política

No todo es ilusión en la Reserva de Inversiones Canarias

Sí Podemos se desmarca de la propuesta de pedir un año más para materializar la RIC
Manuel Marrero, portavoz de Sí Podemos Canarias, durante su intervención ayer en el Pleno del Parlamento regional. Sergio Méndez

Un pleno extraordinario después de las Navidades recuerda al comienzo de las clases. Sobre todo, si es corto. “Prima non datur” –la primera no se da-, nos dijo en nuestro primer día de curso Miriam Álvarez, profesora de Teoría de la Literatura de la Universidad de La Laguna, mirándonos intensamente con unos ojos negros que detectaban a los alborotadores con la precisión de un escáner. Después de la presentación del temario, nos íbamos a la cafetería a buscar amigos y a hacernos los interesantes, como todos los inseguros.

El Parlamento tenía ayer que debatir un informe sobre el Proyecto de Ley de medidas financieras de apoyo social y económico que se tramita en el Congreso, donde hay dos modificaciones del Régimen Económico y Fiscal de las Islas. Una, para evitar interferencias y solapamientos entre el IVA y el IGIC en la prestación de determinados servicios. Y otra, para ampliar un año más, hasta 2021, el plazo de materialización en las inversiones de la RIC. Todos los grupos votaron a favor, salvo Sí Podemos Canarias, que votó en contra del segundo punto.

Para Manuel Marrero, portavoz de la coalición de izquierdas, la RIC, un instrumento que permite deducciones fiscales para que las empresas hagan luego inversiones con ellas, está más orientada al “ahorro” y la “especulación” que a “la creación de empleo estable y de calidad” o la “diversificación económica”. Y critica que en el informe se pida, además, ampliar el plazo de materialización de la RIC hasta 2022.

Se trata de una solicitud de los partidos de la oposición, que consideran que la crisis económica no ha permitido a muchas empresas materializar esas inversiones, y que hace falta más tiempo todavía para evitar que haya que devolver deducciones que vienen desde 2016. PSOE, Nueva Canarias y ASG han aceptado, pero Marrero considera que se trata de una estrategia de CC para que su líder y senador, Fernando Clavijo, presente una enmienda en el Senado, pidiendo esta ampliación y ganando visibilidad. Y un paso en la estrategia de acercamiento de CC al PSOE. El próximo junio, CC tendrá un diputado más en Madrid, pues Pedro Quevedo, de NC, tendrá que renunciar a su escaño en favor de CC tras el acuerdo electoral con el que concurrieron en las elecciones generales de 2019. Y los de Clavijo quieren sacar jugo a esta situación, pues sus votos pueden ser importantes si fallan los apoyos de ERC y Bildu a Sánchez.

Lo cierto es que la oposición tuvo ayer un tono muy conciliador con el Gobierno. “Bienvenidos a la rectificación y el consenso”, decía Dávila sobre la decisión de PSOE, NC y ASG de apoyar su petición y alabando el esfuerzo de consenso de Iñaki Lavandera, portavoz socialista. También estuvo suave con el Ejecutivo central. “Bien está lo que bien acaba”, decía Fernando Enseñat, del PP. También valoró el esfuerzo de “diálogo” la diputada tránsfuga,Vidina Espino, que intervino de forma telemática con un fondo difuminado de colores, como si hablara desde otro mundo, a medio camino entre el viaje astral y la psicodelia. Ricardo Fernández de la Puente, de Cs, reivindicó el REF frente a los olvidos y negligencias del Estado.

Ni PSOE ni Nueva Canarias le dieron mucha importancia a la propuesta de la oposición incluida en el informe, aunque sí reconocieron los esfuerzos para alcanzar la unidad. Y ambos reivindicaron el papel del Gobierno autónoma para que ese proyecto incluya ya un año de ampliación. Esther González, de NC, reivindicó el trabajo que ha hecho Pedro Quevedo en esta cuestión. Y vino a decir que la diputada Ana Oramas no había hecho nada. Se nota la pugna dentro del espacio nacionalista.

El segundo punto del orden del día, la convalidación de un decreto para ampliar el plazo de aplicación del tipo cero en el IGIC a bienes necesarios para combatir los efectos de la COVID, ni siquiera se debatió y fue votado directamente. Así que pudimos salir pronto a disfrutar de ese extraño sol de invierno mezclado con la calima.

Por la calle se podía ver paseando a unos cuantos cruceristas visitando la ciudad. Los que ya no estaban por el puerto eran los miembros de la tripulación del Cuauhtémoc, el buque- escuela de la Armada de México que llegó al Puerto de Santa Cruz el 15 de enero y partió ayer rumbo a Río de Janeiro. El pasado fin de semana, algunos ciudadanos subían a bordo para visitarlo. Parecía un barco de película. Allí han estado desde que salieron de Acapulco el pasado 16 de julio, pasando por el Canal de Panamá, Cozumel –el Caribe-, Creta, el Canal de Suez, Dubai, Malta, Barcelona y Valencia. Al lado de esa aventura, lo de ir al Parlamento palidece un poco.

TE RECOMENDAMOS