el tanque

Esther Morales, alcaldesa de El Taque: “No es grato para mí la forma en la cual he ocupado el cargo”

Esther Morales, primera alcaldesa de El Tanque

Esther Morales es la primera alcaldesa de El Tanque en 200 años de historia institucional. Tomó posesión de su cargo el 27 de julio y nunca imaginó que lo haría dos años después de presentarse por primera vez a unas elecciones municipales en la lista encabezada por el socialista Román Martín, quien la introdujo en el mundo de la política. Tampoco que lo haría porque su mentor fue inhabilitado durante doce años para cargo público por prevaricación, al autorizar la apertura de la residencia de mayores. En este sentido, no oculta que le hubiese gustado llegar a la Alcaldía de otra manera, sobre todo, por la importancia que tiene este recurso asistencial para el municipio.¿Qué se siente ser la primera alcaldesa de su municipio?
“La primera alcaldesa de la historia, son palabras grandes, las cuales me hacen sentir muy orgullosa y es para mí un honor poder serlo. Sin lugar a dudas, marcara un punto en la historia de nuestro municipio”.

¿Le hubiese gustado que fuera de otra manera?
“Sí, la situación en la que se ha dado no es la adecuada o la que me hubiera gustado, no es grato para mí la forma en la cual he ocupado el cargo y sobre todo por Román Martín, que ha luchado tanto por sus vecinos y siempre pensando en que El Tanque avance. Es una situación agridulce”.

¿Cómo empezó en política?
“Nunca me había planteado el hecho de presentarme en política, si bien es cierto que había muchas cosas que veía en el municipio que no me gustaban, porque no avanzábamos como municipio, no crecíamos ni nos desarrollábamos, pero seguía con mi rutina diaria hasta que un día Román se cruzó en mi camino y me propuso un proyecto de cara a mejorar El Tanque. Fueron momentos de reflexión y dar ese paso costó, pero aun así, tome la decisión y a día de hoy no me arrepiento”.

¿Al anterior alcalde le costó mucho convencerla para que lo acompañara en la lista en las últimas elecciones?
“Sí, un poco. Hay ciertas cosas que te planteas de cara a este trabajo, ya que necesita mucha dedicación. Es un trabajo intenso y aunque no lo parezca hay un desgaste, sobre todo porque nuestro ritmo de trabajo es un no parar. Pero cuando haces lo que te gusta y compruebas que aunque haya dificultades, consigues los objetivos que marcas, se te olvida todo y decides seguir”.

¿Cuáles son las necesidades más inmediatas que tiene El Tanque?
“Necesidades, siempre las hay, aunque creo que a día de hoy a pesar de ser un municipio pequeño, los servicios que ofrecemos desde la Administración cubren gran parte de ellas. En cierta medida me atrevería a decir que el empleo, ya que debido a la pandemia son muchas las familias que atraviesan situaciones complicadas. Y por otro lado, la vivienda. Necesitamos impulsar iniciativas en este sentido ya que somos un punto estratégico, con cercanía tanto al Sur como al Norte de la Isla y punto de unión para la comarca Daute Isla Baja. Actualmente nuestra ocupación de vivienda está al 100%, cuesta mucho encontrar un alquiler, pero en cierta medida es bueno para el municipio, significa que crecemos y que generamos economía”.

¿Su política será de continuidad a la de Román Martín o tiene proyectos e iniciativas propias que le gustaría sacar adelante?
“Sí, será de continuidad ya que no tiene sentido cambiar algo que funciona. Nuestra línea no tiene ninguna receta mágica, solo trabajo, constancia, esfuerzo y mucha dedicación para mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas. Tenemos un buen grupo y del que me siento orgullosa, todos aportan todos trabajan y cuando ésto sucede todo va como la seda, siempre hay dificultades, pero también soluciones para ellas. Todos estamos de acuerdo en que la línea que iniciamos con Román es la correcta. Podría decir que hay muchos proyectos en marcha y que verán la luz, y por supuesto que habrá iniciativas nuevas y trabajaremos para sacarlas adelante”.

¿Espera poder licitar la cafetería del Ecomuseo?
“Desde el Ayuntamiento se ha solicitado en varias ocasiones que la gestión para su apertura se realice. Hemos presentado varias propuestas para poner en marcha de este equipamiento, tan fundamental para el desarrollo y consolidación de este servicio y no han sido atendidas hasta ahora. Esperamos que el Cabildo saque adelante la licitación cuanto antes, porque es imprescindible para dinamizar las instalaciones y un enclave estratégico para dar respuesta a los miles de senderistas que nos visitan semanalmente. En los próximos días ambas corporaciones mantendremos una reunión para poner sobre la mesa este asunto que se demora en el tiempo”.

¿Considera fundamental para la comarca que se mantenga la piscina de Los Silos?
“Si. La utilidad pública de esta instalación siempre ha tenido un marcado carácter comarcal. Muchos vecinos de esta localidad hacen uso de este servicio público, que ha permitido aprender y disfrutar de la actividad deportiva de la natación, principalmente los niñas y niños de nuestro pueblo, que durante décadas han participado en los cursillos organizados por el Ayuntamiento”.

¿Hay fecha para iniciar las obras de la plaza de Ruigómez?
“No me atrevo a poner una fecha concreta porque los trámites administrativos son como son y en ocasiones lo que pensamos que saldrá en un mes se retrasa a mes y medio. Pero sí puedo asegurar que la redacción del proyecto está finalizada a falta de pequeños detalles”.

¿Aspira a que El Tanque albergue la primera central hidroeléctrica de bombeo de la Isla?
“Nuestra intención es que pueda hacerlo. Sería un revulsivo económico para la zona, pera la decisión no depende de nosotros sino de Red Eléctrica de España y del Gobierno de Canarias”.

¿Confía en la inocencia del anterior alcalde y compañero de partido, Román Martín?
“Sí, como dudarlo. La apertura de una residencia es algo primordial y necesario para El Tanque. Los hechos están y la residencia funciona, ofrece al conjunto de los ciudadanos un buen servicio, con un atendimiento necesario a nuestros mayores 24 horas al día, todos los días de la semana. Y no solo a ellos, sino a sus familias porque les permite el desarrollo de su vida cotidiana y acceder a sus puestos de trabajo. Además, es un nicho de empleo importante para el municipio. La inocencia de Román es imposible ponerla en duda, en duda sí pondría a quienes la dejaron en el abandono y desuso”.

¿Cree que su condena ha sido injusta?
“Totalmente injusta. El fin es el que es y no hay maldad en ello, todo lo contrario. El beneficio es para el ciudadano y quien lo ponga en duda puede acercarse a la residencia. Como reflejo de la sentencia no firme a Román Martín me quedo con esta frase del juez Joaquín Bosch Grau: A veces tengo la amarga sensación como juez de que las leyes son telarañas que cogen a las pobres moscas y dejan pasar avispas y abejorros”.

TE RECOMENDAMOS