política

Rodríguez ve “muy difícil” que la oposición no apoye el presupuesto

El vicepresidente del Ejecutivo hace una defensa encendida de las cuentas autonómicas y asegura que la incertidumbre condiciona las previsiones de todos los organismos
Román Rodríguez
Román Rodríguez, Vicepresidente del Gobierno y consejero de Hacienda. Fran Pallero

De aquí a que se aprueben los presupuestos autonómicos, se van a estar semanas escuchando las mismas cifras y argumentos, bien sean en comisión o en el Pleno. Para el Gobierno autonómico, se tratan de unas cuentas requetebuenas. De hecho, el vicepresidente del Gobierno, Román Rodríguez, afirmó ayer en la Comisión parlamentaria de Presupuestos que era “muy difícil” no apoyarlos. Para la oposición, son irreales, pues consideran que las previsiones de crecimiento con las que están elaborados son demasiado optimistas.

Pero Rodríguez cree que, a finales del próximo año, el PIB canario estará en términos parecidos a los de finales de 2019, en torno a 48.000 millones de euros, tras haber bajado hasta los 38.000 millones en el segundo trimestre de 2020. Y considera que todos los organismos que hacen previsiones se están moviendo en similares contextos de incertidumbre y flexibilidad.

Sobre las grandes cifras, explicó que los presupuestos alcanzarán los 9.098 millones de euros en gasto no financiero, 624 millones más que el de 2021. Este incremento se consigue gracias a los recursos propios de Canarias, que aumentan hasta los 1.619 millones de euros gracias a una mayor recaudación fiscal apoyada en el crecimiento económico; habrá casi 700 millones de fondos europeos, 481 millones más, y llegarán 6.500 millones en transferencias del Estado. Rodríguez aseguró que no se subirán los impuestos y que, a lo largo del año, se incorporarán “cientos de millones más”, tanto de partidas de los presupuestos del Estado como del reparto pendiente de los fondos de recuperación y resiliencia de la UE. Para el vicepresidente, la llegada de esos fondos no supondrá un problema de gestión, porque ya se han puesto las bases legales de gobernanza para agilizar el proceso burocrático. Habrá también 100 millones ampliables para la reconstrucción de La Palma.

La oposición centró el tiro en poner en duda las previsiones del Gobierno y su respuesta a la crisis. José Miguel Barragán, de CC, vaticinó que la recuperación económica tras la crisis será lenta. Y se lamentó por “la improvisación y los problemas de gestión” del Gobierno, apelando a la necesidad de cambios de nombres que no se terminan de producir pese a que la gestión no ha sido “ni ágil, ni justa ni eficaz”. El diputado del PP Fernando Enseñat afirmó que “las previsiones de crecimiento económico y de recaudación no se las cree nadie”. Según Enseñat, el presupuesto solo aspira a dejar el paro en el 20% de la población activa. Y pidió una política económica más ambiciosa, con bajadas de impuestos a familias y empresas, luchar contra la economía sumergida y eliminar el gasto superfluo.

La consejera de Economía, Elena Máñez, indicó que el presupuesto de su departamento crece un 12,3%. Y destacó los 332 millones de euros que gestionará el Servicio Canario de Empleo -56 millones más-, cifra en la que está incluido el Plan Integral de Empleo de Canarias (PIEC), pero no la llegada futura de 22,2 millones de fondos europeos para mujeres víctimas de violencia de género, jóvenes y emprendimiento verde y digital. Según Cristina Valido, de CC, el presupuesto de Economía sería bueno para un año normal, pero no para la calamitosa situación actual, entre pandemias y erupciones. Por la tarde, la consejera de Derechos Sociales estaba bastante satisfecha de los 592 millones de euros que gestionará su área, la tercera en gasto del Gobierno, con un crecimiento de 70,8 millones respecto al año anterior, un 13,59%. Santana recordó que ese incremento se ajusta a los 55 millones de euros de incremento anual que demanda la Ley de Servicios Sociales. Cristina Valido le recordó, no obstante, que hay 332.000 canarios en pobreza severa, y que 12.000 prestaciones canarias de Inserción no son la panacea. Hipólito Suárez, del PP, señaló que solo un 7,7% del aumento de gasto del presupuesto ha ido a Derechos Sociales. Pese a cómo está la cosa.

TE RECOMENDAMOS