La Palma

“Agáchese”, “cúbrase”, “agárrese”, pero sobre todo “cálmese”: qué hacer durante un terremoto

El número de terremotos acumulados desde el pasado fin de semana en La Palma continúa en aumento

La zona más afectada por las sacudidas es el volcán de Cumbre Vieja, en la vertiente sur de la Isla. Sergio Socorro

El número de terremotos acumulados estos últimos días en La Palma continúa en aumento. Este miércoles se han registrado más de 70 sismos durante la noche, uno de ellos de magnitud 3,1 en la Escala de Richter y localizado en el municipio de El Paso, según el Instituto Geográfico Nacional (IGN). En concreto, sucedió a 9 kilómetros de profundidad sobre las 5.00 horas.

Los últimos terremotos en la Isla se han situado sobre las localidades de El Paso, Tazacorte y Fuencaliente, con profundidades comprendidas entre los 6 y los 14 kilómetros. De hecho, algunos se han sentido por parte de los vecinos, sobre todo el ocurrido a primera hora de este martes con una magnitud de 3,5. Hasta ahora, el episodio de mayor intensidad.

A este respecto, el IGN recoge en su página web el protocolo que deberá seguir la población en caso de que tenga lugar un enjambre sísmico de mayor intensidad. Entre las recomendaciones antes de un terremoto, los expertos recomiendan a los posibles afectados tener preparado un botiquín de primeros auxilios, linternas de dinamo, agua embotellada y comida no perecedera, silbato, radio con pilas y extintor.

Asimismo, aconseja realizar simulacros y hablar con la familia sobre cómo actuar en caso de movimiento sísmico, como identificar zonas seguras y salidas de emergencia de su casa, colegio o lugar de trabajo, revisar los enchufes, saber cómo cerrar las llaves de agua, gas y luz y conocer los teléfonos de emergencias. También sugiere asegurar firmemente los objetos que puedan ocasionar daños (cuadros, espejos, lámparas…) y evitar colocar en zonas altas objetos pesados.

En este sentido, el IGN advierte de que durante un terremoto la persona afectada debe agacharse, cubrirse, agarrarse y, sobre todo, calmarse. En caso de encontrarse en un espacio interior, alejarse de muebles, ventanas y lámparas, mientras que en el exterior, alejarse de edificios, muros y postes eléctricos.

Después del seísmo, es importante cerrar las llaves de agua, luz y gas. Evitar utilizar ascensores y priorizar las escaleras. Si se encuentra atrapado, cubrirse la boca y la nariz sin gritar por posible asfixia por polvo, golpeando con un objeto para indicar su posición. Si hay heridos, no mover a los graves, a menos que se encuentren en peligro inminente de sufrir daños.