SANTA CRUZ

Santa Cruz recupera el parque de Las Mesas a través de la reforestación

El Ayuntamiento desarrolla un proyecto para replantar esta zona de la parte alta de la ciudad y darle un uso público; la iniciativa intentará captar dos millones de Europa

El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, ayuda a plantar un peralillo. Fran Pallero

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través de la Fundación Santa Cruz Sostenible, está llevando a cabo un proyecto, junto a la Universidad de La Laguna y Fundación Cepsa, para recuperar, rehabilitar y reforestar el entorno del Parque de Las Mesas, ubicado en la parte alta de la ciudad.


Se trata de alrededor de 180 hectáreas de monte en las que se retirará la red de riego que se implantó en los años 90, que está en malas condiciones y que incluso tiene materiales que perjudican el medioambiente.

Además, se llevará a cabo un estudio para ver qué especies hay que retirar y cuáles hay que repoblar, teniendo en cuenta las que existían en un origen, que son principalmente las de bosque termófilo. “El piso de vegetación más deforestado de Canarias”, según el gerente de Santa Cruz Sostenible, Pedro Millán.


Un inventario del patrimonio natural y vegetal que liderará el patrono de la Fundación Santa Cruz Sostenible y premio Canarias de Medio Ambiente, Wolfredo Wildpret de la Torre, y la profesora del Departamento de Botánica, Ecología y Fisiología Vegetal de la Universidad de La Laguna, Vitoria Eugenia Martín Osorio.

Profesionales que se sienten satisfechos con este encargo, cuya finalidad es lograr “la conservación de la naturaleza” y en la que aseguran que “se tendrán que quitar muchas de las cosas que se habían plantado con buena intención en el pasado, pero que, con el tiempo, se ha visto que no fueron buenas decisiones”.


Un proyecto “muy importante”, en palabras del alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, con el que el Parque de Las Meses se convertirá “en un entorno para el disfrute de todos y en un ejemplo de protección del medio natural”, que requiere la colaboración de “entidades, profesionales y voluntarios”.


Sin duda, un plan que ayudará, con la reforestación de unos 1.500 árboles en esta primera fase, a compensar la huella ecológica y a reducir el 40% las emisiones de dióxido de carbono hasta el año 2030. Asimismo, contará con un proceso participativo, que se abrirá próximamente, para que sean los ciudadanos los que decidan qué uso darle al Parque, para, finalmente, presentarlo a los fondos europeos Next Generation e intentar conseguir una financiación que rondaría los dos millones de euros.


El área recreativa del parque quedaría a un margen de este proyecto, porque su rehabilitación, que salió a licitación en agosto de este año por casi un millón de euros, es competencia del Cabildo de Tenerife. Algo con lo que el alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, afirma estar “preocupado por lo plazos y el nivel de terminación de la obra”, que, a su juicio, no van a ejecutarse durante el 2022. Una obra que, asegura Bermúdez, “no vamos a aceptar hasta que no esté bien terminada”.

Santa Cruz recupera el parque de Las Mesas a través de la reforestación. Fran Pallero

Tareas a pie de campo


Aunque ayer, y gracias a las abundantes lluvias de estos días, se plantó el primer árbol en el parque, un peralillo, lo cierto es que alrededor de 30 alumnos del ciclo de gestión forestal y del medio natural, y del ciclo de agrojardinería del IES El Sobradillo, llevan meses trabajando, junto a las cuadrillas de medioambiente del Ayuntamiento, y supervisados por varios ingenieros de montes, para adecentar la zona, que se encontraba intransitable por el matorral y las especies invasoras, como las cupresáceas tipo coníferas y eucalíptos, o las tuneras y piteras.


Igualmente, se llevará a cabo una limpieza en la zona, sobre todo en el área destinada a los aparcamientos, donde es visible la existencia de basura.