sanidad

Andrés Orozco (AECC): “El enfermo que nos ha necesitado no se ha quedado sin apoyo”

El presidente provincial de la Asociación Española Contra el Cáncer alerta en esta entrevista con DIARIO DE AVISOS de que la COVID ha supuesto retrasos en algunos tratamientos oncológicos

En el Día Mundial Contra el Cáncer, el presidente provincial de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), Andrés Orozco, alerta en esta entrevista con DIARIO DE AVISOS de que la COVID ha supuesto retrasos en algunos tratamientos oncológicos y que no han descuidado su apoyo a los pacientes y sus familiares.

-Un nuevo año marcado por la pandemia. ¿Cómo valora la atención a los enfermos?

“La COVID ha sido como un gran agujero negro que ha absorbido muchos recursos de la Sanidad, tanto humanos como técnicos, y, además, ha colapsado a veces tanto los hospitales como los centros de salud. Sin duda tendrá consecuencias en el desarrollo de enfermedades como el cáncer”.

-Tratamientos, pruebas diagnósticas, prevención…

“La prevención y el acceso a los diagnósticos se han retrasado, porque ahora llamas a Atención Primaria para que te atienda tu médico y en la consulta telefónica, dicho por los propios especialistas, en muchos casos es difícil determinar si el paciente debe hacerse las pruebas al estar ante una enfermedad como el cáncer. Hay evidencia científica que señala que un retraso de tres meses en los diagnósticos de determinados tumores puede aumentar el riesgo de fallecimiento un 10%; por tanto, la correlación de coger el cáncer a tiempo y la supervivencia del paciente son factores que hay que intentar por todos los medios que se retome y tengan la posibilidad de ser diagnosticados a tiempo. Es verdad que a pesar de los esfuerzos enormes de los sanitarios para que determinadas pruebas y tratamientos se lleven a cabo, no siempre es posible. La Consejería ha dado prioridad a las operaciones oncológicas y, por tanto, podemos estar aliviados, ya que no están teniendo mucho retraso, pero sí los hay en otros tratamientos. Por ello, no se puede hablar de una normalidad en la atención sanitaria. Eso está afectando negativamente no solo al cáncer, sino a otras enfermedades en las que es importantísimo la detección a tiempo”.

-¿La COVID afecta a las economías familiares, en especial a las golpeadas por el cáncer?

“Siempre hemos comentado que el cáncer no solo impacta físicamente, sino también socialmente y económicamente. El cáncer cuesta dinero. La Sanidad pública paga los tratamientos y la parte más costosa, pero hay otras cuestiones que el enfermo necesita y no están del todo cubiertas, como cremas, material ortoprotésico, etc. Si a eso le unimos que la persona con cáncer necesita reducir su jornada laboral o el cuidador principal ha tenido que reducirla para poder atenderlo, eso significa menos ingresos en la familia y afrontar más gastos”.

-¿Han continuado realizando actividades pese a la pandemia y las diversas restricciones?

“Nuestro objetivo ha sido mantener las puertas abiertas pase lo que pase, con todas las medidas de seguridad necesarias. Teníamos claro que el paciente con cáncer se iba a ver más solo aún que en otras ocasiones. La enfermedad del cáncer es puñetera, es mala, hace daño física y psicológicamente y en el entorno del afectado. Desde la AECC tratamos de dar acompañamiento y llevarles nuestro apoyo, porque hay una cantidad de gestiones burocráticas que hacer para conseguir una ayuda, una pensión y cubrir las necesidades que se tienen de material ortoprotésico (camas, sillas de ruedas, taca taca, muletas), etc., elementos que facilitan y ayudan a los pacientes. Aunque nos ha costado esfuerzo, hemos conseguido estar junto a ellos y ha sido posible por los trabajadores y los voluntarios de la AECC que ha mantenido el pulso. El enfermo que nos ha necesitado y hemos tenido constancia de ello no se ha quedado sin nuestro apoyo”. 

-¿Qué carencias cree que tiene el sistema sanitario?

“Hay que recordar que todos los años se diagnostican unos 12.000 nuevos cánceres y esas personas van a recibir un impacto emocional de una envergadura tremenda, posiblemente de los mayores disgustos que tendrá esa persona y esa familia. Eso hay que abordarlo, porque la Sanidad trata la parte física, pero en la parte emocional organizaciones como la AECC jugamos un papel esencial. Tenemos unos psicólogos muy especializados y tratamos de llevarles ese apoyo emocional para que el paciente logre el equilibrio necesario para su curación”.   

¿Ha cambiado la prevalencia de los tumores en Canarias?

“El cáncer sigue siendo la primera causa de fallecimiento entre los hombres y la segunda entre las mujeres. El tumor más frecuente es el colorrectal, seguido del de mama, el de próstata y el de pulmón, que vemos que es el que más defunciones produce, porque todavía las pruebas diagnósticas no están tan avanzadas y no se ha investigado tanto en su diagnostico precoz, como los anteriores. Hay una disciplina y un hábito en la Sanidad para que las personas con una determinada edad sean llamadas a revisiones periódicas para prevenir o coger en un estadio incipiente diversos tumores. Hay factores que no dependen de uno mismo a la hora de padecer un cáncer ,como son los genéticos y la edad, sin embargo, hay otros que sí dependen de nosotros. En Canarias hay unas 400.000 personas que fuman a diario y, además, lo hacen en entornos donde debería estar prohibido. Otro factor clave es la obesidad y el sobrepeso, y casi un millón de canarios, la mitad de la población, tiene altas tasas, por lo que hay que tratar de que hagan una alimentación más saludable y equilibrada, que no significa que sea más cara. Y en cuanto al sedentarismo, casi 800.000 personas no hacen ningún tipo de ejercicio físico. Por tanto, estos tres factores, tabaco, obesidad y vida sedentaria, pueden hacer que el cáncer aparezca antes. Hay que luchar para cambiar los hábitos y tener una vida más saludable”.

-Otra pieza fundamental de la lucha es la investigación.

“En estos momentos hay 400 proyectos vivos, en los que hay invertidos 78 millones de euros. En ellos trabajan más de mil investigadores en toda España gracias a AECC. Esto se debe a las aportaciones de nuestros socios, que en nuestra provincia es de 300.000 euros para este fin. Hay que poner en valor la generosidad del socio que aporta el 80% de nuestros recursos y nos permite ofrecer todos los servicios gratis”.

TE RECOMENDAMOS