educación

Manuela Armas: “Todos formaron una piña para sacar el curso adelante y el resultado fue muy positivo”

La consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deporte se muestra satisfecha de que las Islas fueran de las pocas comunidades de España que no cerraron ni un colegio el curso pasado poniendo en valor los equipos directivos, el profesorado y la comunidad educativa en su conjunto, que “han funcionado muy bien” en el control de la pandemia en las aulas
La consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deporte de Canarias, Manuela Armas, | Sergio Méndez

Con un año en el cargo, la consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deporte de Canarias, Manuela Armas, se muestra satisfecha de que las Islas fueran de las pocas comunidades de España que no cerraron ni un colegio el curso pasado poniendo en valor los equipos directivos, el profesorado y la comunidad educativa en su conjunto, que “han funcionado muy bien” en cuanto al control de la pandemia en las aulas. El nuevo curso se afronta con renovadas ilusiones pese a los actuales momentos de incertidumbre por la pandemia.

-El pasado curso comenzó de una manera atípica y que finalizó mejor de lo que esperaban.
“El problema era la dificultad que suponía arrancar un curso escolar; estamos hablando de más de 335.000 alumnos de Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional y más de 32.000 docentes, y, además, en distintos centros e islas, y que todo eso salga bien es de una gran complejidad. Tener todo muy bien atado, todo el mundo en su papel, haciendo la labor que le corresponde, y conseguir que todo esté afinado es complicado. Cuando empezamos el curso tenía claro que iba a salir bien, sé de sus posibilidades y compromiso. Como docente, conozco a mi gente, cómo funcionan los equipos directivos, de su trabajo, responsabilidad y capacidad de liderazgo. Sabía que podía confiar en ellos, al igual que en el trabajo y el compromiso del profesorado; y de los alumnos, que en la mayoría de las edades son obedientes, cumplen lo que dice la Seño, rápidamente captan, atienden, hacen caso y cumplen el protocolo. También era muy importante que los niños estuvieran en las clases, la presencialidad es fundamental para la educación, los niños no solo van al colegio a que les enseñen los contenidos, sino a relacionarse con iguales, a poder tener normalidad en su vida, ya que lo que habían sufrido los meses de confinamiento era antinatural para un ser social como el humano. Con todos estos mimbres, sabía que la cosa saldría bien”.

-¿Además, el protocolo sanitario funcionó sin fisuras?
“Costó, pero era un protocolo muy claro, era importante que los centros supieran qué tenían que hacer, los padres también colaboraron y toda la comunidad educativa estaba por la misma labor. La Consejería se encargó de poner las condiciones necesarias, con el nombramiento de un número importante de profesores y profesoras, de poner las condiciones materiales (geles, señalética, planes de contingencia, etc..). Todos formamos una piña para sacar el curso adelante y el resultado fue muy positivo, cuando se hacen las cosas juntos”.

-Los contagios no fueron tantos como se esperaban ni tampoco la tasa de absentismo.
“El miedo es legítimo y entendible, pero sabía que poco a poco los padres verían las cifras de contagios tan bajitas que se produjeron. Es que estuvimos en el rango del 0,1 a 0,4% de grupos contagiados del total de 17.000, lo que posibilitó que no se cerrará ningún centro en toda Canarias, cuando en muchas Comunidades sí se cerraron. Cuando las familias reticentes se dieron cuenta en las primeras semanas que los niños y niñas estaban seguros en clase, empezaron a relajarse y confiar”.

La consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deporte de Canarias, Manuela Armas,. | Sergio Mëndez

-Háblenos del aula en línea para los alumnos que no podían acudir a clase presencialmente.
“Para los alumnos que por recomendación médica no podían asistir a clase porque su estado de salud no se lo permitía, creamos una cosa preciosa que fue el Aula en línea, que fue pionera en España, donde los niños recibieron sus clases con sus iguales, de manera virtual. Han tenido un curso normalizado, pese a ser online y han tenido relaciones entre ellos, tenían sus recreos, y sobre todo, destaco que en el aula de un nivel había niños de todas las Islas. Creo que se ha hecho más región. Ha sido un recurso fundamental para que estos niños pudieran seguir su formación, de manera virtual”.

