el tiempo

Una borrasca atlántica y una nube de calima ‘combaten’ sobre Canarias

El riesgo por fuertes ráfagas de aire y por polvo en suspensión sahariano continúan hoy para dar paso a partir de mañana a episodios de tormentas, lluvias e incluso nieve

Tiempo raro y algo loco el que vamos a padecer en Canarias estos días. A la calima y las temperaturas algo más cálidas registradas ayer, y que continuarán a lo largo de hoy, se dará paso a partir de mañana lunes, especialmente en las islas occidentes, a tormentas y fuertes lluvias y puede que incluso nieve en las cumbres de Tenerife. Y es que la atmósfera de Canarias parece que va a asistir a un duelo de tan dispares fenómenos meteorológicos; por un lado la calima imperante; y por otro, la llegada de una borrasca atlántica.
Canarias sufrió ayer las máximas temperaturas del país, con registros actualizados hasta las 17.45 horas. Sabinosa registró 26,4ºC, seguida por el Aeropuerto de Mazo con 25,4 ºC o Tazacorte, con 25,3ªC.

En Tenerife, el Puerto de la Cruz registró 23.8 ºC y Santa Cruz de Tenerife 23 ºC de máxima, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias declaró ayer la alerta por fuerte viento en El Hierro, La Gomera y Tenerife siguiendo la recomendación de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que decretó riesgo naranja en el norte y el área metropolitana de Tenerife (desde La Orotava hasta Santa Cruz), La Gomera y El Hierro, y amarillo en el resto. El fuerte viento afectará de forma especial a zonas altas y vertientes norte durante todo el día de hoy. Según la Aemet, se esperan rachas máximas de 90 kilómetros por hora (km/h) que podrían superar los 100 km/h en las islas en nivel naranja y los 70 km/h en La Palma, Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura, riesgo amarillo, que se suma, además, a la presencia de calima que continuará durante la jornada de hoy.

Durante la madrugada y la mañana de ayer las fuertes rachas de viento en Tenerife se sintieron en las zonas altas de las Islas occidentales y desde Santa Úrsula al Macizo de Anaga. Así, la estación de la Aemet ubicada en el Depósito Marrero, en La Victoria, registró 77,8 km/h. Sin embargo, los mayores registros de la Aemet fueron en sus estaciones de La Gomera, lideradas por Juego Bolas, en Agulo, con 102 km/h., el Alto de Igualadero, en Vallehermoso, con 90 km/h, o La Dama, en Vallehermoso, con 73 km/h mientras que en El Hierro las rachas máximas se registraron en el Balneario de Sabinosa, en Frontera, con 97,6 km/h El Refugio de la Dehesa, en Frontera, con 77,4 km/h o Valverde, con 71,3 km/h. Las rachas han sido más intensas durante la madrugada, donde entre las 2.00 y las 6.00 horas, se apreció esa serie temporal.

La Dirección General de Seguridad y Emergencias recomienda cerrar puertas y ventanas para evitar corrientes de aire que puedan llevar a la rotura y caída de cristales, así como retirar de balcones y azoteas las macetas y todos los objetos que puedan caer a la calle. También recomienda revisar las viviendas para que no haya cornisas, balcones y fachadas en mal estado que puedan producir caídas de cascotes y escombros. Pide que se evite caminar por jardines o zonas arboladas, alejarse de muros, casas viejas, andamios, letreros luminosos, vallas publicitarias y demás estructuras que puedan ser derribadas. Y alejarse de postes de luz y torres de tensión. Asimismo, ha de procurarse aplazar los desplazamientos por carretera y en caso de hacerlos, extremar las precauciones, así como usar el transporte público y evitar salir de excursión o de acampada.
Se recuerda que las motos y los vehículos de grandes dimensiones que ofrecen una gran superficie de contacto con el viento (camiones, furgonetas, vehículos con remolque) corren el peligro de volcar.

La calima, que ya se hizo notar desde el viernes, fue en aumento durante el día de ayer y continuará hoy con más insistencia, sin descartarse que sea puntualmente intensa en forma de olas de polvo en suspensión. Esto es debido a que se trata de eventos que van por pulsos con una gran intensidad de concentración de polvo y la reducción de visibilidad. La Aemet asegura que es probable que el promedio diario de concentración en superficie supere los 150 µg/m³. Se prevé calima que deje una visibilidad de 3.000 metros, aunque podría bajar de los 1.500 metros. Además se incluye la observación de partículas sólidas de polvo PM10 dispersas en la atmósfera cuyo diámetro varía entre 2,5 y 10 micrómetros. La calidad del aire es “extremadamente desfavorable” en la mayoría de las estaciones de registro y “muy desfavorable” en el resto. El cielo estuvo salpicado de nubes altas, en cantidad variable, y el ambiente soleado. La calima llegó, sobre todo, en la cara Sur del Archipiélago. Su presencia aumentó al final de la tarde en Tenerife y en las islas orientales por un nuevo pulso.

Recomendaciones por la calima

La Consejería de Sanidad, ante la presencia de calima en suspensión en la atmósfera, recomienda a la población sensible a este tipo de episodios -como niños, ancianos y personas con enfermedades respiratorias o cardiovasculares crónicas- tomar precauciones como evitar la exposición prolongada al aire exterior, mantener las ventanas cerradas y no realizar esfuerzos físicos al aire libre.

El polvo en suspensión contribuye a resecar las vías respiratorias y, en muchas ocasiones, se puede provocar un agravamiento de afecciones o síntomas relacionados con enfermedades respiratorias, tales como el asma, personas con enfermedad obstructiva crónica (EPOC) que hacen que aumenten las visitas a los servicios de urgencias y los ingresos hospitalarios.

La exposición a la calima puede producir molestias torácicas, tos, palpitaciones, fatiga o incremento a la susceptibilidad a infecciones respiratorias, al menos durante los cinco días posteriores al inicio del episodio.

Meteorología loca

Si todo lo anterior parecía poco, mañana al viento con diferentes intensidades y al polvo en suspensión, se le unirá la lluvia, que, acompañadas de todo lo anterior, podría provocar barro. En altura, flujo de sur intenso en las islas orientales.

La Aemet mantiene, de momento, el aviso naranja por rachas de viento que podrían alcanzar de 90 a 100 km/h, afectando al norte y noroeste de La Gomera, Norte de El Hierro y Norte y Noreste de Tenerife, durante la madrugada; mientras que el nivel amarillo por las rachas se debe a la previsión de de 75 a 80 km/h, en el resto de las Islas y sus vertientes. Por su parte, el polvo en suspensión continuará en aviso amarillo hasta mañana a las 9.00 horas mermando la visibilidad a 3.000 metros con momentos puntuales de 1.500 metros en las islas occidentales.

Se espera la entrada de una borrasca al Archipiélago que dejara tormentas, abundantes lluvias e, incluso, nieve en las cumbres de Tenerife. Según la Aemet, las lluvias comenzarán a barrer el Archipiélago durante la madrugada, dejando tormentas y precipitaciones en el norte y las cumbres de Gran Canaria, La Palma, La Gomera, El Hierro y el norte y el área metropolitana de Tenerife.

La inestabilidad se prolongará durante toda la próxima semana, afectando a todas las Islas, con especial intensidad durante los dos primeros días y también a partir del jueves.

TE PUEDE INTERESAR