borrasca celia

Cierran los accesos al Parque Nacional del Teide

La presencia de aguanieve y hielo en la calzada ha obligado al Cabildo de Tenerife a cortar las vías de acceso al Parque Nacional del Teide
Cierran los accesos al Parque Nacional del Teide
Cierran los accesos al Parque Nacional del Teide. | DA

El Cabildo de Tenerife ha anunciado que los accesos al Parque Nacional del Teide permanecen cerrados debido al paso de la borrasca Celia por el Archipiélago, que este martes continúa causando estragos en las Islas.

En concreto, las vías que están cortadas en estos momentos por la presencia de aguanieve y hielo en la calzada son la carretera TF-38, a partir de Boca Tauce; TF-24, por La Esperanza; TF-21, a través del municipio tinerfeño de Granadilla y pasando por Vilaflor; y, según el Área de Seguridad de La Orotava, también por la TF-21.

Las autoridades han pedido a la población tinerfeña extremar las precauciones y evitar el traslado al Parque Nacional del Teide para observar la nevada que, desde ayer, cae en las cumbres de la Isla.

Vientos de hasta 90 km/h en el Parque Nacional del Teide

La borrasca ‘Celia’ pondrá en riesgo (aviso amarillo) o riesgo importante (aviso naranja) a diez comunidades autónomas, entre ellas Canarias, por fenómenos meteorológicos adversos de viento, oleaje o nevadas, según prevé la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que espera una jornada lluviosa en buena parte del país.

En general la jornada estará marcada por el viento fuerte o con intervalos de fuerte en Canarias, Baleares y en la fachada oriental de la Península, el este de la meseta Sur, el litoral gallego, Pirineos y Cantábrica oriental.

En Canarias se esperan nevadas en las cumbres mientras que en Andalucía las precipitaciones serán intensas. Las temperaturas aumentarán de forma notable en el norte de la Península e incluso esa subida será extraordinaria en la meseta norte.

En concreto, la AEMET avisa por riesgo importante por oleaje a Menorca y Gerona, donde se esperan olas de hasta 5 metros, así como a todas las islas del archipiélago canario, donde habrá mar combinada del norte o noroeste de 5 a 6 metros u ocasionalmente de 6 y 7 metros.

También prevé riesgo por fenómenos costeros pero de menor intensidad en la mitad sur de Gran Canaria y La Coruña, Tarragona, Barcelona, Mallorca, Ibiza, Formentera, Castellón, Valencia, Alicante y Murcia.

Los vientos con rachas de 70 a 90 kilómetros por hora afectarán con aviso amarillo a todas las islas de Canarias, así como en Ávila, Segovia, Huesca, Murcia, Lérida, Navarra, Guipuzcoa, Álava, Jaén y Almería.

Por su parte, Tenerife y la Palma también tendrán riesgo por nevadas, que pueden dejar unos dos centímetros de nieve en 24 horas a partir de 1.500 metros de altura.

En general este martes el tiempo seguirá condicionado por la presencia de la borrasca atlántica ‘Celia’ al suroeste del golfo de Cádiz y predominarán los cielos nubosos en todo el país. Las precipitaciones afectarán sobre todo a Andalucía y el oeste de la meseta Sur, donde podrían ir acompañadas de tormenta, así como en el norte de Canarias y el extremo noreste de Cataluña.

También lloverá con menos probabilidad y en forma más débil y dispersa en las zonas del centro y del norte. En general las precipitaciones serán menos abundantes y más dispersas que el día anterior.

Mientras, en el norte de la Península predominarán las nubes medias y altas e incluso se esperan cielos poco nubosos en Galicia y Asturias, salvo al final del día.

La AEMET pronostica que seguirá llegando polvo sahariano por lo que las precipitaciones en la Península y Baleares podrán ir acompañadas de barro y la visibilidad quedará reducida. Las nevadas afectarán a las montañas del sureste a partir de 1.600 o 2.000 metros y en Canarias a partir de 1.500 metros.

En cuanto a las temperaturas, señala que bajarán en Andalucía y aumentarán en el resto de la Península. La subida será notable en buena parte del norte peninsular, incluso extraordinaria en la meseta Norte. En los archipiélagos se esperan pocos cambios, aunque subirán las mínimas en Baleares. Las heladas quedarán limitadas a puntos altos de Pirineos, Sierra Nevada, Cantábrica occidental y Canarias.

Finalmente, los vientos soplarán fuertes y del sur en Pirineos y en la cornisa Cantábrica oriental. En el norte de Canarias soplarán intervalos de viento fuerte y de componente este llegarán a Baleares, la fachada oriental peninsular, al este de la meseta sur y al litoral de Galicia. En el resto predominarán los vientos del este, aunque serán de carácter variable en el Estrecho y Alborán y flojos en el oeste de Andalucía.

TE RECOMENDAMOS