puerto de la cruz

El Consistorio portuense adaptará los usos existentes en siete zonas de la ciudad

El Pleno aprueba delegar la competencia en el órgano insular ambiental para ajustar la actividad actual y dar respuesta a las necesidades directas del comercio y la restauración

El Ayuntamiento del Puerto de la Cruz adaptará los usos existentes en siete zonas del municipio que no se especificaron con el fin de ajustar los usos del suelo a la actividad real y existente y dar respuesta a las necesidades directas del sector del comercio y la restauración.
Para ello, el Pleno aprobó ayer por unanimidad delegar la competencia en la Comisión Insular Ambiental para la modificación menor del Plan General de Ordenación (PGO) y también para una ordenanza provisional que permita el cambio de titularidad de dos parcelas públicas del hotel Taoro. En este caso, el objetivo es iniciar las obras lo antes posible y responder a la demanda no solo del propietario sino de todos los portuenses.
Los dos grupos de la oposición, PP y CC se abstuvieron inicialmente pero después cambiaron el sentido de su voto y votaron a favor. En concreto, el portavoz de los populares, Pedro González, justificó la decisión al tratarse de una delegación de competencias a otra administración “y no pensamos que eso sea perder competencias ni que el alcalde se vuelva invisible”. Además, “votamos a favor porque es la continuación del trabajo del mandato anterior. La pena es la paralización durante los años de pandemia”, añadió.
El alcalde, Marco González, subrayó el “gran trabajo técnico” que se realizó en el caso del hotel Taoro para encontrar el instrumento a través de la permuta, contemplado en la Ley del Suelo, y agilizar el proyecto.
También hubo unanimidad de toda la Corporación para condenar a través de una moción institucional la invasión de Ucrania por parte de Rusia y seguir trabajando en la misión humanitaria con los ciudadanos ucranianos que actualmente están en la ciudad.
Tras dos años de pandemia, la Corporación retomó ayer las sesiones presenciales solo con dos ausencias: la de la concejal de CC Sandra Rodríguez por motivos de salud, y la del edil del PP Ángel Montañés por cuestiones laborales.
Todo iba bien hasta que el concejal del PP Pedro González se refirió a la Asamblea Ciudadana Portuense (ACP) como Podemos y su portavoz, David Hernández, le pidió “que fuera riguroso” porque la ACP la conforman varios grupos políticos, entre ellos, Podemos.
También fue González quien pidió al grupo de gobierno y en concreto al alcalde al ser el responsable del área de Seguridad, que “le ponga remedio” a la falta de mantenimiento de vehículos policiales, puesto de manifiesto por el reciente accidente que tuvo una motocicleta que “no había pasado ningún tipo de revisión mecánica desde julio del año pasado”.
En un tono cordial, alejado de la ironía y la dureza de años anteriores, González preguntó si el grupo de gobierno ya tenía el segundo informe de riesgo del Parque San Francisco. La respuesta del concejal de Ciudad Sostenible, David Hernández, fue que sí, y que se había trasladado al Obispado y al área insular de Patrimonio “y va en la misma línea que el primero”.

TE RECOMENDAMOS