política

El nacionalismo herreño, entre la desunión y la incertidumbre

Mientras la agrupación de electores liderada por David Cabrera se convierte en partido político, AHI mira al futuro sin descartar nuevas alianzas electorales que no pasen por CC
El consejero herreño David Cabrera/Gelbert Finol (Gaceta del Meridiano)

Una realidad recorre Canarias: el reforzamiento del insularismo. 28 años después de que CC aspirara a superar el marco conceptual de las Agrupaciones Independientes de Canarias, la isla retorna como referencia fundamental para algunas formaciones políticas de obediencia canaria. El último ejemplo, la Asamblea Herreña, que es el nombre que han adoptado los antiguos miembros de la Agrupación Herreña Independiente que se presentaron al Cabildo de El Hierro al margen de su partido en las elecciones de 2019, liderados por David Cabrera, actual consejero de Medio Rural y Marino y Recursos Hidráulicos de la isla gracias a un acuerdo de Gobierno con el PSOE. En AHI, el futuro también está abierto. Y ni siquiera descartan que pase por no ir ya en coalición con CC.

En aquellos comicios, los disidentes de AHI utilizaron la fórmula de la asamblea de electores, pero ya no les servía para una segunda vez y debían constituirse en un partido político. La idea central, según Cabrera, es la defensa de la isla, en un proyecto sin “dependencia exterior” y donde “quepan todas las ideologías”, siempre y cuando tengan claro que el objetivo es defender los intereses de los herreños.

“Nuestra decisión no viene condicionada por nada ni va contra nadie, simplemente hemos decidido seguir adelante en este proyecto”, afirma Cabrera, quien se guarda mucho de criticar a sus antiguos compañeros de partido, porque “de ahí vienen las bases de mi persona como político”. Y evita criticar a Belén Allende, expresidenta del Cabildo, actual consejera de AHI y una de las razones por las que Cabrera y otros se marcharon de la formación nacionalista, que consideraban que había derivado en una especie de sucursal herreña de CC. Sin embargo, la futura Asamblea Herreña no descarta reencuentros de futuro con sus viejos compañeros. Lo importante, dice Cabrera, es un movimiento que vuelva a los orígenes, “a la isla, a los pueblos, a las fincas, a los bares, al mentidero…”

Una de las grandes paradojas de este retorno insularista es que Casimiro Curbelo se ha convertido en una referencia de fuerzas de obediencia canaria. Él, que optó por formar un partido insularista tras pasar al ostracismo en el PSOE, no por que expresara molestia alguna por militar en un partido estatal. “Casimiro ha hecho un proyecto más basado en su isla que le ha dado una posición estratégica en Canarias. Y nuestra intención es tener un proyecto de isla potente para intentar tener también una posición estratégica”, explica Cabrera. Más claro, el agua.

De hecho, muestra simpatías hacia algún tipo de alianza paninsular con Curbelo, algo que suena mucho a las AIC, pero con una mirada más centrada en las islas no capitalinas, “para que el 83% de la población no se concentre en las dos islas capitalinas, con el consumo de recursos que eso supone”. Además de La Gomera, cita a La Palma como espacio donde se podría dar una opción similar. Y lanza también un guiño a Asamblea Majorera, donde detecta intentos de revitalizar el espíritu original. Sin embargo, tampoco descarta una alianza con Nueva Canarias, cuya fuerza se concentra en Gran Canaria, una isla capitalina. “A veces, por intentar conseguir lo mejor para tu isla, tienes que fraguar otros acuerdos. El futuro lo dirá”. Según Cabrera, su visión del nacionalismo se construye con “Islas fuertes”. Así es, dice, la manera en la que el propio Tomás Padrón ha entendido Canarias. Y cita el libro sobre el fundador de AHI que ha escrito la periodista Mara Cavallé.

En la misma isla, el actual líder de AHI, Narvay Quintero, actual diputado en el Parlamento en una coalición con CC, recuerda, cuando le preguntamos por una posible alianza con Nueva Canarias en 2023, que su partido “negocia los acuerdos electorales legislatura a legislatura” con los intereses herreños “por delante”. Todo está muy abierto en dividido nacionalismo herreño.

TE RECOMENDAMOS