güímar

El Rosario acepta recibir los vertidos del Polígono de Güímar

Escolástico Gil se solidariza con “los tres alcaldes, que lo están pasando mal”, mientras las cubas iniciarían desde mañana el traslado de las aguas a la depuradora de La Campana

Aunque ayer ya habían cubas de aguas en la Edari (Estación Depuradora de Aguas Residuales Industriales) del Polígono Valle de Güímar, lo cierto es que no será hasta mañana cuando estas comiencen a llevarse las aguas y los fangos hasta la depuradora industrial de La Campana, en El Rosario, según el viceconsejero regional de Lucha Contra el Cambio Climático, Miguel Ángel Pérez.

Pérez firmará este viernes la resolución para autorizar los vertidos en un nuevo plan de etapas aprobado de manera urgente por los tres ayuntamientos (Candelaria, Güímar y Arafo) en plenos extraordinarios el lunes, un día antes que expirara la autorización para verter aguas pretratadas al mar, aunque ahora tendrán que hacerlo con un tratamiento biológico del que todavía carece la Edari. Ante esto último, el gerente del Consejo Insular de Aguas, Javier Dávara, indicó que “es cuestión de días” que la Edari pueda disponer del mismo.

El consejero y presidente del Consejo Insular de Aguas, Javier Rodríguez Medina, recordó que la contratación y pago de las cubas es “una medida transitoria y una responsabilidad municipal”. Asimismo, añadió que “nuestro trabajo consiste en terminar la Edari y no creo que un retraso de tres o cuatro semanas, en una obra que cuesta 7,5 millones de euros, sea significativo y más cuando este se debe a que no nos han llegado los materiales necesarios por la crisis global que estamos sufriendo”, subrayó.

El alcalde de El Rosario, Escolástico Gil, manifestó ayer que “El Rosario será solidario con los tres alcaldes del Valle que sufren ese problema, que yo tuve que asumir con 700.000 euros con cubas a la depuradora de Buenos Aires mientras construíamos la primera depuradora industrial en La Campana, con la oposición del gobierno del Cabildo”, recordó. Eso sí, Gil señaló que “para que esas cubas puedan verter en La Campana necesitamos firmar un convenio con los tres ayuntamientos, según nos advirtió el secretario municipal, y espero que pueda firmarse mañana”, expuso.

DIARIO DE AVISOS trató ayer de conocer la opinión de los tres regidores municipales de Candelaria, Arafo y Güímar, pero ninguno quiso hacer declaraciones.

Sí se puede y IU

Sí se puede e Izquierda Unida Canaria (IUC) muestran su indignación ante los retrasos en la construcción y puesta en funcionamiento de la Edari del Polígono Industrial de Güímar, que debía estar concluida en septiembre de 2020. Presentes en los ayuntamientos de Candelaria, Güímar y Arafo, los dos partidos señalan a los tres consistorios y al Consejo Insular de Aguas de Tenerife por su “incapacidad para asumir su responsabilidad” en poner fin a los vertidos de aguas residuales de origen industrial sin depurar al mar.

Este es el motivo por el que ambas organizaciones consideran que los plenos municipales correspondientes deben poner en conocimiento de la Fiscalía estos hechos, por si pudieran constituir un nuevo delito contra el medioambiente y otro de prevaricación, mientras Sí se puede e IUC están valorando la posibilidad de hacer otro tanto.

TE RECOMENDAMOS