baloncesto

El Real Madrid acaba con el sueño copero del Lenovo Tenerife (94-74)

Los blancos superan de principio a fin a los aurinegros

No pudo ser. El Real Madrid no dio opción alguna al Lenovo Tenerife, al que se impuso por veinte puntos (94-74) en la primera semifinal de la Copa del Rey. Con el Canarias diezmado por la baja de Fitipaldo y Huertas, que arrastra un proceso gripal y al que se vio algo cansado, el fondo de armario madridista fue clave.

Los madrileños se situaron por delante al inicio (7-2) gracias al dominio de Tavares. Reaccionaron los aurinegros, (7-6) hasta que una antideportiva señalada a Huertas permitió a los madridistas irse al 18-8 con cuatro minutos y medio por jugarse.

Tavares se fue al banquillo, pero el 5 de 6 en triples eran la principal garantía para los de Pablo Laso. Pese a todo, el Canarias logró resistir a tremendo acierto, compitiendo a la perfección cerrando el cuarto con 26-20 en el marcador.

Los aurinegros lograban controlar las pérdidas y el rebote, uno de los factores clave en la semifinal.

Los blancos hicieron gala de su gran rotación, mientras Borg trataba de suplir a Marcelinho cuando este, visiblemente cansado, se iba al banquillo (34-24). Así, un Rudy Fernández que fue duda hasta última hora, con un triple, obligó a Vidorreta a parar el duelo con un tiempo muerto (37-26).

Los de Pablo Laso tenían claro su juego de explotar el lanzamiento exterior (había tirado más de tres que de dos cuando faltaban cinco minutos para llegar al descanso) y se agarraban a su juego interior para lograr segundas oportunidades, aunque en el rebote el Lenovo Tenerife seguía siendo muy rocoso.

Rudy, con un triple, puso el 42-28 antes de que el Lenovo Tenerife lograra un parcial de 0-5 (42-33) roto, cómo no, por otro triple blanco (45-33). ¿Mantendría el equipo de Pablo Laso ese acierto durante mucho más tiempo? Al descanso, 50-38.

El Madrid dio un golpe que parecía casi definitivo en el tercer cuarto, con dos triples que los lanzaron 18 puntos (60-42) a los de Laso en el marcador, pero, como siempre, el Lenovo Tenerife respondió. Dos triples de Salin y Todorovic y otra vez en la pelea (60-48). El problema era que los madridistas seguían sumando con facilidad y, a muchos puntos, el Madrid (y el Barcelona) suele ganar.

En dos contras, los madridistas volvieron a dar un nuevo estirón (64-48) antes de que un jugador clave para ellos como Casseur tuviera que irse al banquillo lesionado. Pese a todo, el Madrid pasó el rodillo al final de esta manga, dominándola por 73-55.

Corría el riesgo de que el partido se le pudiera hacer muy largo al Canarias, sobre todo cuando el Madrid logró una renta de 20 puntos (75-55) que luego sería de 22 (82-60) tras triplazo de Heurtel.

En esa renta, de 20 puntos, se movió el duelo en la última manga, llegándose al final del mismo con un claro 94-74.

TE RECOMENDAMOS