la laguna

La Laguna realizará las obras de recuperación de la Antigua Cárcel

El inmueble es la única construcción conocida fabricada en los orígenes de la ciudad, que se sitúan en el primer tercio del siglo XVI

La Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias asumirá las obras de recuperación del inmueble de propiedad municipal denominado Antigua Cárcel de La Laguna, a partir del proyecto de ejecución redactado por el equipo técnico municipal, que cuenta con los preceptivos informes y es compatible con el planeamiento. Así se recoge en el convenio firmado entre dicha consejería y el Ayuntamiento lagunero y publicado ayer en el Boletín Oficial de Canarias (BOC). En concreto, la Consejería, a través de la Dirección General de Patrimonio Cultural, será la encargada de financiar, licitar y ejecutar las obras en el edificio, que, una vez finalizados los trabajos, se devolverá al Ayuntamiento.

El edificio histórico de la Antigua Cárcel de La Laguna se sitúa en el patio interior de la Casa del Corregidor, dentro de la manzana donde se localizan las dependencias municipales, en el vértice sur del ámbito del Conjunto Histórico de La Laguna declarado Patrimonio Mundial. Dicho inmueble tiene relevancia histórica por ser la única construcción conocida realizada en los orígenes de la ciudad, en el primer tercio del siglo XVI, según la información histórica disponible, y recoge el proyecto de ejecución municipal.

Características

Según este documento, la edificación, de unos 46 metros cuadrados de superficie interior, posee todos sus elementos constructivos originales intactos, lo que le confiere una especial importancia patrimonial, conservando muros, bóveda de cañón, pavimento de piedra, revestimientos exteriores, encalados y restos de pintura, etcétera. Además, se apunta que, en el interior, “las paredes y techo se encuentran encaladas, conteniendo escrituras diversas que posiblemente pertenezcan a presos que ocuparon el calabozo a lo largo del tiempo”.

A mediados del siglo pasado, la antigua cárcel pierde su función original, convirtiéndose desde entonces en almacén y trastero municipal. Hasta la fecha, el espacio contiene material e instalaciones de telefonía e informática, para lo que se han hecho obras en el interior. En el proyecto también se apunta que “no se aprecian patologías destacables en la construcción, tan sólo aquellas propias del paso del tiempo”.

En consideración a su valor histórico, las actuaciones están encaminadas a su rehabilitación, mejorando su accesibilidad, recuperando su espacio mediante la retirada de instalaciones, cableado y canaletas, la demolición de elementos añadidos, tanto en su interior como en sus fachadas, y llevando a cabo la reparación y limpieza de los elementos a conservar, dotándolo de la correspondiente iluminación y señalética, todo ello conforme al proyecto técnico municipal.

El presupuesto de estos trabajos asciende a 39.346,42 euros y tienen un plazo de ejecución de dos meses, se especifica en el convenio.

Según apuntó la concejala de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento lagunero, Elvira Jorge, tras la rehabilitación del edificio se encargará un estudio sobre las posibles acciones a realizar para ponerlo en valor.

TE RECOMENDAMOS