Baloncesto

El Lenovo Tenerife vuelve a ser el de siempre ante Zaragoza (90-65)

Los insulares dominan de principio a fin al Zaragoza

acb Photo / E. Cobos

Necesitaba el Lenovo Tenerife un encuentro como el del Casademont Zaragoza (90-65). Las dudas, incluso el temor, ante la lesión de Gio Shermadini, han dado paso a cierto optimismo, el que se genera cuando te impones de principio a fin a un equipo como el maño tras haber ganado en el último segundo en Champions.

No es solo el marcador, las sensaciones dejadas por el Canarias, sobre todo en lo que se refiere a la circulación de balón y el acierto de cara a canasta, son las mejores. No solo vence, también convence.

Primer cuarto

Tremenda salida del Lenovo Tenerife con un parcial de 8-0. El tiro exterior local funcionaba, lo que provocó que los maños solo encontraran opción de anotar por medio de Waczynski. Sus siete puntos servían de poco (16-7) ante el buen hacer de los de Vidorreta. El Canarias firmaba uno de los mejores cuartos de lo que va de curso. Ni siquiera la segunda personal de Doornekamp o los rebotes ofensivos cogidos por el Zaragoza lograban igualar el duelo. Al final del primer cuarto se llegaba con un claro 29-11.

Segundo cuarto

Los canaristas sentenciaron en la segunda manga con un 35-15 que provocó que Zaragoza comenzara a bajar los brazos en cierta medida. El Lenovo Tenerife se convirtió en un martillo pilón que no daba sensación de querer aflojar (46-23). Jaume Ponsarnau rotaba, pero era imposible. Era, hasta el momento, el día del Canarias (51-29).

Tercer cuarto

El paso por los vestuarios trajo un duelo con menos ritmo, pero en el que el Canarias sabía mantener las distancias con su oponente. Los problemas llegaron más tarde, cuando la defensa no fue la mejor posible, sobre todo en los tres últimos minutos.

El Casademont Zaragoza tenía como objetivo rebajar los 20 tantos de desventaja, algo que logro, tras ganar el cuarto (17-21) para el 68-50.

Último cuarto

Pese a un triple de los visitantes para ponerse 15 puntos abajo, el Canarias supo mantener la calma para evitar sustos mayores. Wiltjer, el mejor ayer, metió un triple para poner las cosas en su sitio (78-57) y los de Ponsarnau se dieron de bruces contra un imposible.

El mejor ejemplo del trabajo de equipo del Lenovo Tenerife lo arrojaron las estadísticas finales. Hasta siete jugadores estuvieron por encima de los diez créditos de valoración,

https://twitter.com/CB1939Canarias/status/1446900106469457925