baloncesto

El Lenovo Tenerife se pone el mono de trabajo para ganar al Falco Szombathely (73-79)

Los de Vidorreta se encuentran con un rival rocoso, que pudo dar la sorpresa
Borg lanza a canasta ante la defensa húngara BCL

Muy trabajado triunfo el del Lenovo Tenerife en Hungría ante el Falco Szombathely (73-79) para lograr su primer triunfo en el Sweet 16 de la Basketball Champions League. En un compromiso marcado por las bajas, cuatro en los locales por COVID y dos en los visitantes, Fitipaldo y Sulejmanovic, por procesos víricos, los de Vidorreta se pusieron el mono de trabajo para sacar el partido adelante en la maratón en la que se encuentra inmerso y en la que, además, se está jugando su clasificación copera.

Los húngaros demostraron ser un conjunto muy rocoso, con las ideas claras y capaz, como ya hizo en la primera vuelta, de dar más de un susto.

Espoleados por su animoso público, los húngaros trataron de hacer frente desde un primer momento a la dupla Huertas-Shermadini, que lideraban al Lenovo Tenerife (8-17). El Canarias dominaba el rebote, sobre todo de la mano del georgiano, obligando al entrenador local a parar por primera vez el encuentro.

Con siete rebotes cogidos (tres en ataque) por uno de su rival, los de Txus Vidorreta, en los seis primeros minutos, transmitían la sensación de tener todo bajo control.

Los canaristas llegarían casi a doblar en el marcador a los húngaros (13-25) al final de la primera manga.

En el arranque de la segunda manga sería Vidorreta el que tuviera que pedir tiempo muerto con 22-28. El entrenador vasco tenía claro que los húngaros querían buscar una y otra vez a su juego interior, mientras alternaban zonas defensivas para intentar atascar el ataque de los insulares.

Las cosas empeoraron con un triple de Keller (33-35) antes de Que Borg volviera a marcar distancias (33-38). El juego rocoso de los locales les vale para llegar al descanso con un marcador apretado (39-43).

En el intercambio de golpes en el que se convirtió el duelo los locales se mostraron más cómodos. Boris Barac, debajo dela ro, pondría por delante a los suyos (58-57) antes de que Wiltjer anotara un triple vital para los suyos (58-60), resultado con el que se llegaría al final del cuarto. Los húngaros no parecían resentirse por la importante baja de Zoltan Perl.

Huertas y Shermadini volvieron a asumir el mando desde el inicio de la última manga (58-62). El cansancio comenzaba a pasar factura a ambos conjuntos, lo que provocó una serie de errores en los que el Canarias no salió perjudicado (61-68).

Se calentó el duelo a falta de poco menos de cinco minutos para el final. Los húngaros protestaron amargamente una falta en ataque que daba la posesión a los canaristas y, en la acción siguiente, la falta cayó del lado aurinegro. Llegó entonces un tiempo muerto en la pista que no variaría la igualdad protagonista hasta el momento.

Shermadini, con un 2+1, puso el 66-73 a falta de tres minutos, por lo que los húngaros no tenían demasiado margen de error. Pero el Szombathely asumió el reto. Parcial de 4-0 (70-73) para obligar a Vidorreta a pedir tiempo muerto y recordar a sus jugadores que estaban fallando lanzamientos cómodos.

A falta de 1,20 para el final, Gio dispuso de dos tiros libres que no falló (70-75) y en la siguiente acción los locales erraron su ataque. Doornekamp hizo lo propio en el aro rival, pero ya solo restaban 34 segundos para que acabara el compromiso.

Sasu Salin dispuso de dos tiros libres para poner la puntilla (70-77) permitiendo al Lenovo Tenerife ganar su primer encuentro (73-79), de manera trabajada, en el Sweet 16 de la BCL.

TE PUEDE INTERESAR