sanidad

Amós García: “Muy probablemente hasta mitad de enero seguiremos con un número de contagios importante”

El jefe de Sección de Epidemiología del área de Salud Pública de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, reconoce que ómicron ha cogido a todo el mundo “con el pie cambiado”, pero las vacunas siguen siendo eficaces
Jefe de Epidemiología del Servicio Canario de la Salud, Amós García Rojas.
Jefe de Epidemiología del Servicio Canario de la Salud, Amós García Rojas.

El coronavirus SARS-CoV-2 continúa con nosotros un año más, aunque, modulado por el efecto de las vacunas, con la incipiente llegada de la variante ómicron, más transmisible. Comparando diciembre de 2020 con diciembre de 2021 observamos que en Canarias los nuevos positivos son casi el 700% más al notificarse 49.607 casos (la mayoría ómicron) por los 6.260 contagios de 2020 (mayoritarios Alfa). Por su parte, los fallecidos aumentaron un 7% pasando de 87 en 2020 a 93 en 2021, por los últimos días terribles con más de una veintena de óbitos. La llegada de la vacuna, que comenzó a administrarse el 27 de diciembre de 2020 en Canarias ha supuesto hacer frente a los casos más graves de la enfermedad, la COVID-19. El jefe de Sección de Epidemiología del área de Salud Pública de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, Amós García, señala, en esta entrevista concedida a DIARIO DE AVISOS, que ómicron ha cogido a todo el mundo “con el pie cambiado”, pero las vacunas siguen siendo eficaces.
-¿Qué le parecen las últimas cifras de contagios en Canarias?
“Ómicron ha cogido a todo el mundo con el pie cambiado. Nadie esperaba que llegara una variante con esta capacidad transmisora. Una variante que procede de múltiples mutaciones y, desde luego, hay lagunas sobre su conocimiento, pero los aspectos que ya se conocen nos dicen que tiene una capacidad de propagación bestial. Ya cuando apareció la variante Delta se decía que tenía un alto poder de contagio, pero esta variante tiene cuatro veces más capacidad que Delta, y esta velocidad de contagio es la que está posibilitando que la mayoría de los países estén sufriendo unas incidencias brutales que no se ven acompañadas por muchos casos graves, ni tantos fallecimientos, fundamentalmente por las vacunas. Todavía hay que esperar para tenerlo claro que sea más leve que otras variantes. Creo que es razonable pensar que hasta mitad de enero continuará la senda alcista en Canarias, porque en estos días tendemos a la relajación, los contactos sociales y, por tanto, los contagios. Nos preocupaba el puente de diciembre y las comidas de amigos y de empresas, y los contagios nos estallaron en la cara. Ahora, veremos las comidas de Nochebuena, Nochevieja, Año Nuevo y Reyes cómo nos van a impactar, pero es posible que sigan en la senda actual, así que muy probablemente hasta mitad de enero seguiremos con un número de casos importante”.
-¿Qué opina de que en Tenerife la incidencia a 14 días sobrepase los 2.400 puntos?
“El crecimiento ha sido espectacular e indicativo de la tremenda capacidad de transmisión de ómicron. Esperemos que si todo va bien, en la tercera semana de enero comenzará el descenso. Estamos soportando una Incidencia Acumulada brutal, pero el año pasado, con casos muy inferiores que los actuales, teníamos más defunciones y hospitalizaciones en UCI. Ahora multiplicando por 12 en esta misma fecha, y son inferiores lo que señala que las vacunas funcionan. Ómicron ya ha desplazado casi totalmente a Delta y circula con gran intensidad en Canarias. Si Delta tenía un alto poder de contagios, Ómicron multiplica por al menos cuatro el poder de contagios de la variante anterior. Se ha repetido el mismo patrón que en Delta. El primer mayor impacto ha sido en Tenerife, porque los contagios empezaron antes, pero el resto de territorios no estarán exentos de la expansión de casos fruto de su mayor transmisión”.
-Los ingresos hospitalarios y en UCI se estabilizan.
