cultura

Cristina Ramos, la canaria que podría representar a San Marino en Eurovisión: “Me pilló por sorpresa”

Cristina Ramos (Las Palmas de Gran Canaria, 1979) es una habitual de los concursos de talentos de medio mundo, habiendo conquistado "Spain's Got Talent" en 2016, "La Voz México" en 2018 y quedando entre los cinco mejores de "America's Got Talent" un año después
Cristina Ramos, la canaria que podría representar a San Marino en Eurovisión: “Me pilló por sorpresa”. FRAN PALLERO

La cantante canaria Cristina Ramos nunca ha visitado el pequeño país de San Marino, enclavado en plena península itálica, pero aspirará a representarlo en Eurovisión compitiendo en su preselección: “Nos llamaron ellos”, reconoce a Efe esta canaria internacional que promete sorprender para viajar a Turín en mayo.

“Los letristas, el equipo con el que trabajo, digamos que tienen contacto con gente de San Marino y en su momento, hará año y medio, se pusieron en contacto, San Marino se puso en contacto con ellos y preguntó si me interesaría presentarme”, explica por teléfono.

Y la respuesta fue afirmativa: “Dijimos que sí, por qué no, porque estoy abierta a todo, y surgió la posibilidad. Este año nos llamaron y nos cogió por sorpresa”, recuerda.

Cristina Ramos (Las Palmas de Gran Canaria, 1979) es una habitual de los concursos de talentos de medio mundo, habiendo conquistado “Spain’s Got Talent” en 2016, “La Voz México” en 2018 y quedando entre los cinco mejores de “America’s Got Talent” un año después.

Pero ahora su aventura es otra: lograr el pase para Eurovisión representando ni más ni menos que a San Marino, un diminuto Estado enclavado en plena “bota italiana” en Emilia-Romagna (norte).

La suya será una de las diez propuestas que competirán el 19 de febrero en el programa “Una voce per San Marino”, con la que el país elegirá a su representante para Turín 2022, junto al italiano Achille Lauro o el DJ turco Burak Yeter, entre otros.

Su presencia en el plantel encendió enseguida las redes sociales, aunque ella no lo ve como “algo extraño”, y menos contando con una amplia trayectoria internacional como la suya.

“Puedo entender que la gente lo vea como algo extraño, pero al fin y al cabo pienso que es el país el que elige al representante y a la canción (…) En el caso de San Marino, ya tiene tradición de buscar gente fuera. No lo veo como algo raro”, insiste.

Sobre la canción que llevará, el secreto es inevitable, pero tendrá que ver con su estilo lírico y rock y será “muy Cristina Ramos”.

“Lo único que puedo comentar es que va a ser muy fiel a lo que yo suelo hacer. Es algo que siempre ha funcionado y nos hemos dado cuenta de que no deja indiferente”, augura, entre risas, confesando, por lo menos, que cantará en varios idiomas.

La artista no obstante asegura que representar a su país, España, en el futuro sería “un honor” y que Televisión Española (RTVE), que organiza la preselección nacional, la conoce y sabe de sus ganas.

“TVE nos conoce, mi equipo ha presentado propuestas y canciones y ellos saben que estoy abierta”, asegura, aludiendo a años pasados.

No obstante, no participó en el Benidorm Fest. “Entiendo que este año las características del show que querían crear eran otras y que yo no estaba dentro de ese estilo que querían montar. Pero sí, saben perfectamente que yo estoy por representar a mi país, sería un honor”, asegura.

Ramos ha escuchado la apuesta española, “SloMo” de Chanel, una artista y una canción sobre las que no escatima en elogios.

“Puedo ver todo el trabajo que hay detrás de esta ‘performance’, es brutal y lo que hace ella está a la altura de los más grandes. Ese fondo que tienes que tener, tiene muchísimo trabajo, bailar con esos tacones y cantar como si estuvieses en la peluquería”, encomia.

Sobre la polémica que ha envuelto la final del certamen español, comprende que los ánimos se enciendan porque en España “hay una pasión brutal” por Eurovisión, lo que lleva a la frustración de los seguidores de los artistas que no consiguen ganar.

“Pero las canciones que he escuchado en España me han parecido muy eurovisivas y, de hecho, no sabía por cuál decantarme”, indica.

¿Te ves ganando en San Marino y viajando a Turín el próximo mayo para Eurovisión? “No sé, por qué no, cosas más raras me han pasado”, ataja la cantante, con tono divertido.

Pero, como siempre, prefiere no crearse expectativas, sino disfrutar el momento porque así, alega, se consiguen resultados.

“Si te soy sincera nunca he pensado mucho más allá de lo que pueda suceder, me dedico a disfrutar al máximo lo que estoy viviendo en ese momento porque me he dado cuenta en los años, con la experiencia que puedo llegar a tener en esto de los concursos de la canción, que cuando disfrutas de verdad y no te planteas nada más que hacerlo perfecto, bien, darlo todo y trabajar, al final siempre los resultados son muy buenos”, sostiene, ya con un pie en San Marino.

*Por Gonzalo Sánchez (EFE)

TE RECOMENDAMOS