Baloncesto

Javier Beirán: “Teniendo un hijo de cada isla es difícil elegir Canarias o Granca”

El alero madrileño, ahora en las filas del Movistar Estudiantes en liga LEB, pasó los últimos once años de su carrera a caballo entre Tenerife y Gran Canaria

Javier Beirán estuvo presente en los últimos once años de derbis canarios con ambos equipos

Javier Beirán es uno de los pocos privilegiados que ha vivido el derbi del baloncesto canario en los dos equipos representativos de Canarias: CB Canarias y CB Gran Canaria. El alero madrileño, que ahora juega en el Estudiantes de la LEB, pasó sus últimos once años de carrera deportiva a caballo entre Gran Canaria y Tenerife. A puertas de la fiesta del baloncesto canario, Beirán atendió los micrófonos de Radio Marca Tenerife donde valoró el choque entre sus dos exequipos y de como le marchan las cosas.

“Ahora estoy recuperándome de la lesión, pero me estoy adaptando bien poco a poco. Eso sí con más frío que el que pasaba en Canarias. No fue una decisión fácil para mí la de terminar en el Estudiantes. Lo positivo es que tuve la opción de elegirlo yo porque tuve muchas ofertas entre las que elegir. El objetivo es devolver a este club a la ACB. Podría haber jugado en ACB y ganar más dinero, pero había algo dentro de mí que me pedía optar por la opción del Estudiantes. Es lo que me pedía el cuerpo además de los aspectos económicos, deportivos y familiares. Me parecía un reto muy chulo”, aseguró el jugador estudiantil.

El alero en su última temporada, y en su segunda etapa como jugador del Herbalife, no guarda el mejor recuerdo ya que tuvo problemas con el entrenador Porfidio Fisac que lo apartó de la disciplina claretania.

“La última temporada con el Granca no fue fácil, pero me quedo con que la segunda mitad de la campaña fue muy buena en lo colectivo y en lo individual. Esto me ayudó a decidirme por el Estu porque demostraba que no acababa ahí por falta de nivel. Nunca estuve de acuerdo con la decisión de Fisac de apartarme. Creo que se equivocó y no fue positivo para nadie, pero yo me centré en trabajar y sacar lo mejor de mi. Estoy orgulloso de haberlo superado y del apoyo y cariño que recibí, ya que estuve arropado por compañeros, amigos y familia. Me acostumbré a tener horarios diferentes. Me centré en trabajar y demostrar que quería solucionarlo todo. Quería demostrar una vez más de lo que era capaz”, reivindicó.

El madrileño vivió en su etapa con el CB Canarias la cara dulce y amarga del deporte. “En Tenerife viví lo peor que fue la lesión cuando mejor estaba, pero también lo mejor que fue celebrar esa Champions con mis compañeros y mis primeros partidos con la Selección”.

Beirán no se quiso mojar en cuanto al pronóstico de cara al partido de mañana entre sus dos exequipos y se refirió al dilema personal que le impide inclinarse por cualquiera de los dos equipos. “Teniendo un hijo de cada isla es muy difícil elegir entre Canarias y Granca, además se suma que tengo muchos compañeros en los dos lados y que los dos equipos llegan en situaciones similares. Va a ser muy igualado y tampoco veo favorito. “Con las victorias que tienen ambos tiene toda la pinta de que van a entrar en la Copa. Ojalá puedan estar los dos en el Top 5/6 de la Liga que eso significaría que es un temporadón”.

Por último, Javier Beirán reconoció que siente envidia sana por no poder vivir el ambientazo que va a reinar el Santiago Martín. “Vivo el derbi desde la lejanía con envidia porque era un fin de semana que me encantaba”.