Día Mundial de la Lucha contra el Sida

Gómez Sirvent: “Más del 95% de las transmisiones en Canarias de VIH son por relaciones sexuales”

El jefe de la sección de Infecciones del HUC reconoce que los tratamientos “son muy potentes y controlan perfectamente, el virus que queda bloqueado, alargando la calidad y esperanza de vida" del afectado, sin embargo, todavía “no ha llegado el que elimine el virus”

El doctor Juan Luis Gómez Sirvent, jefe de la sección de Infecciones del HUC. | DA

Canarias registró 179 nuevas infecciones de VIH en 2020, según los datos de la Consejería de Sanidad. El 86,6% de los casos detectados son varones, con edades comprendidas entre 30 y 34 años. Por transmisión, el 66% fueron hombres que tuvieron relaciones sexuales desprotegidas con otros hombres; el 30,7% a través de relaciones entre hombres y mujeres, y el 1,1% a personas que se inyectan drogas. Por procedencia, el 71,5% son españoles. Preocupa que el 45,2% presentaron diagnóstico tardío. El número de casos de SIDA en 2020 fue de 30.


Desde el año 2000 se han declarado casi 5.800 infecciones de VIH en Canarias, y el número de casos de SIDA notificados desde el año 1984 es de casi 3.000. El número de pacientes seropositivos tratados en centros hospitalarios de Canarias durante el año 2019 fue de 7.128 y en 2020, de 7.498 personas.


Con el lema Vive en positivo. Nadie debería tener limitados sus derechos y oportunidades por tener el VIH, Sanidad anima en el Día Mundial de la Lucha contra el Sida a rechazar la discriminación a la que se enfrentan las personas con el VIH o aquellas más expuestas a esta infección. Además, insiste en que los esfuerzos para controlar la infección, que están dirigidos a favorecer la prevención y el diagnóstico precoz, especialmente en los contextos de gran vulnerabilidad (bisexuales, hombres que tienen sexo con hombres, prostitución con alto riesgo, mujeres transexuales en situación de prostitución, personas que se inyectan drogas, parejas serodiscordantes y personas en extrema pobreza).


El doctor Juan Luis Gómez Sirvent, jefe de la sección de Infecciones del HUC, destacó al DIARIO que “se han producido avances muy importantes” en los tratamientos, que “son muy potentes, prácticamente carecen de efectos secundarios, se toleran muy bien y son fáciles de administrar. Hay tratamientos basados en una única pastilla diaria y tendremos en un futuro una inyección que se administrará cada dos meses”. “Cumpliendo con los tratamientos, el virus se controla perfectamente, queda bloqueado”, explicó. Sin embargo, todavía “no hemos llegado al definitivo, el que elimine el virus”.


Gómez Sirvent insistió en un mensaje de prevención: “La sociedad ha bajado la guardia, quizás porque los medicamentos funcionan tan bien que los infectados tienen una calidad y esperanza de vida igual que el resto”. Sin embargo, lamentó “el preocupante aumento en el número de enfermedades de transmisión sexual” y que hay menos “campañas de prevención e información sobre el VIH”, quizás porque antes fallecían más infectados de SIDA. “En Canarias más del 95% de las transmisiones que tenemos de VIH han sido por vía sexual, y hay que tener especial cuidado y tomar prevenciones cuando se mantienen contactos con personas que no estás seguro, ya que cualquiera puede estar infectado y te puede transmitir la enfermedad. Hay colectivo especial afectado, el de los varones que tienen sexo con varones, allí es especialmente importante por su incidencia, pero cualquiera se puede infectar de VIH y se puede transmitir por contacto sexual”.

El jefe de la sección de Infecciones del HUC recordó que esta infección “lleva aparejado para colmo una importante sobrecarga de estigma y de estar mal vista por la sociedad. Probablemente porque se transmite mayoritariamente por vía sexual, y cualquier infección por transmisión sexual según nuestros cánones no está bien vista. Por otro lado, inicialmente afectó a determinados colectivos que eran marginales en la sociedad, como toxicómanos, etc. Aunque con el paso del tiempo han disminuido mucho las connotaciones peyorativas que tiene esta infección, siguen estando ahí, sigue habiendo mucho que trabajar al respecto. Una de las preocupaciones importantes hoy en día de las personas que vienen a la consulta es que no se sepa en su entorno que están infectadas con VIH, y eso no ocurre en otras enfermedades”, destacó.

Camino por recorrer

Cuestionado por las informaciones que confirman que dos pacientes con el VIH se han curado definitivamente de la infección, Gómez Sirvent señaló que “hay información de al menos dos personas que se las da por curadas totalmente de la infección, pero llevaron una terapia muy especial, que no se puede administrar a la totalidad del colectivo. Ambas tenían un proceso avanzado de cáncer y hubo que someterlas a un trasplante de médula ósea especial y, para que lo entendamos, “las características” de esa médula del donante hicieron que el virus VIH se erradicara del receptor, esto de forma gráfica porque ha sido más complejo. Por tanto, se abre una puerta a la curación de la enfermedad. Lo que ocurre es que no es planteable un trasplante de médula ósea a las personas que están infectadas, porque tiene unos riesgos elevados y una mortalidad importante. Sin embargo, da pistas a los investigadores a la hora de buscar tratamientos”.

“Desde luego, todavía queda un camino por recorrer, pero las cosas son ahora radicalmente distintas a como eran hace 25 años”, finalizó.