sociedad

Francisco González, periodista: “La memoria fotográfica me ayuda a identificar los carretes que guardo”

Sus mayores recuerdos son de la transición, "unos años muy complicados a la vez que emocionantes"
Francisco González Concepción, en el Parlamento de Canarias. / DA
En el Parlamento de Canarias. DA

En un libro y una exposición, Francisco González Concepción refleja medio siglo de dedicación al periodismo en sus dos vertientes. Un texto informativo ilustra cada foto.  

-¡Cuántos años retratados! 
“No pocos. La primera edición del libro abarcaba desde 1977 hasta 2017”. 

-Cuarenta… 
“Son cincuenta años los que he trabajado en prensa”. 

-¿Cómo fueron los comienzos en el oficio? 
“Empecé colaborando en un periódico de instituto, en el Pérez Galdós”. 

-Una escuela… 
“Después de ese instructivo aprendizaje pasé por El Eco de CanariasLa ProvinciaDiario de Las Palmas…”. 

-Cabeceras históricas… 
“Luego me marché a La Laguna a estudiar y estuve de corresponsal de La Provincia”. 

-La experiencia no surge de la nada. Es una acumulación de vivencias y conocimientos… 
Diario 16Cambio 16, del mismo grupo editorial; corresponsal de Diario de Avisos…”.  

-¿También? 
“En un corto periodo. Y en La Tarde. Hice algunos pinitos en la radio, en los informativos de la Cope. No era lo mío”. 

-Además de fotógrafo… 
“Yo soy redactor, pero mi gran afición es la fotografía”. 

-¡Se nota! 
“En Diario 16 mandaba las crónicas y a cualquier acto que iba llevaba mi cámara”. 

-Eso se hace ahora… 
“Ja, ja, ja… Desde pequeño me gustaba la fotografía. Y me encantaba escribir”. 

-El dos por uno… 
“Realizaba las dos facetas: la gráfica y la literaria”. 

-¿Qué instantáneas evocan más cariño? 
“Los mayores recuerdos los tengo de la transición, unos años muy complicados a la vez que emocionantes”. 

-Maquinando… 
“Mi primera cámara fue una Kodak Fiesta, de plástico”. 

-No de las desechables… 
“¡Qué va! Una caja oscura, de formato grande”. 

-¡A lo bestia! 
“Sí. Posteriormente, una Retina 1a. Ya profesional, una Minolta. De ahí, a la Pentax y finalmente salté a Nikon”. 

-¿Y las de mecanografiar? 
“En La Provincia eran de la marca Adler. En Diario 16, las crónicas se enviaban normalmente por teléfono”. 

-¡Se dictaban! 
“O, con una tarjeta a cobro revertido, en una cabina de la sala de télex de Correos”. 

-¿De cuántas piezas se compone la colección? 
“Calculo que entre el 77 y el 85, más de 40.000 imágenes”. 

-De cada rebobinado, igual se publicaba una sola… 
“¡Claro! Conservo los negativos en unas cajas”. 

-¡Qué rollo! 
“La memoria fotográfica me ayuda. Cuando preparaba el libro, veía un carrete y sabía de qué era”. 

-Múltiples escenarios… 
“Me trasladé, por ejemplo, a La Gomera durante el incendio de 1984. Y a Argel para entrevistarme con el Polisario”. 

-¡Echaban las redes a los pescadores canarios! 
“Cuando secuestraron a la tripulación del pesquero Las Palomas, en 1978, me puse en contacto con el Polisario”. 

-Expuesto a los acontecimientos, con sus riesgos… 
“El libro reúne 1.200 fotografías y la exposición recoge unas 200”. 

-No habrá sido sencillo seleccionar el material… 
“Lo más complicado”. 

-¿Para la muestra que acogió el Parlamento se escogieron algunas específicamente? 
“La exposición del Parlamento es la misma que la que se organizó en Las Palmas”. 

-Un recorrido visual en constante movimiento… 
“La exposición termina con la pandemia”.  

-¿Y el volcán? 
“En esta ocasión no fui a La Palma, pero relaciono la erupción con el panel de la televisión autonómica”. 

-Un montón de anécdotas en la retina del recuerdo, ¿no? 
“¡Uf! Hay una que se remota a la visita de una escuadra de la OTAN, recibida con protestas”. 

-Con disparos de obturador y destellos de flash… 
“Fotografié la detención de un compañero, Orlando Martín, en el muelle, y la Guardia Civil me arrestó”. 

-¿Preso del pánico? 
“¡Tranquilo! Le entregué el carrete al juez, lo revelan y concluyó que no había delito alguno en mi actuación”. 

-¡Guay! 
“A los nueve meses me llegó una notificación del Juzgado. Me habían denunciado por resistencia a la autoridad”. 

-¡Oh! 
“Me tocó aquel juez y me absolvieron. La sentencia señala que la Guardia Civil se extralimitó en sus funciones”. 

-Sospecho que este no es el final de la historia… 
“Viene la segunda parte”. 

-¡Me lo imaginaba! 
“Hace cuatro o cinco años, en la subida de la Virgen del Pino a Teror, me pararon en un control de la Guardia Civil”. 

-¡La Virgen! 
“Un coronel. ‘¡Hola!, ¡qué hay!, ¡buenos días!’. Me preguntó y le contesté que trabajaba en Isla 21”.     

-¿Dónde? 
“Un periódico gratuito dedicado a los pueblos de Gran Canaria que publiqué durante diez años”. 

-¿Entonces? 
“Le conté mi vinculación anterior a Diario 16 y lo que dijo me dejó pasmado”. 

-¡No sería un chiste verde! 
“Él era el teniente de la unidad que intervino en el incidente por lo de la OTAN”. 

-¡Qué risa! 
“¡Muy divertido! Nos hicimos buenos amigos”. 

-¡Carrete y manta! 
“¡A la ventura!”. 

El presidente del Parlamento de Canarias, Gustavo Matos, presenta la exposición fotográfica de Francisco González Concepción. / Sergio Méndez
El presidente del Parlamento de Canarias, Gustavo Matos, presenta la exposición fotográfica de Francisco González Concepción. Sergio Méndez
Libro '40 años de libertad', de Francisco González Concepción. / DA
Esther González (NC), Nayra Alemán (PSOE) y Manuel Marrero (Sí Podemos Canarias). / Sergio Méndez
Esther González (NC), Nayra Alemán (PSOE) y Manuel Marrero (Sí Podemos Canarias). S. M.

Exposición en el Parlamento de Canarias

TE RECOMENDAMOS