mujeres influyentes

María Asunción Laynez, abogada: “El contribuyente debe saber que Hacienda no siempre tiene la razón”

Esta joven abogada canaria especialista en derecho tributario y fiscal responde a las múltiples demandas que inversores locales y extranjeros tienen en esta materia a la hora de afincarse en las Islas
María Asunción Laynez, abogada. | Fran Pallero

Hacienda no siempre tiene la razón. Esta es una premisa que tiene clara María Asunción Laynez. Esta joven abogada canaria especialista en derecho tributario y fiscal responde, desde su despacho ubicado en el sur de Tenerife, a las múltiples demandas que inversores locales y extranjeros tienen en esta materia a la hora de afincarse en las Islas.

-¿Desde cuándo quiso ser abogada?

“Siempre tiré de letras, la verdad. Mi padre es abogado y, además, fue inspector de Hacienda, por lo que no sé si es por lo que he visto en casa, pero al final los impuestos siempre han formado parte de mi vida. Estudié Derecho en la ULL y al acabar me fui a Madrid a especializarme en Derecho Tributario. Trabajé allí en dos despachos, siempre vinculados con la fiscalidad, y al regresar me puse unos años a trabajar con mi padre, que ya había dejado de ser inspector de Hacienda, en su despacho, hasta que finalmente decidí abrir el mío en el sur de Tenerife”.

-¿Por qué en el Sur? Quizás lo más cómodo era quedarse en el despacho de su padre, ¿no?

“Pues, por muchas cosas. Primero, porque la economía de la Isla está en el sur, y después, porque era consciente de que había mucho intrusismo, sobre todo en el sector fiscal, y quería ayudar a un mercado que necesitaba de profesionales. Y, sobre todo, al final lo que quería era darme a conocer yo”.

-¿La mayor parte de sus clientes son extranjeros?

“La mayor parte sí. Inversores de fuera que quieren invertir en Canarias. Hablamos varios idiomas en el despacho, que es algo muy importante porque nos acerca mucho al cliente. Se encuentra más cómodo y más seguro con alguien que hable su idioma, y por eso hay tanto intrusismo. Para mí es muy importante pertenecer a asociaciones como la Aedaf, la asociación española de asesores fiscales, el CEST y Tenerife South Real, que es una asociación de agentes inmobiliarios extranjeros muy importantes del Sur”.

-¿Conocen esos inversores nuestro REF?

“Hay quien sí y hay quien no. La verdad es que tenemos un régimen fiscal que es la bomba, que busca invertir y crear empleo. Una tributación del 4% no hay en ningún otro lado”.

-Sí, pero ¿no cree que nos falta seguridad jurídica?

“Sí. No puede ser que hoy te digan una cosa y mañana la contraria. Pero lo que está claro es que Hacienda no siempre tiene la razón”.

-¿En serio?

“Por supuesto. Igual que el contribuyente es vulnerable, Hacienda también lo es. Mire, para mí es una satisfacción conseguir ganarles por una cuestión formal y ahí es donde son vulnerables. Se le pasan los plazos… y si fallan ahí, todo el procedimiento se viene abajo. Una inspección de Hacienda es como cuando te para la Guardia Civil. Si quiere encontrar algo, lo encontrará. No estamos hablando de evadir impuestos o de hacer las cosas mal, sino de que el coste de una operación, cumpliendo la ley y aplicando los incentivos que se puedan aplicar, sea menor”.

-¿Los españoles buscan las mayores triquiñuelas para no pagar impuestos?

“Bueno, depende de las nacionalidades. Lo que no puede hacerse es una operación con el único objetivo de eludir el coste fiscal, pero es verdad que cuando yo voy a realizar una operación le puedo aplicar las deducciones fiscales legales que existen, puesto que al hacer la inversión genero riqueza económica y creo empleo”.

-¿Se ha encontrado con algún problema por el hecho de ser mujer?

“No en absoluto. Es cierto que a los foros tributarios y fiscales a los que suelo ir habitualmente acuden pocas mujeres. Hay muchas juezas, fiscales y abogadas, pero en el ámbito de los tributos e impuestos aún sigue habiendo más hombres que mujeres. Pero más allá de esta anécdota, nada más”.

TE RECOMENDAMOS