política

Torres quiere acabar el mandato con el mismo Gobierno de ahora

El presidente rechaza “martirizarse” por las habladurías sobre movimientos y culebrones que habitan en la política canaria, pues muchas veces no dependen de él mismo

El presidente del Gobierno canario, Ángel Víctor Torres. EP
El presidente del Gobierno canario, Ángel Víctor Torres. EP

La política canaria tiene algo de soniquete cansino en el que unos y otros estamos todos el día preguntándonos por alianzas, puñaladas, reconciliaciones y demás posibilidades de la comedia y la tragedia. Por si acaso, el presidente del Gobierno, Ángel Víctor Torres, mostró ayer su deseo de que el cuatripartito que arrancó la Legislatura, formado por PSOE, Nueva Canarias, Sí Podemos Canarias y la Agrupación Socialista Gomera, llegue hasta las próximas elecciones pese a los “movimientos” y “culebrones” que se abren siempre en Canarias, “especialmente en verano”.


“Mi voluntad es acabar la Legislatura con el Gobierno que empezó”, indicó en una entrevista concedida a la radio autonómica de Canarias en la que apuntó que no puede “martirizarse” por cuestiones que no dependen de él mismo. Desde antes del verano han aumentado las habladurías, coincidiendo con el comienzo de la segunda parte de la legislatura y las declaraciones del líder de ASG, Casimiro Curbelo, que un día apuesta por un proyecto regional propio y otro no descarta volver al PSOE. “Cerré un Gobierno por cuatro años, es progresista, y estoy satisfecho, no significa que no se pueda hacer mejor, pero se está trabajando duro”, agregó.


Torres volvió a defender la gestión de la consejera de Derechos Sociales, Noemí Santana, afirmando que los últimos datos apuntan a una “mejora”, con la ejecución presupuestaria o la contratación de 100 personas para agilizar las listas de espera en dependencia. Y señaló que Santana tiene un “trabajo difícil”, porque ha recogido una situación complicada, pues Canarias siempre ha sido de “los últimos” en la gestión de la dependencia, dado que no llegaban fondos, y “era difícil remontar”. Y apuntó que al Ejecutivo hay que “darle tiempo”, los cuatro años que le corresponden tras ser elegido democráticamente, “y, a partir de ahí, poner la nota”. Torres sostuvo que, al final de su mandato, habrán hecho una labor “mejor de lo que muchos piensan”, también en dependencia.