santa cruz

Retiran la hélice del crucero Canarias, vestigio franquista, del espacio público de Santa Cruz

El Puerto procedió en la mañana de ayer a retirar el elemento del barco que participó en la muerte de miles de civiles en 1937, a los que bombardeó cuando huían de Málaga hacia Almería
Momento en el que la hélice del crucero Canarias era retirada de su emplazamiento a la entrada del Muell Norte del Puerto capitalino. / DA

El 8 de febrero de 1937, el bando sublevado contra el gobierno de la II República atacó a los civiles que huían de Málaga en dirección a Almería, tras caer la ciudad en manos de los franquistas. Los refugiados que huían por miles, en lo que se conoce como la Desbandá, fueron interceptados en un ataque por mar, capitaneado por el crucero Canarias, y por aire, con la colaboración de la aviones italianos de Benito Mussolini. El resultado fue una masacre en la que murieron entre 3.000 y 5.000 civiles. En 1980, una de las cuatro hélices del crucero Canarias fue entregada a la ciudad de Santa Cruz por el comandante general de la Zona Marítima de Canarias, el vicealmirante Francisco Jaráiz Franco, hijo adoptivo de Tenerife, tal y como se recoge en los archivos municipales. Esta hélice se exponía hasta ayer en la entrada del Muelle Norte del Puerto de Santa Cruz, punto del que fue retirada por la Autoridad Portuaria.

La hélice es uno de los vestigios franquistas que se recogen en el Catálogo elaborado por el Gobierno de Canarias, un documento que aún no ha recibido el visto bueno de la Comisión Técnica de Memoria Histórica, pero por el que no ha querido esperar la Autoridad Portuaria de Santa Cruz, puesto que al estar instalada en suelo portuario es competente para retirarla. Esta parte del crucero Canarias se ha guardado en los almacenes del Puerto hasta que se decida su destino final.

El estudio realizado por el Ayuntamiento de Santa Cruz en 2019, sobre el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, ya incluía este elemento, y apuntaba que debía ser retirado por sus connotaciones de exaltación al régimen de Franco. En dicho estudio puede leerse que “el crucero Canarias fue el barco más popular de la flota española durante la dictadura franquista, siendo utilizado por Francisco Franco para sus desplazamientos marítimos, presente siempre en titulares que resaltaban su importancia en la victoria durante la Guerra Civil y en varios reportajes de los diferentes noticiarios del NO-DO. El buque insignia de la Armada Española realizó su última escala en el puerto de Santa Cruz, el 21 de junio de 1974, fecha en la que se le realizó un homenaje”.

El viceconsejero de Cultura del Gobierno de Canarias, Juan Márquez, celebró a través de su cuenta de Twitter esta retirada de la hélice, que definió como “buena noticia”. “Se cumple con la Ley de Memoria Histórica, con la reparación moral a las víctimas de una de las mayores masacres de la Guerra Civil, la Desbandá”.

Desde la Asociación de la Memoria Histórica de Tenerife, Mercedes Pérez Schwartz, celebró también la retirada. “Puertos está cumpliendo con la Ley de Memoria Histórica. Eso había que retirarlo porque era como estar homenajeando a una masacre”. Apuntó que “el Puerto ha demostrado que se puede cumplir con la ley sin esperar por ningún catálogo, tal y como se ha hecho en otras ciudades”. “De igual forma se tiene que retirar el Monumento a Franco, y si no se hace es porque hay muchas reticencias”, concluyó.

TE RECOMENDAMOS