san juan de la rambla

Vecinos de San Juan de la Rambla: “No pararemos hasta ver movimientos o palas comenzando las obras”

Vecinos del barrio de La Rambla recrudecerán sus protestas para exigir una entrada y salida seguras desde la TF-5
Vecinos del barrio de La Rambla en la protesta que organizaron el último domingo. DA
Vecinos del barrio de La Rambla en la protesta que organizaron el último domingo. DA

Hartos de llevar 42 años reclamando una solución que consideran justa, una entrada y salida segura al barrio desde la TF-5, los vecinos de La Rambla, en San Juan de la Rambla, han formado una plataforma para hacerse oír. Comenzaron en enero y seguirán haciéndolo cada domingo a las doce del mediodía con una caravana de vehículos y pancartas alusivas a su reivindicación hasta que acabe el mes.

Ante la falta de respuesta, los afectados recrudecerán las protestas y advierten que “no pararán hasta que no vean movimiento o palas comenzando las obras”, declara a este periódico la portavoz de ‘Todos con la Rambla’, Adela Abreu Chávez.

Así lo decidieron el martes después de una reunión para consensuar las medidas a adoptar de aquí en adelante, entre las que se encuentra una manifestación -pendiente del permiso correspondiente a la Subdelegación del Gobierno- prevista para el 6 de marzo que discurrirá por el casco y concluirá en la entrada del barrio.

Tampoco descartan sentadas delante del Gobierno de Canarias y del Cabildo de Tenerife, para las que también necesitarán permiso, las dos administraciones con competencias en materia de Carreteras y por lo tanto, las que deben ofrecer alternativas a este punto negro del municipio en el que ya han ocurrido varios accidentes. “Es increíble que ningún responsable de estas dos administraciones se hayan puesto en contacto con los vecinos”, se lamenta.

No puede decir lo mismo del alcalde, Ezequiel Domínguez, y de toda la Corporación municipal, por quienes los vecinos se sienten apoyados. Saben que el mandatario está haciendo todas las gestiones posibles con las citadas administraciones y que este año se han intensificado -confirma él mismo- con motivo de las concentraciones vecinales. “Espero que todo lo que se ha estado trabajando tenga buenos resultados para La Rambla”, sostiene.

“Nos preguntan por qué ahora estas movilizaciones cuando hemos estado 40 años sin exigir nada. Y la respuesta es muy sencilla: el tráfico ha aumentado, sobre todo con la vía desde Icod hasta El Tanque, que muchos ciudadanos del Norte utilizan para dirigirse hacia el Sur y el tráfico es más denso, tanto para salir como para entrar. Y lo será todavía más cuando se termine el tramo del Anillo Insular que pasa por el municipio y por ende, aumentará la peligrosidad”, explica Adela.

Pero desmiente que no lo hayan reclamado antes. “Quizás no como ahora pero llevamos años demandando una solución”, recalca. Además, “viendo que estaban asfaltando, haciendo obras y pasando por aquí, creímos que era el momento idóneo”.

La misma situación se da con la parada de guaguas, una actuación que los vecinos consideran “inconcebible que se haya proyectado en la entrada y salida del barrio en lugar de buscar la solución de cómo cruzar para poder ir a coger el transporte público. Han empezado la casa por el tejado, no se comprende”, critica.

Los vecinos de La Rambla están cansados que les pongan por delante las dificultades que existen para hacer una entrada y salida de una de las principales accesos al municipio, como falta de visibilidad por palmeras, vinagreras y un muro de hormigón; la afección a un espacio protegido, en este caso el barranco de Ruiz, o un cambio de rasante, cuando, a su juicio, “esto último es fácil de resolver”.

“No queremos que nos digan más que no se puede hacer, queremos soluciones”, insisten.

TE RECOMENDAMOS