santa cruz

Ruidos en el muelle de Ribera: Santa Cruz exige al Puerto que cese la actividad nocturna

Servicios Públicos constata que el sonido de los contenedores frigoríficos que dan servicio a las navieras supera el límite ruidos en el muelle de Ribera
Muelle-de-Santa-Cruz
Muelle-de-Santa-Cruz

Ruidos en el muelle de Ribera. La explanada de esa zona portuaria se suma a la polémica que en las últimas semanas envuelve al Puerto de Santa Cruz y al Ayuntamiento capitalino a cuenta de los usos de las espacios portuarios. En esta ocasión es el área de Servicios Públicos la que, tras varias quejas vecinales, ha constatado el exceso de ruido en la actividad nocturna en el muelle de Ribera, en la que se sobrepasa el límite de decibelios permitidos.


En base a las inspecciones realizadas, desde el área que dirige Carlos Tarife se pide al Puerto, no solo que implemente las medidas correctoras oportunas, sino también que, hasta que lo haga, cese la actividad nocturna que provoca ruidos en el muelle de Ribera, concretamente, el almacenamiento de contenedores frigoríficos que dan servicio a los barcos de pasajeros, en la citada explanada, y que son uno de los focos del exceso de decibelios junto con la operativa nocturna autorizada a las navieras en ese muelle.


El origen de la inspección realizada por Servicios Públicos es un expediente de 2016 por las quejas vecinales sobre el excesivo nivel de ruidos en el muelle de Ribera. Ya entonces se especificó que el Puerto debía adoptar medidas provisionales para eliminar los ruidos procedentes de la terminal de contenedores en horario nocturno, con el fin de minimizar las molestias hasta que se adoptaran las soluciones definitivas.


También se concluía la necesidad de modificar el Plan Especial del Puerto en vigor, puesto que se estaban llevando actividades en horario nocturno que no fueron contempladas en el mismo. Por último, el Puerto debía acreditar que las actividades que se desarrollan en el ámbito disponen del correspondiente título habilitante (licencia o comunicación previa de Inicio de actividad o bien de autorización ambiental integrada). Por tanto, todas aquellas que no dispongan del mismo, deberían cesar de inmediato su actividad hasta su legalización.


Con estos antecedentes, en abril de 2020, se realizan nuevas mediciones, en pleno confinamiento, aprovechado la drástica reducción del tráfico y el cierre de la totalidad de las actividades económicas con motivo del estado de alarma. En total, se realizaron 20 mediciones, todas entre las 23.00 y 02.00 horas. El resultado fue que, del total de puntos evaluados, en el 67% de los casos la operativa del puerto en el muelle Norte supera los objetivos de calidad acústica establecidos por la ley.

Mediciones de los ruidos en el muelle de Ribera


En febrero de este año se realizó una nueva tanda de mediciones a las que ha tenido acceso DIARIO DE AVISOS. En ella, se constata que la actividad portuaria y las actividades que se desarrollan en el recinto portuario en la línea de atraque de la segunda alineación del muelle de Ribera, paralela a las superficies autorizadas por la Autoridad Portuaria a las empresas de transporte de pasajeros entre las 23.00 y las 07.00 horas, “incumplen la ley”.


Los técnicos, además, concluyen que al tratarse de infracciones graves, deben incoarse los expedientes sancionadores correspondientes.


La Autoridad Portuaria contestó a este informe aportando sus propias mediciones, en las que no se superaban los decibelios. Unas cifras que no fueron tenidas en cuenta por Servicios Públicos, al considerar que no se realizaron en periodos representativos de máxima actividad portuaria.

Patrimonio
Por otra parte, el alcalde José Manuel Bermúdez insistió ayer en que las administraciones propietarias de patrimonio en Santa Cruz deben invertir en su recuperación. Así, en relación al Castillo de Paso Alto, aclaró que no adjudicó la propiedad del mismo al Puerto, al ser preguntado por su recuperación, sino que apuntó que no es municipal y que debe ser su propietario, sea quién sea el que lo rehabilite.

TE RECOMENDAMOS