borrasca celia

La borrasca Celia deja medio millar de incidencias en Canarias

Los contratiempos han sido provocados por las fuertes rachas de viento que está dejando el paso de la borrasca Celia por el Archipiélago
Caída de un árbol en el Parque La Granja por la borrasca Celia
Caída de un árbol en el Parque La Granja por la borrasca Celia. | EUROPA PRESS

Canarias ha registrado durante las últimas 24 horas unas 500 incidencias que han sido motivadas, principalmente, por las fuertes rachas de viento que está dejando el paso de la borrasca Celia por el archipiélago.

Estas incidencias, según ha informado el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad del 112 de Canarias, se han localizado principalmente en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, así como en los municipios de Santa Cruz de Tenerife y La Laguna, en la isla de Tenerife.

Por otro lado, en el caso de la isla de Gran Canaria, desde el Servicio de Obras Públicas e Infraestructuras del Cabildo se ha procedido a cerrar varias carreteras en las últimas horas por el temporal de viento, agua nieve y hielo.

En concreto, se han cerrado al completo la GC-134, así como la GC-130 desde el punto kilométrico 0,000 hasta el 8,000 (Caldera de los Marteles), la GC-600 desde el pk 6,100 (cruce con GC-130) hasta el 2,300 (Cruce Camaretas), así como la carretera GC-606 (Carrizal Tejeda) por desprendimiento a la altura de Carrizal.

Asimismo, en la isla de Tenerife también se ha procedido al cierre al tráfico del acceso al Parque Nacional del Teide por la TF-38, a partir de Boca Tauce, debido a la presencia de agua nieve y hielo en la calzada, así como la TF-21 desde Boca Tauce a Granadilla y la TF-24 desde La Laguna a El Portillo.

La borrasca Celia sigue afectando a Canarias

La borrasca Celia pondrá en riesgo (aviso amarillo) o riesgo importante (aviso naranja) a diez comunidades autónomas, entre ellas Canarias, por fenómenos meteorológicos adversos de viento, oleaje o nevadas, según prevé la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que espera una jornada lluviosa en buena parte del país.

En general la jornada estará marcada por el viento fuerte o con intervalos de fuerte en Canarias, Baleares y en la fachada oriental de la Península, el este de la meseta Sur, el litoral gallego, Pirineos y Cantábrica oriental.

En Canarias se esperan nevadas en las cumbres mientras que en Andalucía las precipitaciones serán intensas. Las temperaturas aumentarán de forma notable en el norte de la Península e incluso esa subida será extraordinaria en la meseta norte.

En concreto, la AEMET avisa por riesgo importante por oleaje a Menorca y Gerona, donde se esperan olas de hasta 5 metros, así como a todas las islas del archipiélago canario, donde habrá mar combinada del norte o noroeste de 5 a 6 metros u ocasionalmente de 6 y 7 metros.

También prevé riesgo por fenómenos costeros pero de menor intensidad en la mitad sur de Gran Canaria y La Coruña, Tarragona, Barcelona, Mallorca, Ibiza, Formentera, Castellón, Valencia, Alicante y Murcia.

Los vientos con rachas de 70 a 90 kilómetros por hora afectarán con aviso amarillo a todas las islas de Canarias, así como en Ávila, Segovia, Huesca, Murcia, Lérida, Navarra, Guipuzcoa, Álava, Jaén y Almería.

Por su parte, Tenerife y la Palma también tendrán riesgo por nevadas, que pueden dejar unos dos centímetros de nieve en 24 horas a partir de 1.500 metros de altura.

En general este martes el tiempo seguirá condicionado por la presencia de la borrasca atlántica ‘Celia’ al suroeste del golfo de Cádiz y predominarán los cielos nubosos en todo el país. Las precipitaciones afectarán sobre todo a Andalucía y el oeste de la meseta Sur, donde podrían ir acompañadas de tormenta, así como en el norte de Canarias y el extremo noreste de Cataluña.

También lloverá con menos probabilidad y en forma más débil y dispersa en las zonas del centro y del norte. En general las precipitaciones serán menos abundantes y más dispersas que el día anterior.

Mientras, en el norte de la Península predominarán las nubes medias y altas e incluso se esperan cielos poco nubosos en Galicia y Asturias, salvo al final del día.

La AEMET pronostica que seguirá llegando polvo sahariano por lo que las precipitaciones en la Península y Baleares podrán ir acompañadas de barro y la visibilidad quedará reducida. Las nevadas afectarán a las montañas del sureste a partir de 1.600 o 2.000 metros y en Canarias a partir de 1.500 metros.

En cuanto a las temperaturas, señala que bajarán en Andalucía y aumentarán en el resto de la Península. La subida será notable en buena parte del norte peninsular, incluso extraordinaria en la meseta Norte. En los archipiélagos se esperan pocos cambios, aunque subirán las mínimas en Baleares. Las heladas quedarán limitadas a puntos altos de Pirineos, Sierra Nevada, Cantábrica occidental y Canarias.

Finalmente, los vientos soplarán fuertes y del sur en Pirineos y en la cornisa Cantábrica oriental. En el norte de Canarias soplarán intervalos de viento fuerte y de componente este llegarán a Baleares, la fachada oriental peninsular, al este de la meseta sur y al litoral de Galicia. En el resto predominarán los vientos del este, aunque serán de carácter variable en el Estrecho y Alborán y flojos en el oeste de Andalucía.

TE RECOMENDAMOS