Baloncesto

Giorgi Shermadini decide el mejor derbi de la historia (98-89)

El georgiano alcanza los 41 créditos de valoración

Giorgi Shermadini decide el mejor derbi de la historia. | Sergio Méndez

Lenovo Tenerife y Gran Canaria protagonizaron uno de los mejores derbis que se recuerdan, derrochando intensidad, emotivo por la dedicatoria a La Palma y que, finalmente, se llevaron los locales por 98-89.

El partido lo tuvo todo, con actuaciones individuales sensacionales, como la de Giorgi Shermadini, que acabó con 41 de valoración tras anotar 25 puntos y coger 10 rebotes. Pero fue, sobre todo, el premio a la victoria coral del Canarias, que supo superar momentos duros durante el compromiso.

Comenzó reboteando bien el Gran Canaria para conseguir una primera renta a favor. El Lenovo Tenerife respondió como sabe: con triples. Los de Vidorreta comenzaron a anotar desde fuera (ha metido cinco de nueve en triples), para recuperar la iniciativa (14-13).

El ritmo era frenético y ahí Slaughter sabe moverse como nadie. 10 tantos del estadounidense lo convertía en líder de los suyos y del duelo. El Canarias, apelando al grupo, acabó por delante en el marcador en la primera manga (23-21).

Dos triples de Doornekamp lanzaron a los locales (32-23). El Gran Canaria paró el duelo con un tiempo. 24 de los 32 tantos locales habían llegado tras triple. Marcelinho asumió su rol anotador (38-28) firmando los mejores minutos del Canarias, pero todo iba a cambiar.

Cuando Marcelinho se sentó, a los locales les comenzó a faltar fluidez en ataque. El Granca, de la mano de Ennis, comenzó a recortar, remontando a un minuto del final (45-46), pero Fitipaldo respondió con un triple (48-46) que solo pudo igualar Slaughter con una canasta espectacular sobre la bocina (48-48).

Mejoró el Gran Canaria tras el paso por los vestuarios. Los amarillos firmaron sus mejores minutos hasta ponerse con una ventaja de cinco puntos (51-56). Reaccionaron los locales después de que al banquillo del Canarias le señalaran una técnica.

Se recompusieron los locales, llegando a igualar el duelo y aprovechando un tiro libre por una técnica y expulsión de Fisac. Con todo, el marcador reflejaba un 66-67 al final.

Wiltjer metió un 2+1 que fue respondido por Salvó. El ritmo era igual de frenético que a lo largo de todo el duelo. Apareció entonces Sasu Salin. Sin haber firmado un buen partido en ataque, teniendo que trabajar mucho en defensa, el finés metió dos triples, uno de ellos en carrera en una contra, que obligó a Víctor García a pedir tiempo a falta de ocho minutos (75-70).

El ritmo no bajaba. Shurna metió de tres (79-79) y Doornekamp dio respuesta (82-79). Ambos jugadores comenzaron un duelo particular que permitió al Granca ponerse a uno (86-85) a falta de dos minutos y medio.

La expulsión por faltas de Putovyi dio la posibilidad a Shermadini para anotar desde el tiro libre (88-85) y el georgiano, otra vez, anotó ante Ilimane Diop sacando personal (90-85). Luego repetiría acierto, mostrándose incontenible para su rival.

Gracias a su actuación, los canaristas se llevaron uno de los mejores derbis de la historia (98-89) tras una sensacional actuación de los dos equipos.