la carrera profesional, y se ha convertido en una tendencia en auge en la mayoría de países europeos, donde la población adulta regresa a la universidad para seguir formándose a lo largo de toda la vida laboral.

Sin embargo, es una de las principales tareas pendientes de las universidades españolas, donde la pirámide de edad apenas ha cambiado en los últimos años, en comparación con otros países, según señalan desde el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). De esta organización surgió el Plan Bolonia que busca armonizar los sistemas de educación superior de los países de la Unión Europea para promocionar la movilidad y la empleabilidad de sus ciudadanos y, precisamente, una de las líneas marcadas es la importancia de fomentar un aprendizaje permanente a lo largo de la vida.

Esta necesidad de actualizarse se refleja en la demanda de los estudiantes, según los datos que ofrece el Ministerio de Educación a través del portal EDUCAbase. Durante el periodo 2020-2021, 248.460 alumnos se matricularon en un máster en el conjunto del sistema universitario español. De esos matriculados, 28.670 alumnos tenían más de 40 años, lo que supone ya el 11,54% del total de los estudiantes. Asimismo, del total de alumnos, casi el 30% optaron por una modalidad no presencial, con un total de 73.113 alumnos matriculados en esta modalidad de formación que va ganando terreno.