educación

Vuelta al cole con vacunas pero con la guardia alta por la ola de ómicron

El retorno a las clases después de las fiestas navideñas coincide con el mayor pico de contagios, lo que provoca el temor a que se disparen las bajas laborales entre los profesores
Un alto índice de niños regresarán a las aulas con la protección de las vacunas; se ordenará el confinamiento de la clase solo si hay más de cinco menores contagiados. DA

El retorno hoy a las clases de forma presencial en todas las etapas y niveles se hace bajo el estricto cumplimiento de los protocolos sanitarios, el temor a que se disparen las bajas laborales de los profesores por la alta transmisión de ómicron y la recomendación de suavizar cuarentenas, en un contexto en que el Ejecutivo de Canarias aboga por un cumplimiento escrupuloso de las medidas preventivas.

Desde hoy se irán conociendo las cifras de bajas de profesores por la nueva variante del coronavirus, la más contagiosa hasta la fecha, y varias comunidades autónomas ya han anunciado medidas para hacer frente a una rápida sustitución de profesionales contagiados. Tras la decisión unánime de retomar las clases presenciales, el compromiso es no bajar la guardia y cumplir estrictamente el protocolo de medidas aprobado al inicio del curso escolar, con la novedad de que las mascarillas también habrán de utilizarse en el exterior, una obligación que se mantendrá mientras continúe la actual situación de alta transmisión.

Una de las novedades introducidas es aplicar cuarentenas más laxas en los centros educativos, un asunto sobre el que se pronunció el viernes la Comisión de Salud Pública. Hasta ahora, los alumnos completamente vacunados que eran contacto estrecho de un positivo estaban exentos de hacer la cuarentena, y los que no lo estaban debían respetar un periodo de siete días.


La Comisión de Salud Pública (Ministerio de Sanidad y comunidades autónomas) ha determinado recomendar cuarentena para toda un aula siempre que se den al menos 5 casos de COVID, o estén afectados al menos el 20% de los alumnos, en un periodo igual o inferior a 7 días. La recomendación incluye que, si son 4 casos o menos del 20%, se considerarían esporádicos y no haría falta cuarentena. Con esto se busca garantizar y fomentar lo máximo posible la presencialidad en todos los niveles educativos, reforzando el cumplimiento de las medidas de prevención. Este cambio “se adapta a la situación pandémica actual, refleja el importante avance de la vacunación en todos los grupos de edad y tiene en cuenta que los entornos escolares han demostrado a lo largo de la pandemia ser entornos seguros en cuanto a la transmisión del virus”.


Regiones como Madrid y Andalucía avanzaron la semana anterior que eran partidarias de suavizar las cuarentenas en las aulas. Así, los alumnos madrileños de hasta 12 años que hayan sido contacto estrecho de un positivo no tendrán que guardar cuarentena, independientemente de su situación vacunal.


Ante el inminente comienzo de las clases, muchas comunidades han actualizado sus protocolos, incorporan pequeñas novedades respecto a lo que se venía haciendo y recuerdan reforzar medidas que no son inéditas, como la de tomar la temperatura en casa a los alumnos, limitar el acceso a las instalaciones escolares del personal no docente y la importancia de la ventilación cruzada. Uno de los cambios en el País Vasco se refiere a los grupos burbujas en Primaria, ya que vuelven a limitarse al aula después de que en octubre se abriera la posibilidad de que estos interactuaran en el exterior con alumnos de distintas clases de un mismo curso.
En Baleares, aparte de mantenerse y aplicar con rigor las medidas conocidas, se ha pedido más coherencia entre los protocolos dentro del colegio y fuera.

Canarias recomienda que no acudan los niños que muestren síntomas

Canarias opta por seguir promoviendo la vacunación entre los alumnos y aconsejar a las familias que no lleven a sus hijos a clase si observan síntomas compatibles con el virus. En Asturias, los centros deberán reforzar la seguridad y la mascarilla será obligatoria en interiores y exteriores (se permitía prescindir de ella en el patio si se mantenía la distancia), además de la suspensión, hasta el 8 de abril, de las actividades complementarias y extraescolares que impliquen pernoctar. En Aragón, el departamento de Educación implementa disposiciones extraordinarias; la primera de ellas, la sustitución de los profesores que se acojan a la baja por ser positivo, y se reducirán las reuniones entre familias y tutores en las instalaciones.


El Govern de Cataluña comunicó ayer el nuevo protocolo sobre cuarentenas por COVID-19 en los centros educativos, aprobado el viernes por la Comisión de Salud Pública, que establece que se eliminan las cuarentenas “si hay casos esporádicos en la educación infantil y primaria”. En este territorio se realizarán test a los contactos estrechos de los alumnos, al igual que ocurrirá en Andalucía.

TE RECOMENDAMOS