-¿Qué directrices han marcado en relación al nuevo curso escolar, seguirán las pactadas por el Ministerio y las diferentes Comunidades Autónomas?
“En primer lugar, tendremos la ventaja de que hemos adquirido una experiencia fundamental, y así lo hemos hablado en la Interterritorial. Los grupos burbuja en Infantil y Primaria han funcionado perfectamente y se repetirán el próximo curso. El último protocolo propone seguir igual en Infantil y Primaria, manteniendo los mismos planes de contingencia que se han mostrado muy válidos. Y en cuanto a los grupos de Secundaria, han cambiado un par de premisas. Lo más importante es que los niños a partir de 12 años, los de primero de la ESO, hasta 16 años, estarán todos vacunados. Esto permitirá que tengamos algunas medidas más relajadas que en el curso pasado. Vemos la vacunación de esas edades va muy avanzada, y creo que a principios de septiembre estará la gran mayoría vacunado”.

-El Gobierno hizo un esfuerzo brutal para dotar de medios humanos a Sanidad y Educación. ¿Qué nos puede decir de los docentes que continuarán de refuerzo COVID?
“En cuanto a los docentes de apoyo COVID, el pasado curso se nombraron unos 2.568 para las medidas de apoyo del coronavirus, debido a los desdobles de los centros, donde no podían estar más de 20 niños por aula, para mantener la distancia entre ellos, etc. Una vez finalizados los protocolos, tendremos la certeza del número de maestros y maestras eventuales que necesitaremos. Los protocolos permiten una menor distancia física, de 1,2 metros, entre pupitres de alumnos, y permitirá tener más alumnos en un aula, utilizar menos espacios, y variará el número de contratos vinculados a la pandemia. De todos modos, en función de cómo evolucione la pandemia será el número de docentes”.

-Para la mejora de la calidad del sistema, la Consejería contratará a 600 nuevos docentes.
“Son 600 profesores fijos para la plantilla, ya que tenemos un déficit de profesorado y de recursos en general, y con mayor incidencia en la atención a la diversidad. No hablamos de mejorar los ratios profesor/alumno, que en algún caso podrá darse, al bajar Bachilleratos a 35, a 30 alumnos, pero, sobre todo, a esos estudiantes de Primero de la ESO que abordan una etapa educativa distinta. Por otro lado, en los grupos de 5 y 6 de ESO no habrá mezclas, y cuando se llegue a 25 alumnos, se creará un grupo nuevo. Lo que pretendemos con este tipo de acción es mejorar la calidad del sistema educativo de Canarias”.

-En los últimos informes y ratios del nivel educativo ponen a Canarias en la media española, aunque se notan mayores divergencias entre las regiones.
“El sistema educativo de Canarias está en la media de España. Hay gente que le sorprende y que tiene asimilado que nuestra educación no es buena. Pero si nos comparamos con otras Comunidades estamos mejorando. Hay que diferenciar el número de alumnos por clase, que estamos igual que la media y en otros mejor, y luego está el número de profesores por el número de alumnos totales. En una comunidad como Canarias con 32.000 profesores para 332.000 alumnos, si hacemos las cuestas no nos salen bien con respecto a otras comunidades, ya que aquí también se tiene en cuenta a todos los profesionales vinculados a los apoyos y refuerzos educativos para que no se quede ningún alumno atrás o la atención a la diversidad, etc. De ahí la importancia que damos a que la bajada de ratios sea selectiva, donde no estemos óptimos, ahí incidiremos. El aumento de 600 efectivos supone disminuir el déficit en ese sentido y el año que viene llegarán más”.

-¿Habrá un plan especial para los menores con necesidades específicas de apoyo educativo?
“En cuanto a la atención en general a alumnos con necesidades especiales, para nosotros la inclusión es una palabra clave en la educación, junto a la equidad y la atención a la diversidad para que todos reciban lo que necesitan para poder avanzar. Estoy contenta porque la Lomloe lo recoge de manera clara. En Canarias tenemos varios recursos distintos para escolarizar a los alumnos con necesidades especiales. Por un lado, están los centros de Educación especial; lo que hemos propuesto además este año es abrir aularios vinculados a ellos. En Canarias hay unos 11 centros de Educación Especial y hay 2 aularios más, que dependen de centros matriz, y como quedan lejos para algunos niños, abrimos aulas vinculadas que permitan acercarnos a la demanda. Vamos a seguir abriendo más aulas. Si en cada provincia hay cinco o seis centros educativos, y un aulario, en el nuevo curso aumentaremos los aularios, por ejemplo, en el Sur de Gran Canaria, en los Llanos de Aridane o en el El Hierro (se abrirá un aulario de educación especial al no existir un recurso), por lo que me parece fundamental. Están ideados también para dar respuesta a zonas donde no existe alumnado suficiente para crear un centro de Educación Especial o que, existiendo, se encuentra desbordado. Tendrán los mismos recursos”.

