La Laguna

La policía lagunera establece un dispositivo para evitar botellones en el Cuadrilátero

Tanto el concejal como el subdelegado del Gobierno consideran que el aumento de personas en las calles de la ciudad en horario nocturno se ha visto propiciado por el comienzo del curso académico y el fin de las restricciones de movilidad establecidas durante la pandemia

El operativo se realizó en el cuadrilátero y en el casco histórico. @policialalaguna

El concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de La Laguna, Alejandro Marrero, y el subdelegado del Gobierno en Canarias, Javier Plata, se han reunido este jueves con el objetivo de establecer un dispositivo conjunto para controlar el ocio nocturno en el municipio, principalmente los fines de semana.

En un comunicado, Alejandro Marrero explica que ante la situación que se está produciendo en varios puntos del municipio, “y de manera muy especial en la zona del Cuadrilátero”, se hace necesario reforzar la colaboración para evitar la organización de botellones “y garantizar el cumplimiento de la normativa establecida que permita conjugar el derecho al ocio con el descanso vecinal”.

Entre las medidas acordadas, que comenzarán a aplicarse este fin de semana, están el establecimiento de un dispositivo conjunto, el refuerzo de la presencia policial desde el horario de tarde (incluyendo la participación del Grupo Operativo de Respuesta del Cuerpo Nacional de Policía), y la definición del protocolo de actuación ante las distintas situaciones que puedan generarse.

El objetivo, señala Alejandro Marrero, es evitar que se inicien botellones, así como facilitar que las noches discurran con normalidad en la zona, y que los bares cumplan con los horarios de apertura y las medidas anticovid, “tales como la limitación aforo y el uso de mascarillas”.

Paralelamente, desde el área de Servicios Municipales se adelantará el cierre de los parques públicos cercanos a las zonas de ocio nocturno, y el servicio de limpieza viaria iniciará antes su intervención en la zona, en horario de madrugada.

Tanto el concejal como el subdelegado del Gobierno consideran que el aumento de personas en las calles de la ciudad en horario nocturno se ha visto propiciado por el comienzo del curso académico y el fin de las restricciones de movilidad establecidas durante la pandemia.

Un fenómeno, mantienen, que se está dando en numerosas ciudades de España, “no solo las universitarias”, y que obliga a una mayor coordinación por parte de las fuerzas de orden público, concluyen.