la palma

El Gobierno se abre a realizar cambios en las obras de la Costa del Valle de Aridane

Franquis anuncia, en una reunión con los vecinos del litoral del Valle, la creación de una comisión técnica para estudiar la viabilidad de las modificaciones en el trazado previsto
Reunión celebrada ayer en el Museo Arqueológico Benahoarita de Los Llanos, con representantes de las instituciones implicadas y colectivos vecinales | DA

No hubo sorpresas. La Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Canarias, como había dejado entrever el lunes mediante un comunicado, se abrió ayer a realizar cambios en el trazado de la carretera de la Costa del Valle de Aridane, en respuesta a las peticiones de los vecinos que aseguran sentirse afectados por dichos trabajos, y que llegaron a amenazar, incluso, con encadenarse para que no se ejecutaran las obras. El compromiso, según manifestó el titular del Área regional, Sebastián Franquis, tras la reunión que mantuvo con los residentes en el litoral, busca en todo momento construir una vía que “beneficia a toda la Isla”.

Con el objetivo de cristalizar esas modificaciones, y, especialmente, estudiar su viabilidad, el socialista indicó que se creará una comisión técnica destinada a tal fin, en la que estarán presentes las administraciones implicadas (Ejecutivo central, autonómico, Cabildo y ayuntamientos de Los Llanos, El Paso y Tazacorte), al igual que plataformas y colectivos de afectados. “Vamos a intentar que todos hablemos con la misma información técnica”, dijo el consejero, en referencia a las demandas de los vecinos, que se quejaban de no haber podido tener voz en la reunión entre instituciones celebrada el Lunes Santo para consensuar un nuevo recorrido para la vía.

Y es que inicialmente estaba prevista la expropiación de viviendas que no habían sido totalmente dañadas por el volcán de Cumbre Vieja. Luego, tras la negativa ciudadana a la actuación en dichos términos, tuvo lugar el encuentro de las administraciones, en el que se alcanzó un acuerdo para que el trazado cambiara y únicamente afectara a 3,2 hectáreas de terreno agrícola, algo, sin embargo, que los residentes niegan. Sostienen que, directa o indirectamente, sus hogares y fincas se verán perjudicados en el supuesto de que se realicen las obras tal y como están concebidas actualmente. De ahí que el Gobierno autonómico decidiera clarificar en el día de ayer el proyecto, que, cabe destacar, financia el Ministerio de Agenda Urbana y está calificado como obra de emergencia, a fin de agilizar su tramitación.

ACCESO A PUERTO NAOS

En lo referente a los intentos por volver a la normalidad en la Isla, el Cabildo dio a conocer ayer que ha coordinado el acceso controlado de vecinos al barrio aridanense de Puerto Naos, “tanto a sus viviendas como establecimientos, acompañados por el Grupo TEDAX-NRBQ del Cuerpo Nacional de Policía”. En este sentido, la consejera insular de Seguridad y Emergencias, Nieves Rosa Arroyo, detalló que se llevaron a cabo 17 acompañamientos, permitiendo ir a sus casas y negocios a un total de 27 personas.

Los trayectos autorizados a la zona, cerrada aún por la presencia de gases, se realiza por un tiempo máximo de 45 minutos, previo análisis del aire.

TE RECOMENDAMOS