inmigración

La ruta canaria de los 1.000 muertos

Convertidas en islas-cárcel por la Unión Europea desde 2019, las aguas canarias son hoy un cementerio donde solo este año se han ahogado, al menos, 937 migrantes, de los que 83 eran niños
Se ha convertido en habitual que mueran bebés en esta hecatombe humanitaria, como pasó en Arguineguín en marzo pasado (ver imagen) y ha vuelto a suceder esta semana. Efe

Fue en agosto de 2019 cuando, coincidiendo con el blindaje del Estrecho de Gibraltar, la llamada ruta canaria de las pateras se reactivó hasta llegar a niveles comparables a la crisis de los cayucos, acaecida en el segundo lustro del nuevo milenio. Pero ahora mata más. Solo en lo que va de este 2021, las diferentes rutas marítimas de inmigración irregular que conducen a España desde África se han cobrado 1.255 vidas, pero tres de cada cuatro, 937, corresponden a Canarias, las cifras más altas desde que la Organización de Naciones Unidas para las Migraciones (OIM) comenzó a recopilar estos registros, allá por 2014.

De acuerdo con el balance de víctimas fechado a 3 de diciembre y facilitado a Efe por el programa Missing Migrants (Inmigrantes Desaparecidos) de la OIM, desde enero han muerto o desaparecido intentando llegar a las Islas al menos 83 niños y 221 mujeres, un balance estimativo que solo incluye muertes en las que se ha recuperado el cadáver o aquellas otras que se produjeron en el mar, pero de las que hay testimonios de los supervivientes.

Las cifras de esta mortífera ruta canaria, a falta de 28 días para terminar el año, se comprenden mejor al compararlas con las de los dos años anteriores: los fallecimientos crecen en un 7% respecto a 2020 y en un 363% si se toma como referencia 2019. Por el contrario, desde el blindaje del Estrecho han perecido este año 318 personas, un 7% menos que en 2020 y un 42% menos que en 2019.

Lo peor es que la presencia de bebés y mujeres en las barquillas es mayor ahora que en la crisis de los cayucos, y, como consecuencia de ello, empieza a ser habitual sucesos tan terribles como la muerte de un bebé de apenas dos meses de edad que fue detectada en el rescate de una patera que se dirigía esta semana hacia Fuerteventura.

TE PUEDE INTERESAR