sociedad

Alerta alimentaria nacional: retiran un popular chocolate que se vende en toda España

El producto se ha distribuido por todo el país y las autoridades sanitarias piden que no se consuma
Tableta de chocolate. Pixabay

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha emitido una alerta por la presencia de alérgenos no declarados en un producto vendido en nuestro país. Este aviso de retirada se suma a los últimos relacionados con la seguridad alimentaria en los dulces que salen a la venta coincidiendo con Navidad. En las últimas semanas, populares dulces de chocolate o tabletas de sabores se han visto afectadas, además de estar presente una advertencia genérica sobre roscones adulterados. En este caso, AESAN) ha tenido conocimiento a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI) de una notificación de alerta trasladada por las autoridades sanitarias de Cataluña, relativa a la presencia de leche no incluida en el etiquetado en torta de chocolate negro crujiente.

La empresa distribuidora ha expuesto carteles informativos sobre la retirada del producto en los lineales de sus tiendas para informar al consumidor final y está procediendo a la retirada del producto. Los datos figuran a continuación. Nombre del producto: Torta de chocolate negro crujiente; Marca comercial: DOR; Aspecto del producto: envasado; Número de lote: todos los lotes están afectados; Temperatura: ambiente.

Dada la popularidad del producto, ha sido distribuido en prácticamente todo el territorio de España. Tal y como es habitual, la información llegó al organismo que depende del Ministerio de Consumo por una notificación trasladada por las autoridades sanitarias de Cataluña a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI).

Según cuenta la agencia, la información ya ha sido trasladada a las autoridades competentes de las comunidades autónomas a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (Sciri) y a los Servicios de la Comisión Europea a través de la Red de Alerta Alimentaria europea (RASFF). El objetivo no es otro que se verifique la retirada de los productos afectados de los canales de comercialización.

La Agencia termina el aviso pidiendo que, “como medida de precaución”, aquellas personas que sean alérgicas o intolerantes a las proteínas de leche y tengan el producto en su poder se abstengan de consumirlo. “El consumo de este producto no comporta ningún riesgo para el resto de la población”, finaliza el comunicado. 

TE RECOMENDAMOS