“Parece que no es tan grave como la Delta, pero los casos estudiados en Sudáfrica eran jóvenes cuyo impacto clínico es más leve. En países como España, otro factor que influirá es la vacunación. Hay mucha población vulnerable protegida con pauta completa de vacunación y tercera dosis de refuerzo, que debería hacer que ómicron tenga menor hospitalización en UCI. Los trabajos científicos hablan de que se queda en la parte alta de las vías respiratorias y se comportaría en sus síntomas como un catarro fuerte. Pero hay que esperar, sabemos que es altamente contagiosa, hay que seguir evaluándola. Se traduce en muchos asintomáticos y leves, pero lo que está pasando es que al ser más transmisible, proporcionalmente habrá más contagios y llegarán más hospitalizaciones. Ahora es en Atención Primaria donde lo están pasando mal con la llegada de personas con gripe, resfriado, posibles contagios de coronavirus a los que realizar pruebas PCR, la vacunación infantil y el seguimiento de los aislados (más de 40.000). Creo que la clave es vacunar y vacunar, hay gente todavía sin recibir la primera dosis, otros sin la dosis de refuerzo, hay todavía más de un 65% de la población menor de 11 años sin vacunar. Hay que seguir insistiendo en el uso de la mascarilla, la higiene, mantener la distancia física y, sobre todo, la ventilación de las habitaciones. Son cuatro elementos clave, sea cual sea la variante del coronavirus. La vacuna no está evitando los contagios y que contagies, pero consigue algo prodigioso, evitar la cara amarga de las UCI y los fallecimientos. No evita que te puedas infectar y que puedas trasmitir el problema a otro, pero eso sí, con una carga viral muchísimo menor, y si padezco la enfermedad, esta será de forma muy leve o asintomática”.
-Cumplimos el aniversario de la vacunación en España y Canarias. ¿Cómo lo recuerda?
“La vacunación de Araceli, a nivel nacional, y de Doria, en Tenerife, fueron imágenes imborrables y las recuerdo con emoción. Se me saltaron las lágrimas al ser testigo directo del comienzo del fin de la pesadilla. Empezar a vacunar en las residencias tuvo un impacto positivo ya que el mayor número de fallecimientos se daba en ese colectivo, y ahora están bien protegidos. Hay cosas que se ha hecho bien en España y su política vacunal lidera la vacunación en el mundo. Fruto en primer lugar de los magníficos profesionales sanitarios, y en segundo lugar, de una ciudadanía muy madura y consciente, que ha hecho caso del discurso científico. Estoy satisfecho porque la vacunación se ha hecho de manera adecuada, priorizando a los más vulnerables, el perfil de riesgo severo a la infección. Las vacunas suponen un punto de inflexión a la hora de afrontar la pandemia porque ha posibilitado disponer de un instrumento que evita la cara terrible y dramática que ha tenido la pandemia, que son las vinculadas a los ingresos graves y los fallecidos. El año pasado por estas mismas fechas teníamos un número de casos muy inferior al actual, sin embargo, el número de hospitalizaciones, UCI y fallecimientos era similar al actual, cuando el número de casos se ha multiplicado por 12, eso es señal de que disponemos de un instrumento muy poderoso”.
-¿Las vacunas siguen siendo eficaces ante ómicron?
“Creo que las vacunas ayudan y estamos razonablemente protegidos y seguros sobre las formas graves de la enfermedad. Todo indica que habrá eficacia ante ómicron. Espero que no haya que revacunar próximamente [como ya propone Israel] y solo a la población vulnerable. Si sigue evitando las formas graves de la enfermedad estamos en condiciones de controlar la pandemia”.
-Delta y ómicron nacieron en países y continentes con una tasa de vacunación baja. El problema mundial sigue latente.
“Efectivamente, el virus sigue campando a sus anchas debido a que los países desarrollados nos hemos mirado al ombligo, hemos tratado de proteger lo nuestro, pero de esta pandemia debemos salir todos juntos. Hoy los países desarrollados acaparan el 60% de las vacunas, lo que incrementa la brecha insoportable entre países ricos y pobres y evitamos que puedan vacunar a su población la OMS creó el proyecto Covax de compra centralizada de vacunas, pero ha quedado muy devaluado. Los países deben donar vacunas a este proyecto o bien a otros países por acuerdos y relaciones bilaterales. Lo sensato es fortalecer las donaciones y lograr precios más asequibles para esos países”.
-¿No se está dando ahora un mensaje contradictorio a la sociedad con el uso de la mascarilla en el exterior?
“Antes ya se decía que su uso en el exterior era necesario si no se mantenía o se respetaba la distancia social, pero con el relajamiento algunos incumplían. Los que vivimos o trabajamos en núcleos urbanos sabemos que es difícil mantener la distancia y la llevamos siempre. El discurso debe ser común y sensato, y quizás no se ha dado de forma coherente a la ciudadanía. Podemos modificar la evidencia científica, pero las decisiones hay que explicarlas claramente”.

TE RECOMENDAMOS