guerra en ucrania

Rusia lanza un misil hipersónico por primera vez en la guerra de Ucrania

El objetivo del ataque ha sido destruir un arsenal subterráneo en el suroeste del país
misil-hipersónico
Lanzamiento de un misil hipersónico Tsirkon desde una fragata de la Marina de Rusia. Foto de archivo

El Ministerio de Defensa ruso ha confirmado el uso de un misil hipersónico ‘Kinzhal’ por vez primera desde el comienzo de su invasión de Ucrania para destruir un arsenal ucraniano subterráneo en el suroeste del país.

El portavoz del Ministerio, Igor Konashenkov, ha confirmado el impacto del misil hipersónico en la población de Deliatin, en la región ucraniana de Ivano-Frankivsk, en el que también resultaron destruidas cajas de munición para aviones de combate, según comentarios recogidos por TASS.

Misil hipersónico ‘Kinzhal’

“El sistema de misiles aerobalísticos hipersónicos ‘Kinzhal’ ha destruido un gran almacén subterráneo que contenía misiles y municiones de aviación”, ha explicado el portavoz militar, sin dar más detalles.

El ataque ha sido confirmado por el portavoz del Comando de la Fuerza Aérea de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Yuri Ignat, quien ha explicado que ha dejado “daños y destrucción”, pero no ha podido verificar por el momento ni víctimas ni el tipo de misil empleado por Rusia, según declaraciones recogidas por ‘Pravda’.

“Desafortunadamente, Ucrania se ha convertido en un campo de pruebas para todo el arsenal de armas de misiles de Rusia. Usan misiles que vuelan 2.000 kilómetros, 5.500 kilómetros de alcance… son misiles de crucero y sistemas operativos y tácticos como el Iskander”, ha lamentado.

“Los rusos se han jactado de que han empleado el sistema Kinzhal, pero no hemos podido confirmarlo”, ha indicado antes de constatar que la propia localidad de Deliatin no ha sido alcanzada por el impacto.

Rusia ha utilizado previamente misiles de largo alcance para atacar objetivos en el oeste de Ucrania, no lejos de la frontera con Polonia, pero hasta ahora jamás había sido empleado este nuevo sistema de misiles aire-tierra, y parte de una serie de armas estratégicas avanzadas presentadas por el presidente ruso, Vladimir Putin, en 2018.

Asimismo, Konasenkov ha informado de que las Fuerzas Armadas rusas han destruido alrededor de 200 vehículos aéreos no tripulados y más de 1.400 tanques y otros vehículos blindados desde el comienzo de la invasión de Ucrania.

“En total, desde el comienzo de la operación militar especial”, ha declarado el portavoz usando la denominación oficial rusa para la invasión, “han sido destruidos 196 vehículos aéreos no tripulados ucranianos, 1.438 tanques y otros vehículos blindados de combate, 145 lanzacohetes de lanzamiento múltiple, 556 piezas de artillería de campaña y morteros, así como 1.237 unidades de vehículos militares especiales”.

TE RECOMENDAMOS