baloncesto

El Lenovo Tenerife cae en Murcia ante un rival directo por la Copa (88-86)

Los canaristas deberán ganar los dos compromisos que le quedan para poder asegurar su clasificación copera
Sasu Salin durante el UCAM Murcia-Lenovo Tenerife ACB Photo / P. Méndez

No pudo ser. El Lenovo Tenerife deberá esperar para acercarse a su clasificación para la Copa del Rey tras caer en Murcia (88-86) en un duelo marcado por la intensidad local, que vio como los suyos estarán presentes en Granada, y por bajas como la de Sulejmanovic en un conjunto con sensación de fatiga tras el duelo contra el Karsiyaka.

Los 16 rebotes en ataque cogidos por los locales resultaron decisivos, más en un compromiso que se decidió tan al final y por un margen tan corto.

El UCAM Murcia pretendió generar un ambiente de presión en su pabellón, con un equipo saliendo con mucha intensidad ante un Canarias que erró sus primeros lanzamientos (2-3). Las tornas cambiaron en apenas unos segundos. Con Webb como líder, los locales anotaron un parcial de 10-0 (12-3) cuando aún se habían jugado poco más de tres minutos.

Para colmo de males, en menos de siete minutos de juego, al Canarias ya le habían señalado ocho personales, algo que los murcianos, que eran mejores, habían logrado aprovechar para el 20-9. La reacción visitante llegó (20-14) pero al final del primer cuarto se llegó con 23-14 en el electrónico.

Dos canastas acercaron a los aurinegros al inicio de la segunda manga (23-17). La dinámica había cambiado, algo que confirmó un triple de Todorovic que obligó a Sito Alonso a parar el duelo tras un parcial de 5-15 para el 25-24.

Los locales pegarían otro estirón gracias a los errores en ataque de su oponente (35-27). Wiltjer tiró de los suyos. Anotó desde el interior y el exterior para volver a dar la cara (35-32) y obligar a Alonso a pedir otro tiempo muerto. Murcia había perdonado al Canarias.

Al descanso se llega con 42-37. Con Fitipaldo en pista, el Canarias funcionaba mejor. Todorovic estaba siendo protagonista.

Otro buen arranque local disparó al Murcia tras el paso por los vestuarios. Parcial de 5-0 (47-37) y vuelta a remar para el Canarias. Los pimentoneros anotaban con demasiada facilidad (49-40) hasta que el Canarias devolvió el golpe desde el exterior. Fitipaldo y Salin (49-46) pusieron a su equipo a tiro de triple, pero, caa vez que parecía que podían llegar a alcanzar a los murcianos, estos anotaban, castigando los errores de los insulares (55-48).

Dos buenas canastas de Murcia (59-50) metieron en otro lío a un Lenovo Tenerife en el que volvía a pista Marcelinho Huertas. La mayor diferencia tras muchos minutos (63-52 a falta de menos de dos minutos para el final) hacía presagiar lo peor, pero, otra vez, los errores por parte de ambos conjuntos evitó que los murcianos llegaran a tener una diferencia mayor (66-56).

El Canarias estaba dispuesto a vaciarse (66-60) pero McFadden dio respuesta con tres triples de mucho mérito (77-63). Los de Vidorreta se encontraban con una situación delicada, sin poder empezar a pensar en las dos próximas jornadas (vitales) por el average, pero con la sensación de no poder remontar a un equipo desatado.

Dejan Todorovic dio motivos para la esperanza con un 3+1 (79-71) pero el rebote ofensivo (los locales habían cogido 16 hasta el momento) marcaban la diferencia (84-73). Una técnica mostrada a Shermadini, por un cruce de palabras con Radovic aunque este no vio ningún tipo de sanción, elevó el nivel de decibelios en el recinto deportivo murciano, que empezaba a tocar con la yema de los dedos la clasificación copera.

Una falta en ataque y una pérdida de balón locales provocaron nerviosismo en las gradas del pabellón murciano (86-81) a falta de 1,22 para el final. Bellas anotó dos tiros libres (88-81) Bruno metió un triple (88-84) y anotó el adicional (88-85). En la siguiente acción Murcia perdió el balón, Doornekamp falló un triple y los locales perdieron su posesión. A falta de seis segundos el Lenovo Tenerife perdía de tres pero tenía la posesión.

Vidorreta reunió a los suyos en un tiempo muerto y, en la acción posterior Salin dispuso de dos tiros libres, tiró a meter el primero y a fallar el segundo (88-86). Czerapowicz rebañó el rebote y el Canarias dispuso de un nuevo tiro, pero la pelota se quedó en el hierro (88-86).

TE RECOMENDAMOS