santa cruz

El Monumento a Franco, el último de los reconocimientos al dictador

La intención del Ayuntamiento de Santa Cruz de poner en marcha, después de 20 años, la fuente del conjunto escultórico de Juan de Ávalos reaviva la polémica
La fuente del conjunto escultórico de Juan de Ávalos lleva sin funcionar desde el año 2003. DA

El 19 de febrero de 1966 tuvo lugar la inauguración del Monumento a Franco en Santa Cruz de Tenerife. Así lo recoge la edición de DIARIO DE AVISOS del 22 de febrero de ese año, en la que se detalla que, “a la una de la tarde del sábado tuvo lugar en Santa Cruz un brillante y emotivo acto con motivo de la entrega, por parte de la comisión nombrada a tal efecto y que preside el Gobernador Civil y Jefe Provincial del Movimiento al Caudillo, al Ayuntamiento de la capital”. Continuaba el artículo detallando que “el citado Monumento, obra como se sabe del escultor Juan de Ávalos, presentaba un brillante aspecto con todas las fuentes a pleno funcionamiento…”. Transcurridos 56 años de ese acto, el conjunto escultórico sigue en pie, desafiando el paso del tiempo, y lo está a la espera de un informe definitivo que certifique que también contraviene la Ley de Memoria Histórica, lo que supondrá su retirada de las calles de Santa Cruz, la última de España en la que se mantiene un reconocimiento al dictador de este calibre. Un estudio encargado por el propio Consistorio capitalino ya certifica ese extremo. El anuncio del Ayuntamiento de Santa Cruz sobre su intención de poner en marcha la fuente del monumento de Ávalos, tal y como adelantó DIARIO DE AVISOS, ha vuelto a poner sobre la mesa la polémica que rodea a este monumento.

Los primeros en mostrar su rechazo a cualquier tipo de intervención en el conjunto escultórico han sido los grupos de Sí Podemos Canarias del Cabildo de Tenerife y Unidas Podemos del Ayuntamiento de Santa Cruz. Ambas formaciones rechazan que se vaya a invertir dinero público en un estudio para poner en marcha la fuente de un monumento sobre el que el Catálogo de Vestigios del Franquismo, que está elaborando el Gobierno de Canarias, aún no se ha pronunciado. UP entiende que no hay otra decisión que la de retirar el Monumento a Franco porque incumple la Ley de Memoria Histórica, y ve en la intención del Consistorio de poner en marcha la fuente una forma de “provocar reacciones en la parte de la sociedad que defiende el mantenimiento de este monumento”.

Entre el resto de partidos de la oposición, la postura de UP es compartida por el PSOE, que ha manifestado en varias ocasiones que “el Monumento a Franco es ilegal, no cabe resignificación alguna o eliminación de elementos. Ha de ser retirado de la vía pública, eso no significa que tenga que ser destruido, solo que debe desaparecer un monumento que enaltece un golpe de Estado”.

Ciudadanos, en cambio, es partidario de la resignificación, al igual que el PP. La portavoz del partido naranja, Matilde Zambudio, apuntaba a que “se deberá estar a lo que dictamine la Comisión de Memoria Histórica del Gobierno de Canarias. Nosotros estamos a favor de la resignificación que viene amparada en la Ley de Patrimonio Histórico de acuerdo con el artículo 15 que se aplicaría cuando concurren razones artísticas o arquitectónicas, y este es el caso que entiendo que ostenta el conjunto histórico artístico de Juan de Ávalos”.

Para la concejala de Cs, “la actitud del partido popular es un claro síntoma de que estamos ante un partido cada vez más escorado a la extrema derecha, junto a Vox al anunciar, sin esperar a ningún tipo de dictamen, la rehabilitación y puesta en funcionamiento tal y como está en la actualidad. No lo comparto y, además, si tan claro tenían cuál iba a ser el futuro de la fuente de Almeyda, ¿por qué encargaron un informe para valorar qué hacer y cuál es la situación, respecto a la Ley de Memoria Histórica, del Monumento?”.

