Baloncesto

Fitipaldo lleva al Lenovo a la primera victoria del curso ante Unicaja (87-82)

Los aurinegros quieren olvidar el primer partido de la temporada, ante el Breogán, en la visita de los andaluces

El Lenovo Tenerife quiere seguir haciendo historia ACB MEDIA

Primer cuarto

Buena salida del Lenovo Tenerife, que consiguió un primer parcial de 9-2 con una defensa pegajosa que los malagueños no podían superar. Otra vez el juego interior del rival hizo daño a los canaristas. Barreriro emergió como líder de los suyos y, con siete tantos, los puso por delante por primera vez (9-10). Rotó Vidorreta y la entrada en pista de Guerra le vino bien a los suyos (18-10), lo que obligó a Katsikaris a parar el duelo. Fueron momentos brillantes que solo un triple de Abromaitis logró maquillar para los suyos (20-15).

Segundo cuarto

Empataron los malagueños a 22 en un cuarto en el que ambos equipos cometieron muchos fallos de cara al aro. El Canarias se quedaba con un 2 de 12 en triples (16%) y, pese a que su defensa era mejor, no le daba para distanciarse pese a pequeñas rentas a su favor. El 38-34 al descanso, después de todo, era un buen resultado, pero los insulares necesitaban la aportación de más jugadores.

Tercer cuarto

Intercambio de canastas tras el paso por los vestuarios. Un triple de Sasu Salin, que, pese a los malos porcentajes de los suyos no dejó de mirar al aro, dio respiro a los locales (43-36) antes de que Eric cometiera una falta antideportiva que los de Vidorreta aprovecharon al máximo para, por fin, ponerse con una renta superior a los diez tantos (47-36). Los canaristas, entonces, no se mostraron más brillantes en el plano ofensivo, pero sí con la templanza -manteniendo su misma buena defensa-, necesaria para que diera la sensación de que Unicaja estaba más maniatado de lo que, posiblemente, estuviera.

Porque, pese a los errores en los tiros y las pérdidas de balón (13 cometidas hasta ese momento), los andaluces se agarraron al duelo (59-54) antes de que Vidorreta tuviera que pedir tiempo muerto. Funcionó, porque los suyos, con una canasta de Marcelinho, dejaron las cosas en 61-54 antes del cuarto final.

Último cuarto

Un triple de Alonso le recordó al Lenovo Tenerife que el partido iba a ser muy largo (63-57) . Sin mostrar, ni muchos menos, su mejor versión, la realidad es que los de Txus Vidorreta, duros atrás, lograban mantener en solo 57 puntos tres casi 34 minutos jugados a un equipo que en la primera fecha le había metido 91 puntos a Obradoiro. A esa fe tenía que agarrarse el equipo local si, pese a todo, quería ganar.

En medio del desacierto, Fitipaldo, que ya había alcanzado los 21 puntos, anotó un triple contestado por Bouteille (73-65) al que seguiría una canasta visitante y una técnica señalado al propio Bruno por simulación. El resultado final de todo ello fue que, a falta de menos de cuatro minutos, los andaluces se asomaron al marcador: 73-69.

Pero parecía ser el día de Bruno Fitipaldo. A partir de ese nuevo momento crítico, el base uruguayo volvió a aportar cuatro tantos al Lenovo Tenerife (79-72) y los malagueños respondieron con Jaime Fernández desde la línea de tres (83-80). Comenzó entonces un carrusel de personales y tiempos muertos en el que, como no podía ser de otra manera, Fitipaldo, estrella del duelo, decidió.