granadilla de abona

Paola esquiva por cuarta vez el desalojo de su vivienda en San Isidro

La última orden de desahucio estaba firmada para ayer, pero sin que se comunicaran los motivos, la jueza determinó la suspensión, sin que se conozca aún una nueva fecha
desalojo de su vivienda en San Isidro
Paola Parrales, sentada en la escalera del piso que tiene alquilado hace ocho años y del que esquivó por cuarta vez el desalojo de su vivienda en San Isidro San Isidro / FRAN PALLERO

Ni en julio ni en septiembre ni el pasado día 4 ni ayer, Paola Parrales se mantiene en su vivienda del edificio Las Acacias, en San Isidro, después de que el Juzgado Número 1 de Granadilla decidiera un día antes no ejecutar el desahucio previsto para ayer a las nueve de la mañana, fecha señalada tras desestimarse el mismo hasta en tres ocasiones, la última el pasado día 4 cuando la joven madre y su hijo de 12 años se atrincheró, junto a una docena de vecinos, ante la posibilidad de que la Guardia Civil, con orden judicial, derribara su puerta.

Tras una hora de tensa espera, la comitiva judicial y los agentes de la Guardia Civil -hasta seis patrullas- no ejecutaron el desahucio del piso que Paola tiene alquilado desde hace ocho años y por el que paga a una cuenta del Juzgado 225 euros mensuales, algo similar a lo que sucede con medio centenar de inquilinos de un edificio de 66 viviendas.

Paola sigue inmersa en la incertidumbre, pues ayer comentaba, al igual que su abogada, desconocer los motivos de la suspensión del desahucio y la nueva fecha del lanzamiento, aunque desde la asociación de vecinos Arguayoda-Las Acacias se especula con la aplicación de la moratoria antidesahucios que está en vigor hasta septiembre.

TE RECOMENDAMOS