Erupción en La Palma

Horas de vigilia para conocer si habrá daños en nuevos barrios del Valle

Las coladas que arrasaron parcialmente La Laguna (Los Llanos) se unen y deben escoger el lado de la montaña por el que pasar, del que depende acercarse a núcleos poblados o ir hacia el mar

La colada norte del volcán avanzando por el barrio de La Laguna.

La mirada de las autoridades y los vecinos del Valle de Aridane se sitúa en la colada de lava emanada del volcán de Cumbre Vieja que se dirige hacia la Montaña de La Laguna, de cuya evolución dependerá que continúen en pie otras tantas viviendas en riesgo por la erupción que dio comienzo el pasado 19 de septiembre. Previamente, en dos vertientes que ayer se acabaron uniendo, el río de rocas calientes ocasionó graves destrozos en el barrio aridanense, llevándose por delante edificios insignes como el de la Sociedad Velia, el colegio, la gasolinera o la farmacia. Y ahora debe elegir dirección: el primer escenario contempla su fusión con la colada que se encuentra a unos 120 metros del mar; el segundo, que llegue al municipio de Tazacorte por la carretera de La Costa.

Si bien los integrantes del Comité Director del Pevolca (Plan de Protección Civil y Atención de Emergencias de Canarias por Riesgo Volcánico) consideran más probable que no se dé la peor de las situaciones, los barrio de Las Martelas (Los Llanos), Marina Alta, Marina Baja, San Borondón, La Condesa y Cuesta Zapata (Tazacorte) fueron evacuados el miércoles, y sus vecinos no tiene fecha para regresar a sus hogares. A lo largo de la jornada de ayer, eso sí, pudieron recoger algunos efectos personales más.

Otro peligro que se avecina es el del polvo volcánico. María José Blanco, directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, indicó que la calidad del aire se mantiene en niveles razonablemente buenos, a pesar de que organismos europeos de monitorización atmosférica han constatado la presencia de dióxido de azufre procedente de la Isla Bonita en África, el norte y oeste de Europa y el Caribe. No obstante, el riesgo de los próximos días viene derivado de las precipitaciones que se prevén, que, unidas a la ceniza, pueden hacer que esta aumente su peso de forma considerable, poniendo en riesgo las cubiertas de las casas. Es por ello que Blanco solicitó a la población realizar el mantenimiento debido, a fin de prevenir daños.

En este sentido, aludiendo a las medidas de seguridad establecidas, el director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, tachó de “deleznable” la hazaña que se conocía ayer referente al rescate de los podencos atrapados en un estanque de Todoque. Por medio de un vídeo que se distribuyó por aplicaciones de mensajería instantánea y redes sociales, un grupo anónimo que se autodenomina Equipo A se atribuyó el logro de haber extraído a los perros.

Lo hizo colocando, además, en uno de los laterales del depósito, una pancarta en la que aseguraban que los animales “están bien”. Una empresa gallega de drones ultimaba una operación para sacarlos de la zona con seguridad, mientras este colectivo lo hizo motu proprio, saltándose los perímetros y caminando sobre la colada primigenia.