sanidad

Europa avala la propuesta de Carolina Darias de prohibir fumar dentro del coche

El documento explica que regular áreas privadas como "casas particulares" probablemente "no sería factible o apropiado en la mayoría de los países". "Sin embargo -continúa-, se podrían promulgar ciertas prohibiciones específicas en automóviles o viviendas de varias unidades (es decir, un piso compartido o bloques residenciales)".
Autopista Tenerife Sur. Fran Pallero
Autopista Tenerife Sur. Fran Pallero

El Misterio de Sanidad está elaborando una de sus intervenciones más ambiciosas del ámbito de la salud pública: el plan contra el tabaquismo. El proyecto, todavía en proceso de elaboración, ha transcendido a la opinión pública y entre las muchas medidas que prevé implantar está la prohibición de fumar en vehículos particulares.

Hasta ahora, estaba prohibido fumar en transporte siempre que fuera público, pero ni Sanidad ni Tráfico habían entrado a valorar el uso que cada particular hiciera de su coche. Ahora, y con el argumento de que supone una exposición hacia el resto de tripulación (sobre todo menores de edad), estudia implantarlo.

La medida ha sido bien recibida por los profesionales sanitarios y también por la Unión Europea. Y es que, este mes la Dirección General de Salud y Seguridad Alimentaria de la UE ha publicado un informe que avala la prohibición del fumar en interiores.

Concretamente, el documento remitido a la Comisión Europea habla de la necesidad de abordar algunos espacios “brecha” en los que se puede fumar por el marco regulador actual. Unas “lagunas”, según el propio documento, entre las que están los automóviles.

El documento explica que regular áreas privadas como “casas particulares” probablemente “no sería factible o apropiado en la mayoría de los países”. “Sin embargo -continúa-, se podrían promulgar ciertas prohibiciones específicas en automóviles o viviendas de varias unidades (es decir, un piso compartido o bloques residenciales)”.

Aunque en España se ha mostrado un gran revuelo al conocer la noticia, no sería el primer país en hacerlo. Según el informe de Tobacco Control Scale 2019, desde 2013 hay un total de 12 países de los Estados miembros de la UE que han introducido una prohibición de fumar en el ámbito privado de coches cuando hay menores presentes (Irlanda, Francia, Finlandia, Italia, Malta, Chipre, Lituania, Eslovenia, Luxemburgo, Austria, Grecia y Bélgica).

En su estudio, la Unión Europea también valora como “interesante” que no se pueda fumar en parques o plazas aunque, al ser espacios al aire libre, consideran que tendría un impacto limitado. Al final, el objetivo de la prohibición de fumar dentro de un coche es que no se genere lo que se ha llamado “fumadores pasivos”, pero al aire libre esto es más difícil.

Por ello, el documento considera que, a nivel sanitario, la medida de no fumar en la playa tendrá un “impacto limitado” aunque sí ayudará a que los fumadores tengan menos posibilidades de fumar y, por tanto, se verán obligados a “reducir su disposición”.

El informe, en definitiva, es un análisis que han desde Europa para plantear como reto que en 2040 menos de un 5% de la población sea fumadora.

Por ello, el estudio apuesta por mejorar la actual legislación llegando hasta donde no se alcanzó en su momento: más entornos libres de humo, menos publicidad del tabaco y, sobre todo, hacer frente a las nuevas formas de fumar como el cigarrillo electrónico.

Orgullo enfermero

La noticia ha sido aplaudida, sobre todo, por el Consejo General de Enfermería. Hace casi cuatro años, el Consejo General de Enfermería emprendió una campaña -bautizada como ‘Coche sin humo’- para exigir a las autoridades la prohibición del tabaco en el vehículo privado.

“No es tanto por los fumadores -adultos y responsables de sus actos- sino por los otros ocupantes del vehículo que inhalan ese humo de manera involuntaria, sobre todo si se trata de menores de edad”, señalan desde el Consejo.

Las mismas fuentes recuerdan que numerosos estudios científicos alertan de lo “nociva que es la concentración de sustancias tóxicas en un habitáculo cerrado”, que puede perdurar en el tiempo en superficies como la tapicería u otros componentes.

“Y por supuesto, en el ámbito de la conducción y la circulación, la manipulación del cigarro implica un riesgo de distracción evidente”, afirma el presidente del Consejo General de Enfermería.

TE RECOMENDAMOS