crisis migratoria

EE. UU. se hace eco de los obstáculos que sufrió la prensa en el puerto de Arguineguín

El Departamento de Estado indicó que en 2021 hubo "informaciones múltiples" de casos de responsables gubernamentales y de políticos "acosando" a determinados medios
Varios inmigrantes hacen cola en el puerto de Arguineguín, en Gran Canaria. EP
Varios inmigrantes hacen cola en el puerto de Arguineguín, en Gran Canaria. EP

El Departamento de Estado de Estados Unidos se ha hecho eco en su informe anual sobre derechos humanos correspondiente a 2021, publicado esta semana, de las quejas de Reporteros Sin Fronteras (RFS) y de la ONG Rights International por las restricciones que el Gobierno español puso a los periodistas para cubrir la llegada de inmigrantes a Canarias.

“Los periodistas gráficos que cubren la ruta canaria se enfrentan a obstáculos por parte de las autoridades locales y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que dificultan su trabajo y hacen casi imposible retratar cómo, dónde y en qué estado llegan los pasajeros”, denunció en su momento RSF, que incluyó en su informe varios episodios ocurridos en el puerto de Arguineguín y testimonios de dos premios Pulitzer, Javier Bauluz y Emilio Morenatti.

El Departamento de Estado de EEUU menciona que, tanto en la cobertura de la llegada de pateras a Canarias como en el seguimiento de la pandemia de covid-19, hay quejas de que España obstaculizó el trabajo de la prensa “específicamente limitando la capacidad de los fotógrafos a ciertos lugares”.

Política en el puerto de Arguineguín

Su informe también recoge las denuncias formuladas contra los partidos políticos españoles Vox y Podemos por su actitud hacia los medios de comunicación.

El documento menciona “la preocupación” expresada por RSF ante “la polarización creciente y la falta de transparencia” en España, que han erosionado la confianza de los ciudadanos en los periodistas y han alentado “la retórica” contra los medios de comunicación.

El Departamento de Estado indicó que en 2021 hubo “informaciones múltiples” de casos de responsables gubernamentales y de políticos “acosando” a determinados medios de comunicación y periodistas.

“RSF y otros grupos de derechos expresaron su inquietud porque el partido opositor Vox buscó estigmatizar a periodistas a través del acoso virtual y la prohibición a medios de comunicación de la cobertura de sus eventos, notablemente sus mítines de campaña, antes de las elecciones autonómicas en Madrid el 4 de mayo”, dice el texto.

El documento de la cartera de Exteriores de EE.UU. recogió las alegaciones de grupos de derechos humanos que sostienen que “la retórica antimedios de los políticos de Vox incitó a veces a la violencia contra periodistas” por parte de sus partidarios, y especialmente en protestas.

El Departamento de Estado también señala en el informe a Podemos, socio del Gobierno de coalición español, por las acusaciones de asociaciones de la prensa y políticos de que el liderazgo de esta formación ha hostigado “verbalmente” a periodistas y medios en el puerto de Arguineguín.

En concreto, el documento recuerda unas palabras en febrero de 2021 del entonces vicepresidente segundo del Ejecutivo español y líder de Podemos, Pablo Iglesias, en el Congreso de los Diputados donde acusó a los medios de ser un “arma del poder empresarial”.

Dos meses más tarde, en abril, asociaciones de la prensa denunciaron un vídeo de campaña de Podemos por haber empleado imágenes de periodistas con “propósitos de intimidación” y como “un ataque contra el libre ejercicio del periodismo”, remarcó el Departamento de Estado.

Asimismo, el documento subraya que en septiembre de 2021 asociaciones periodísticas denunciaron que en varias ocasiones políticos del Congreso español seleccionaron qué preguntas de reporteros aceptaban, lo que consideraron como “un obstáculo intolerable para la libertad de expresión” ocurrida en el puerto de Arguineguín.

TE RECOMENDAMOS