la laguna

Cuatro áreas de carga y descarga para evitar el tráfico pesado en La Laguna

El Ayuntamiento activará la próxima semana, en puntos estratégicos del casco, plazas que ayuden a la actividad comercial ante las limitaciones del Plan de Protección del Conjunto Histórico
Los vehículos de gran tonelaje no pueden circular por las calles peatonales de La Laguna. DA

La Concejalía de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de La Laguna creará cuatro zonas de carga y descarga en puntos estratégicos del Casco Histórico. Estas áreas de reserva, que, según las previsiones, quedarán habilitadas a finales de la próxima semana (si las condiciones meteorológicas no provocan retrasos en los trabajos), responden a la necesidad de facilitar la actividad comercial en el centro de la ciudad.

El alcalde, Luis Yeray Gutiérrez, informó de que, con estos nuevos espacios, “se pretende ofrecer mayor comodidad a los proveedores con vehículos superiores a las 3,5 toneladas, ya que el Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico de La Laguna recoge que este tipo de transporte no puede circular por las calles peatonales”.

Debido a las limitaciones que conlleva esta restricción, el regidor local resalta que “se aumentarán las zonas de carga y descarga para este tipo de tráfico pesado en aquellos puntos del centro de la ciudad con mayor actividad comercial y que enlazan con itinerarios seguros y accesibles”.

De esta forma, Luis Yeray Gutiérrez afirma que “se facilitará el reparto de mercancía mientras se cumple con la regulación establecida por el Plan Especial, lo que derivará en un mayor cuidado del Casco Histórico, con el consiguiente ahorro económico para las arcas públicas al disminuir el deterioro, sobre todo, en el adoquinado; en una mejora de la convivencia, al reducirse las molestias a vecinos, vecinas y peatones; y en una mayor seguridad vial”.

Por su parte, el concejal de Seguridad Ciudadana, Alejandro Marrero, detalla que desde el área “se está procediendo a habilitar las cuatro nuevas zonas de carga y descarga: dos ubicadas en la calle Anchieta, una en Candilas y la cuarta en el entorno de la plaza del Adelantado”. Estos espacios se sumarán a los siete ya existentes en este ámbito, localizados en las vías Los Bolos, Manuel de Ossuna, 6 de Diciembre, El Juego, Consistorio y una más en Candilas, junto a la que se encuentra en la avenida Trinidad.

Una vez culminen los trabajos, “lograremos aumentar la oferta en el Casco Histórico de La Laguna, que pasará a disponer de más de 200 metros de reserva para dar las máximas facilidades a los proveedores e intentar minimizar las posibles molestias que conlleva la reordenación del tránsito en las calles peatonales”, destaca Alejandro Marrero.

El edil especifica que “ya se ha trasladado la información al sector, con el objetivo de que conozca de primera mano los detalles de la medida”, y en estos momentos se está procediendo a cambiar la señalización pertinente. La finalidad -añade- es “velar por el cumplimiento de las limitaciones establecidas en el Plan Especial que, a pesar de estar en vigor desde 2005, nunca se habían aplicado, dando una solución a los comercios”.

Cambios

De acuerdo a la ordenanza municipal, los vehículos con un tonelaje superior a las 3,5 toneladas no pueden circular por las vías peatonales del Casco Histórico. Esta restricción implicará la prohibición de aparcar de 08.00 a 16.00 en el tramo de la calle Candilas comprendido entre Manuel de Ossuna y La Higuera, periodo de tiempo durante el que quedarán habilitadas las nuevas zonas de carga y descarga en este punto y Anchieta.

Aquellos vehículos inferiores a las 3,5 toneladas y con autorización de carga y descarga sí podrán circular por estas vías de 09.00 a 11.00 horas. Sin embargo, deberán cumplir con una serie de requisitos para repartir y recoger mercancía. Entre las condiciones, destaca que solo podrán aparcar en estas zonas para viandantes durante un tiempo máximo de una hora, únicamente en el margen izquierdo de la vía, según sentido de la circulación, y separados de la fachada (con un margen de al menos un metro y respetando los accesos a todos los inmuebles y mobiliario urbano). Además, tendrán que permanecer con el motor apagado, evitando así la contaminación acústica y medioambiental.

TE RECOMENDAMOS