-Las Aulas enclave son otro recurso fundamental y que también aumentará.
“Contamos con 229 Aulas enclave, de las que 133 son de Educación Infantil y Primaria y 95 de tránsito a la vida adulta para alumnado de Secundaria. En septiembre abrirán 14 nuevas aulas y se contratarán a 28 profesionales. También hay que destacar los Centros para alumnos con necesidades específicas de apoyo motóricas (unos 66) o con necesidades con discapacidad auditiva (cerca de 40). Los padres deben estar tranquilos de que pueden enviar a sus hijos y nosotros saldaremos una deuda con este alumnado, dotaremos de intérpretes de signos para que puedan seguir desarrollando su currículum. Creemos que es fundamental la inclusión del alumnado, que cada uno con sus dificultades pueda avanzar. Incluso en septiembre comenzarán 80 nuevos orientadores. Me siento muy orgullosa porque a veces hablamos mucho y hacemos poco, pero debemos ser coherentes al gobernar con lo que decimos y en la práctica dar respuesta. En unos momentos tan complicados como los que estamos pasando, lo fácil hubiera sido no abordar esas necesidades. Por último, se crearán unas 10 unidades de orientación y asesoramiento para atender al alumnado en situación de especial vulnerabilidad para evitar que fracasen y abandonen el sistema. Para ello habrá un orientador, un trabajador social y un integrador que sirva de enlace con las familias”.

-¿Que pasa con los menores que necesitan atención temprana de 0 a 3 años?
“La Ley Canaria de Atención Temprana tiene como responsables a Sanidad, Servicios Sociales y Educación. A nosotros nos corresponde poner los orientadores escolares, y ya hemos nombrado a estos profesionales, desde que se han ido formando y comenzando las primeras dos unidades, y se irán desplegando hasta llegar a las 11 pactadas este año. Los orientadores están a disposición de Sanidad y Servicios Sociales para, desde que estén las unidades listas”.

-Insistiendo en la construcción y mejora de nuevas infraestructuras. ¿Cuándo erradicarán los barracones prefabricados?
“No se pueden quitar esas aulas modulares de golpe, se quitarán en el momento en que tenga un sitio fijo para poner a estos alumnos. Si en la planificación de las infraestructuras no ponemos centros nuevos o la construcción de aulas para trasladar a esos niños de las aulas modulares, desde luego no puedes hacerlo. Hay un retraso monumental en muchos lugares. Hace unos días cumplí un año al frente de la Consejería, y la oposición que ha estado 25 años gobernando con épocas de bonanza económica me exige que de repente arreglemos todo de la noche a la mañana. Creo que estamos en la línea de arreglarlo. En Lanzarote comenzará a funcionar el CEO Playa Blanca y en Fuerteventura se han creado aulas nuevas o centros que nos van a permitir eliminarlas”.

-¿Se consolidará la Lomloe?
“Es una pena que un país como España no tenga consensuado el camino hacia el que deben ir sus jóvenes estudiantes. Hay cosas básicas que deberían estar. Es difícil poner a todas las partes de acuerdo. Fue Ángel Gabilondo quien más cerca estuvo, con unos principios básicos para tener una ley definitiva con el acuerdo de los partidos políticos, pero el PP se levantó de la mesa, anteponiendo sus intereses. De la derecha de España no me fío en absoluto. Hay cuestiones que son básicas, objetivas y deben estar al menos en una Ley de mínimos. La izquierda entiende que la inclusión de los alumnos con necesidades especiales,, es importante y lo que plantea la Lomloe es que los centros de educación ordinaria cada día se adapten más y tengan recursos suficientes para que estos alumnos no tengan que irse todos obligatoriamente a unos centros específicos, sino que se vayan incorporando a las aulas enclave, etc., y que tengan más relación con niños sin discapacidades, porque así haremos niños y una sociedad más tolerante. La Lomloe hace referencia a la equidad y la igualdad de oportunidades, teniendo en cuenta más la capacidad de los alumnos que la memoria, creo que este tipo de cosas son más modernas y acorde con los estados miembros de la Unión Europea. Me hacen gracia las críticas sobre la repetición de los alumnos, porque hay muchas veces que queremos ser iguales y nos comparamos con los mejores, como Irlanda para que nuestros niños mejoren en el informe PISA, sin embargo, en ninguno de ellos se repite curso. Un niño no debe ser castigado ni quitarle su autoestima con la repetición, no avanzará, hay que darle los medios y refuerzos para que pueda alcanzar la media, a lo mejor es competente pero, en un momento determinado, ha podido fallar. Deben ser los equipos educativos, no solamente el profesor o tutor, los que decidan al conocer cuales están capacitados para avanzar”.

TE RECOMENDAMOS