Desde el Ayuntamiento de Santa Cruz se insistía ayer en alejar la puesta en funcionamiento de la fuente del Monumento a Franco, tras 20 años sin agua, de cualquier valoración política. “La acción del Ayuntamiento se limita a poner agua para la fuente. No se trata de una rehabilitación. El Ayuntamiento sigue a la espera de la aprobación del listado que debe hacer el Gobierno de Canarias y, desde luego, cumplirá con la Ley de Memoria Histórica en todos sus términos”. A esto añadió que “hay que incidir en que la puesta en marcha de la fuente coincide con la dotación de suministro de agua de otros dos surtidores en Santa Cruz, en las plazas de Weyler y en el Castillo Negro”. Y es que así lo explicó el primer teniente de alcalde y portavoz del PP, Guillermo Díaz Guerra, quien insiste en que su decisión de encargar un informe para valorar los costes de poner en marcha la fuente no es una decisión política, sino que se enmarca dentro de sus competencias como concejal de Servicios Públicos, área en la que recae el mantenimiento del patrimonio municipal. Lo que sí defiende Díaz Guerra es que ese conjunto escultórico debe ponerse en valor, y que, en todo caso, se debe resignificar si su permanencia ofende la memoria y la dignidad de algunas personas.

El Monumento a Franco fue entregado a Santa Cruz el 19 de febrero de 1966, un acto en el que se homenajeó al dictador

Memoria histórica

Desde la Asociación de Memoria Histórica de Tenerife, su presidenta, Mercedes Pérez Schwartz, también es contraria a cualquier tipo de intervención en un monumento que, según sus palabras, “no solo está incumpliendo una ley, sino que incumple dos, la de Memoria Histórica del Estado y la de Canarias”. “Ya ha quedado claro que no es BIC, por lo que no se puede acoger al artículo 15 de Ley de Memoria Histórica”, añadió. Para Schwartz que Díaz Guerra quiera poner en uso la fuente es lo mismo que querer saltarse la ley. Sin embargo, admite que, el retraso del Gobierno de Canarias en finalizar el Catálogo de Vestigios del Franquismo da pie a este tipo de situaciones. “La Ley de Memoria Histórica de Canarias deja claro la retirada de monumentos y distinciones a los culpables del golpe de Estado de 1936. El hecho de que el Gobierno de Canarias no reúna la Comisión Técnica que se creó a raíz de esa ley está haciendo que se dé pie a este tipo de anuncios”.

Unidas Podemos: “Rehabilitar la fuente es lo mismo que conculcar la Ley de Memoria Histórica”

Ayer, los grupos de Unidas Podemos en el Ayuntamiento de Santa Cruz y Sí Podemos Canarias en el Cabildo, ofrecieron una rueda de prensa delante del Monumento a Franco para expresar, una vez más, su rechazo a cualquier tipo de intervención, porque eso sería lo mismo que rehabilitar el monumento. Ramón Trujillo, portavoz de UP en Santa Cruz, señaló a DIARIO DE AVISOS que “esa pretensión del Ayuntamiento de solo arreglar la fuente, lo que implica es una conculcación de la Ley de Memoria Histórica”. “No se debe llevar a cabo -continuó- el arreglo de esa fuente, ni dar ningún paso que contribuya al mantenimiento, mejora o restauración de ese monumento, que es lo que significaría la puesta en marcha de la fuente en algún momento. Lo que hay que hacer es cumplir la Ley de Memoria Histórica”.

Trujillo insistió en que “nos reiteramos en nuestra posición y es que en una sociedad democrática no se puede rendir homenaje en la vía pública al español que más españoles y españolas ha matado, y que lo equivalante sería rendir homenaje en la vía pública a personajes como Hitler o Mussolini, algo que ni se plantean en países como Alemania o Italia”.

El edil de UP fue más allá al hablar del coste que algunos le atribuyen al monumento. “Si es verdad que vale 41 millones, que lo vendan y dediquen el dinero a viviendas sociales. Pero, claro, quién va a querer comprar ese monumento que es una exaltación de un dictador”.

En lo referente a la resignificación que defienden partidos como el PP o Cs, el portavoz de Unidas Podemos recurre a un símil para explicar su rechazo a esta postura. “Es como si se quisiera resignifcar el Cara al sol por sus valores musicales, no tiene ningún sentido”.

TE RECOMENDAMOS