arafo

Arafo vuelve a disfrutar del tradicional fritango de castañas

Unas trescientas personas pudieran disfrutar del singular plato arafero en la noche de los Finados, amenizada además con la actuación del cantante Arístides Moreno y su banda
La fiesta comenzó el jueves con la recogida de 80 kilos de castañas / DA

Arafo no deja de ser un pueblo pequeño, pero que alberga en su seno, aparte de la belleza de su entorno natural y cultural, pequeñas pinceladas de las que se siente muy orgulloso, como la música, el pan y las castañas. Con estos tres ingredientes, sin faltar el vino de la Bodega Comarcal, unos trescientos araferos disfrutaron de nuevo, después de la pandemia que llega a su fin -o eso parece- de un plato tradicional en el día de los Finados o de Todos los Santos, el fritango de castañas, un plato que en esta época siempre ha estado presente en muchos comedores de Arafo.


Organizado por el Ayuntamiento de Arafo, desde del jueves, operarios municipales y el propio alcalde, Juan Ramón Martín, se trasladaron a lo alto del municipio para recoger casi 80 kilos de castañas de los propios árboles, ahora que andan cargados con la mejor variedad de la isla. Las castañas, donadas por los propietarios de la finca, fueron peladas y tostadas el sábado para ser preparadas con el fritango -cebollas, pimientos, ajos y carne, entre otros ingredientes- durante todo el domingo, hasta que llegó por la noche a las mesas instaladas en la plaza de San Juan Degollado, donde los araferos pudieron disfrutar, además, de algunos otros platos que llevaron a título particular, del buen vino de la comarca y de la música en directo del singular cantante grancanario Arístides Moreno y su grupo 101 Brass Band. Todos los asistentes, además, pagaron 5 euros, dinero que fue ingresado en la cuenta que el Cabildo de La Palma ha abierto para los afectados por el volcán de Cumbre Vieja.

Unas 300 personas disfrutaron de la noche de Finados con castañas, vinos y música de Arístides Moreno / DA


El alcalde arafero, Juan Ramón Martín, amante como nadie de las tradiciones, se mostraba orgulloso de su pueblo, por “el buen comportamiento y la participación solidaria que tuvieron con esa recaudación para los afectados del volcán de La Palma”, comprometiéndose a seguir organizando el tradicional fritango “en los siguientes años” siempre y cuando “dejemos atrás la pandemia”.

TE RECOMENDAMOS