baloncesto

El Lenovo Tenerife logra un triunfo coral ante el San Pablo Burgos (91-78)

Los de Vidorreta hacen valer su buena defensa y su capacidad para compartir el balón: solo dos de los jugadores del Lenovo Tenerife que compitieron hoy se quedaron sin anotar
lenovo-tenerife
El Lenovo Tenerife firmó un gran partido en Lituania BCL

El Lenovo Tenerife logró un nuevo triunfo en Liga Endesa, tras imponerse al Burgos por 91-78. El juego coral de los aurinegros les otorgó una nueva victoria ante un Burgos que no se rindió, protagonizando buenos momentos, sobre todo en el segundo tiempo, en el que Gamble capitalizó el juego de los suyos.

Buena salida del Lenovo Tenerife, con un primer parcial (5-0) logrado gracias a su gran circulación de balón. Los buenos porcentajes en el exterior (15-7) permitían al Canarias dominar el duelo ante un Burgos que, de la mano de Renfroe, intentaba entonarse poco a poco.

Díez, motivado, fue el primero que acercó a los suyos en el marcador, aprovechando que el Lenovo Tenerife no era agresivo en defensa. Con todo, los visitantes comenzaron a enseñar los dientes (23-20) para llegar al final de la primera manga con 25-20.

El acierto exterior del Lenovo Tenerife provocó un tiempo muerto de Paco Olmos al arranque de la segunda manga (36-27). Los locales anotaban con cierta facilidad, algo ante lo que los burgaleses se veían impotentes.

Un duelo más, la mejor virtud de los locales era su capacidad para jugar en equipo. Compartir el balón y anotar 11 de sus 21 lanzamientos de tres puntos permitían a los de Vidorreta marcharse al descanso con 49-42.

Regresó bien de los vestuarios el Burgos (49-48), pero supieron responder los locales con un parcial de 7-0 (56-48), pero los visitantes no iban a rendirse tan fácil.

El excanarista Gamble asumió responsabilidades debajo del aro, sus acciones permitieron al Burgos acercarse nuevamente (59-57). La igualdad, pese a dos triples de Sastre y Sulejmanovic, siguió hasta el final de la tercer manga (67-63).

El Lenovo Tenerife, en racha

Dos canastas fáciles de Burgos obligaron a un tiempo muerto del Lenovo Tenerife con 48 segundos jugados (67-67) antes de que los visitantes lograran adelantarse 67-69.

Una técnica al banquillo el Burgos y una canasta de Shermadini permitieron respirar a los insulares (73-69) antes de que Salin, desde el triple (76-69) provocara el delirio en las gradas y obligara a Paco Olmos a parar el compromiso cuando quedaba poco más de seis minutos para el final.

Mientras le duró la gasolina a Gamble el Burgos pudo competir, pero, anulado el interior, el Lenovo Tenerife volvió a ser el de las grandes ocasiones. El carácter en defensa de Doornekamp, unido a unos muy buenos minutos de Sastre acercaban a los locales a un nuevo triunfo.

El dominio total de los locales les permitió conquistar un nuevo triunfo (91-78) que los mantiene en la parte alta de la clasificación.

TE RECOMENDAMOS