erupciÓn en la palma

La nueva colada, que avanza a 50 metros por hora, podría frenarse por la alta cantidad de ceniza

La dirección que está tomando es hacia el núcleo poblado del Corazoncillo, pero la "alta densidad" de material piroclástico hace que la lava gane en viscosidad y se frene
VOLCÁN CUMBRE VIEJA LA PALMA CENIZA
Vista del volcán de Cumbre Vieja con las tres nubes de ceniza, desde Los Llanos de Aridane. Europa Press

La nueva colada del volcán de La Palma que surgió ayer por la parte sur del centro eruptivo y se reactivó este mediodía podría verse frenada por la gran cantidad de ceniza que está encontrando a su paso y no causar más daños materiales.

La colada avanza por la zona de Las Manchas a unos 50 metros por hora, según el cálculo que realiza el Instituto Geográfico y Minero de España (IGME), mientras que la sismicidad continúa en aumento.

La dirección que está tomando esta colada es hacia el núcleo poblado del Corazoncillo, en Las Manchas, pero según ha destacado el director técnico del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), Miguel Ángel Morcuende, la “alta densidad” de material piroclástico hace que la lava gane en viscosidad y se frene.

Además, el comité científico observa la posibilidad de que esa nueva colada se acabe uniendo a otra más próxima y que “no haga más daño”.

En cuanto a la colada que se mantiene parada en el barrio de La Laguna, Morcuende ha indicado que tiene “una alta carga de remanso” en su parte trasera y que su frente “puede moverse en cualquier momento”.

El director técnico del Pevolca ha destacado que en la actualidad hay activos cuatro centros de emisión, aportando carga a las coladas, y que a lo largo del proceso eruptivo ha habido diez, algunas de las cuales se han ido activando y cerrando.

La responsable de la red de vigilancia volcánica del Instituto Geográfico Nacional (IGN), Carmen López, ha destacado la alternancia en las últimas 24 horas de fases efusivas y episodios explosivos “intensos” y la generación de “grandes bloques” procedentes del cono secundario, que provocaron sucesivos derrames de lava.

Además, se ha observado un cambio de orientación del canal lávico situado a la salida del centro emisor del flujo, migrando ligeramente al oeste y luego ramificándose en canales y tubos volcánicos.

La lava, en todo caso, sigue discurriendo por el flanco norte y baja por las coladas previas.

Sobre la sismicidad, se ha registrado una elevación de las magnitudes de los sismos en las zonas intermedias, siendo el de mayor magnitud uno de 4,9 detectado en la tarde de este sábado a unos 38 kilómetros de profundidad.

“Sigue un aumento notable de la sismicidad tanto a nivel profundo como a nivel intermedio. Es una de las cosas más notables que seguimos teniendo y hay una elevación de las magnitudes en la zona”, explicó Morcuende.

Mientras, Itahiza Domínguez, sismógrafo del Instituto Nacional de Geografía (IGN), da cuenta en las redes sociales de un aumento del tremor volcánico que coincide con una mayor sismicidad detectada desde la pasada noche a entre 10 y 15 kilómetros de profundidad, y con un aumento de la emisión de piroclastos del cono secundario del volcán.

CASI 440 PERSONAS ALOJADAS EN HOTELES

En cuanto a los vecinos evacuados, hay 439 personas (+10 respecto al día anterior) alojados en complejos hoteleros –376 en el Hotel de Fuencaliente y 63 en el Hotel de Los Llanos de Aridane–. Además, hay 46 personas dependientes en centros sociosanitarios de la isla.

Según los últimos datos de Copernicus, el monitoreo de la zona del volcán revela que la lava ha cubierto hasta el momento un total de 891,9 hectáreas, afectado o destruyendo hasta el momento 2.270 edificaciones e infraestructuras.

De las infraestructuras dañadas por la lava, 2.143 han sido destruidas y 127 han sufrido daños; mientras que respecto a las carreteras, son 65 los kilómetros de vías destruidas y otros 3,5 kilómetros que podrían tener daños.

ALTERNANCIA DE FASES EFUSIVAS Y EPISODIOS EXPLOSIVOS

Por su parte, López explicó que el volcán ha tenido en las últimas 24 horas una alternancia entre fases efusivas y episodios explosivos intensos.

“El flujo principal discurre por el flanco norte como en el día de ayer –dijo– bajando sobre las coladas previas, excepto en el nuevo punto de emisión del sur. A la salida del centro de emisión el flujo se concentra en un canal lávico que ha cambiado de posición respecto a este sábado y ha migrado ligeramente hacia el oeste”.

Mientras, la altura de cenizas y gases es de 3.200 metros y la disposición de la nube de ceniza y dióxido de azufre está en dirección oeste-noroeste con una la previsión de vientos que la llevará al suroeste desde el foco eruptivo.

De esta manera, las condiciones meteorológicas estimadas para la jornada de este domingo prevén un escenario favorable para la operatividad aeronáutica, mientras que el Aeropuerto de La Palma lleva operativo varios días y todos los recintos aeroportuarios de Canarias trabajan con normalidad.

TE RECOMENDAMOS