ecoactualidad

Loro Parque Fundación colabora en un proyecto de monitorización del delfín jorobado del Atlántico

Se trata de una especie que habita en la zona costera de varios países de África Occidental, como Camerún o Senegal
Loro Parque Fundación colabora en un proyecto de monitorización del delfín jorobado del Atlántico
Loro Parque Fundación colabora en un proyecto de monitorización del delfín jorobado del Atlántico

El delfín jorobado del Atlántico es una especie de cetáceo que habita en la zona costera de varios países de África Occidental, como Camerún o Senegal. Esta está críticamente amenazada, de hecho, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), estos animales se encuentran al borde de la extinción. Se estima que quedan alrededor de 3.000 ejemplares. Su población se ha ido reduciendo drásticamente, en parte debido a que al habitar en aguas cercanas a la costa, suelen ser capturados accidentalmente en redes de pesca, donde mueren por asfixia.

Loro Parque Fundación financia un proyecto con la finalidad de evaluar la situación actual de estos animales. Este consiste en la colocación de hidrófonos en zonas donde transiten los delfines para detectar los sonidos que emitan. El director de la Fundación, Javier Almunia, reconoce que la dificultad principal está en diferenciar los sonidos de esta especie con los del delfín común. Este aspecto es fundamental para recabar información sobre la cantidad de ejemplares y su localización.

Otra línea de trabajo que desarrolla la Fundación es la labor de concienciación con la población local, ya que los habitantes de estas áreas desconocen la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran estos animales. Los delfines son vistos como un recurso alimenticio más, de especial interés para los lugareños por su gran valor proteico. Por lo tanto, es importante dotar de incentivos a los pescadores para que se abstengan de capturar a estos cetáceos

Actualmente, se han establecido dos hidrófonos en zonas de tránsito de delfines jorobados. Sin embargo, la idea es incrementar este número una vez se haya logrado discriminar los sonidos emitidos por esta especie de los producidos por delfines comunes. Con el objetivo de colocar hidrófonos en más países de la zona, se está formando a técnicos locales para que aprendan a implantar más unidades. “Ahora se está enseñando a técnicos cameruneses para replicar este proyecto en otros países de la costa atlántica africana”, apunta Almunia.

TE RECOMENDAMOS