erupción en la palma

No es la Luna, es La Palma

Militares y científicos se aproximan cada noche a las coladas del volcán de Cumbre Vieja con trajes similares a los de los astronautas para tomar muestras de lava, medir su temperatura y extraer conclusiones

Parecen astronautas, pero no están en la Luna, sino en La Palma. Su función es tomar muestras cada noche de los restos del volcán para analizar su temperatura y extraer conclusiones.

Se trata del personal que trabaja para Intervención en Emergencias Tecnológicas y Medioambientales, que escoltan a los expertos del Instituto Geológico Minero Español. Se dedican a recoger datos de temperatura en diferentes puntos de la colada mientras esta avanza, para posteriormente volver a medir los mismos puntos y ver si la temperatura ha variado.

Los “trajes de aproximación”, que se complementan con cámaras térmicas y sondas de precisión, cubren el cuerpo en su totalidad y blinda a los astronautas de un posible contacto fortuito con la lava.

TE RECOMENDAMOS